El reto era conocer el comportamiento de ambas hinchadas en una nueva versión del Clásico del Pacífico. Luego de un comienzo un poco tenso, al final primó la cordura.
Publicado el 30.06.2015
Comparte:

La semifinal de Copa América entre Chile y Perú se comenzó a vivir desde muy temprano. Los casi mil hinchas peruanos que llegaron al Estadio Nacional se distribuyeron en distintos sectores. Un grupo menor quedó ubicado en medio de la barra “La Marea Roja” en la galería norte, lo que generó un foco de tensión durante algunos minutos antes de que comenzara el partido.

En medio de este ambiente, la hinchada chilena se preparaba para vivir un partido tenso, con mucho nerviosismo por lo que sucedía en la cancha. Pese a jugar con un hombre más durante 70 minutos, la selección chilena no lograba superar a un ordenado equipo peruano que mostró sus argumentos de por qué había llegado a esa instancia del torneo sudamericano de selecciones.

Al final el golazo de Eduardo Vargas a los 64 minutos de juego, desató la euforia de los 45 mil chilenos que vivieron un momento histórico. Chile, después de largos 28 años, por fin disputará una nueva final de Copa América. Y ellos fueron testigos de la hazaña.

FOTO: CARLOS QUEZADA/AGENCIAUNO

VIDEO: EL LÍBERO