De vuelta en Chile, el “Rey del metro cuadrado” analiza a fondo el presente de La Roja. Y de paso, realiza sus descargos luego de ser desvinculado como agregado de prensa en España: “El 99% de las personas me dijo, te cagaron”.
Publicado el 04.09.2015
Comparte:

 

A Carlos Caszely no le gustan los preámbulos en las entrevistas, “hay que darle nomás”, dice con soltura, “yo no me preparo para pensar las respuestas”. Fue así como, tras unas declaraciones suyas al diario El Mundo donde criticó al movimiento español Podemos y su vinculación con el Gobierno de Venezuela,  fue desvinculado como agregado de prensa y delegado de deportes de Chile en España. “El 99% de las personas me dijo, te cagaron”, declara ya en Santiago a tres semanas de haber regresado desde Madrid.

Caszely recibió a “El Líbero” en medio de este proceso de “desembarque” luego de haber vivido un año en España, junto a su esposa. “Antes de partir vendí todas mis cosas, así es que estoy de allegado en la casa de una de mis hijas”, confiesa.

El “rey del metro cuadrado” –apodo acuñado por su destreza con sus piernas en el área chica- reconoce que le costó alejarse de sus cuatro hijos y cinco nietos. Pero en España el periodista se reencontró con parte de su pasado en el fútbol, cuando jugaba por el Levante y el Español en la década de los 70’. Fue así como lo invitaron a comentar los partidos de Chile en la Copa América para el canal local de la cadena Plus.

Chile vs Argentina– ¿Qué sensación tuviste cuando Alexis Sánchez se dispuso a patear el último penal frente a Argentina?

– Cuando Alexis se para frente a la pelota, no respiré durante todo ese tiempo que se demoró. Y cuando hace el gol, me paré de la silla y lloré, reconozco que lloré. Y lo hice por el sufrimiento de haber participado tantas veces en la Copa América y haber fracasado.

– ¿Te dio rabia no estar en el Estadio Nacional en ese momento?

– Físicamente no estaba, pero en realidad sí lo estaba. Porque mi hijo y mi nieto gritaron el gol por mí en el estadio.

Como se acostumbra en España, Caszely nos cita para esta entrevista en una cafetería a las once de la mañana. “En Madrid, a esta hora todos paran para tomarse un café”, señala. Ese último viernes de agosto, a una semana para el partido amistoso de Chile frente a Paraguay y antes de saber que Arturo Vidal sería protagonista de otra confusa situación de una supuesta indisciplina aún no aclarada, declara que apoyó la actitud de Jorge Sampaoli de perdonar al jugador en medio de la Copa América: “normalmente a las grandes figuras siempre se les perdona algunas cositas. Porque si hubiese sido un reserva, lo más probable es que lo hubiese sacado del torneo”.

– Entonces dices que estuvo bien haberlo mantenido.

– Sí, porque fue campeón de América. El ganar ese título, le dio toda la razón a Sampaoli. Estuvo bien como manejó la situación.

Conferencia de prensa de Arturo VidalCaszely se detiene en este tema y recuerda otro incidente de Arturo Vidal, bajo el mando de Claudio Borghi: “Cuando el Bichi saca a Vidal de la Selección, todo el mundo le encontró la razón. Sin embargo, cuando le fue mal, después tuvo toda la prensa en contra por haberlo sacado. Lo que ocurrió en la última Copa América es justamente al revés. Al principio toda la prensa se tiró en contra de Sampaoli. Y qué hizo él, mantuvo al jugador y fueron campeones de América, y todos después estuvieron a favor del entrenador. Es el típico acomodo que tenemos en Chile. Porque si no es campeón de América, a Sampaoli lo hacen tira. Es el clásico doble estándar de este país, no nos engañemos”.

– A propósito de la Copa América, ¿qué te parece que la Presidenta Bachelet se haya involucrado tanto con la Selección?

SELFIE BACHELET EN EL CAMARIN– Depende del cristal con que se mire. Todo lo que haga la Presidenta la derecha lo va a encontrar malo y todo lo que haga Piñera, por ejemplo, la Nueva Mayoría lo va a encontrar malo. Que vayan a Juan Pinto Durán o al Estadio Nacional y que se saquen fotos, lo encuentro el descueve. Cualquiera que sea el Presidente, me da lo mismo. Qué tiene de malo, cuando todo el mundo lo hace.

Los refuerzos “extranjeros” de Sampaoli: “Mientras tengan sangre chilena, me parece bien”

Primero fue el chileno-sueco Miiko Albornoz, quien fue convocado para el Mundial de Brasil y jugó unos minutos en la Copa América de julio pasado. Y luego del torneo continental, Jorge Sampaoli ha intentado convencer al chileno-suizo Francisco Rodríguez (en la foto de abajo) y a los argentinos de abuelos chilenos Leonardo Ulloa y Mauro Zárate, para que formen parte de la Selección Chilena.

El debate en el medio futbolístico está encendido y en esta materia, Caszely tiene una opinión muy clara: “Sampaoli está buscando a los mejores chilenos que hay por el mundo para mejorar al equipo. Así de simple. Yo siempre he pregonado que me gustaría un mundo libre de fronteras, entonces no puedo contradecirme diciendo que porque son de afuera no pueden jugar en la Selección”.

FRANCISCO RODRIGUEZ– ¿Es válido entonces que busque jugadores que no tengan ningún arraigo en el país?

– Mi opinión es que el DT de la Selección es un tipo abierto, que está pensando en que todo jugador que pueda ser un aporte para la Selección, pueda venir. Y lo encuentro fantástico. Mientras tenga sangre chilena, me parece bien.

– Hablando de refuerzos, en un grupo tan compacto como es la Selección Chilena ¿qué otro jugador podría destacarse en el proceso clasificatorio que está a punto de comenzar?

-Creo que Ángelo Henríquez va a ser el próximo centro delantero de la Selección Chilena. Ahí yo voy veo un recambio. También me gusta mucho el volante de Colo Colo Esteban Pavez, que juega muy parecido a Vidal. Creo que va a durar poco tiempo más en Chile, porque es un jugadorazo.

Chile vs Argentina– ¿Hoy es oportuno hablar de recambio?

-Yo creo que Sampaoli en algunos puestos está pensando en el recambio, pero por otro lado pienso que para qué va a hacer tantos cambios si está ganando, si fue campeón de América. Creo que en estos dos años de clasificatorias para llegar al Mundial de Rusia, van a haber cambios obligados, porque algunos jugadores no van a llegar por edad. Pero si hoy tienes una máquina que está funcionando bien, para qué vas a cambiar. En los partidos amistosos, el técnico va a ir viendo qué es lo más conveniente, qué jugador le sirve más. Pero hoy en día tiene una base sólida para seguir manteniendo el nivel de este grupo, que es la mejor generación de la historia del fútbol chileno.

“Si no estás respaldado por un partido político, no puedes hacer nada”

Al día siguiente que Chile ganara la Copa América, Carlos Caszely cumplió 65 años. Sin embargo, pese a que cotiza desde que comenzaron a funcionar las AFPs, saca la cuenta que si jubila ahora recibiría entre 300 y 400 mil pesos. Se ríe al reconocer que su señora jubiló con 200 mil pesos, “así es que debo seguir trabajando”.

– ¿Por qué decidiste aceptar el cargo de agregado de prensa de la embajada de España en Chile?

-Dije tres veces que no, pero me interesó finalmente cuando me ofrecieron además ser el encargado de deportes. El objetivo era conocer y aprender cómo España había evolucionado en materia deportiva. Esa fue la misión que me encomendó la Presidenta Bachelet. Gestionar proyectos con empresas privadas para mejorar el deporte de nuestro país, pensando los Juegos Panamericanos de 2023.

– ¿Y dio algún resultado el trabajo?

– Firmamos un convenio de cooperación, el problema es que nunca recibí un feed-back por parte de las autoridades en Santiago. Me decían que los plazos eran muy largos y que el Gobierno sólo duraba cuatro años. Pero cuando tú gestionas un proyecto de Estado, hay que mirar a largo plazo. Yo decía que no importaba que no termináramos en cuatro años, que no importaba que partiéramos hoy con Bachelet y finalizáramos el 2023 con otro presidente. En políticas deportivas, como en cualquier otro ámbito, en cuatros años no haces nada. Además, uno de los grandes problemas de este país, es que si no estás respaldado por un partido político no puedes hacer nada. Y yo no tengo el respaldo de ningún partido político, pero sí tengo el respaldo de la gente, que para mí es más importante.

“No me gusta ser diplomático porque no tengo filtro”

El 9 de abril pasado y mientras era agregado de prensa de Chile en España, Carlos Caszely declaró en una entrevista al diario El Mundo la siguiente frase: “No me parece bien que Podemos (el movimiento político) hable de libertad y reciba bajo mesa dinero del gobierno de Maduro”.

CASZELY CON HERALDO MUÑOZDe inmediato el Ministerio de Relaciones Exteriores anunció a través de un comunicado el término del contrato del ex futbolista, ya que contravino un instructivo de la Cancillería que señalaba que los funcionarios diplomáticos no podían referirse públicamente a la política interna de Chile ni a la del país donde se desempeñaban. Caszely hoy se defiende: Nunca se me puso en la mente que la había embarrado con esas declaraciones. Si yo no hablé ni de España ni de Chile. Y tampoco me referí a un partido político, sino que a un movimiento. Hasta el día de hoy el 99% de las personas me dice, te cagaron”.

– Más allá del comunicado ¿te dieron una explicación?

– Ya en Chile después de unas semanas me llama el Canciller Heraldo Muñoz y me dice que yo salí de la Embajada por ese motivo. Y yo le digo que es raro y que son demasiado quisquillosos. Él me dijo que yo estaba equivocado y yo le dije que no. Pero él es el jefe, él manda.

– ¿No quisiste pedir apoyo de algún partido político?

– Imagínate que a Michelle Bachelet la he visto tres veces: cuando me pidió que la apoyara, cuando ganó las elecciones y después cuando fue a España, cuando estaba cumpliendo mi trabajo como periodista. Fueron las tres veces que he estado con ella. Es que yo no tengo ningún pituto político, no tengo carrera diplomática. Primero porque no soy diplomático, segundo porque no me gusta ser diplomático y tercero, porque no tengo filtro.

– ¿Trabajarías de nuevo en este gobierno?

-Lo único que te puedo decir es que si el día de mañana, cualquier persona me llama para que le comparta mis conocimientos, lo voy a hacer. A mí lo que me interesa es transmitir lo que sé y aprendí en España para poder cambiar la mentalidad de Chile en cuanto al deporte. Me da lo mismo, podría trabajar en cualquier gobierno, sea de izquierda o de derecha, eso sí, menos en una dictadura.