En una entrevista exclusiva con “El Líbero”, Arturo Vidal recuerda el Mundial, reafirma que Chile es capaz de ganar la Copa América y confiesa que algún día volverá al Monumental. Y que a pesar de estar distanciados, define a Claudio Borghi como un padre.
Publicado el 10.09.2014
Comparte:

 

Intensos han sido los últimos meses para Arturo Vidal: el bicampeonato con la Juventus, la operación de la rodilla derecha, la rápida recuperación, el Mundial, su frustrado traspaso al Manchester United y el inicio de temporada en el Calcio. En medio de todo, el volante de la Roja se confiesa con “El Líbero”.

– Con el tiempo, ¿cómo evalúas tu experiencia en el Mundial?

– Fue la mejor experiencia de mi vida. No pude estar al 100%, pero lo disfruté al máximo. Son muchas cosas que se viven ahí y que no se viven en cualquier parte.

– ¿Cómo recuerdas el palo de Pinilla frente a Brasil?

– Como una pena, porque estaba ahí nuestro paso a la siguiente fase. Hubiese sido lindo que hubiese entrado. Dije muchos garabatos, que no se pueden reproducir.

– Y del ambiente que se vivió en el Mundial ¿Cuál es el mejor recuerdo?

– Cuando cantábamos el himno nacional. Vivir esa experiencia en un Mundial es muy diferente, porque estás fuera de tu país. Cuando empezábamos a cantar, sentíamos que estábamos en Chile, con todo el país y no sólo con las 60 mil personas que estaban en el estadio. Se sentía increíble. Es muy difícil explicar lo que sentíamos. Llegábamos a sudar de alegría con el grito de la gente.

– ¿Este equipo es capaz de ganar la Copa América?

– La Copa América la veo bien cerca, creo que nuestro primer objetivo debe ser quedarse con esa Copa, porque ya es tiempo de ganar algo importante. Tenemos el equipo y tenemos la confianza que así va a ser.

Vidal sueña en grande, como ganar una Champions League, o alguna vez un Mundial. Pero su anhelo más íntimo tiene que ver con sus orígenes: “mi gran sueño es volver a Colo Colo, ojalá algún día se dé”. Su otra pasión es la hípica, en un deporte donde también quiere triunfar en todo: “Ganar con mis caballos los clásicos importantes, como El Ensayo, el Saint Laeger y el Derby. Para eso estoy trabajando”.

Vidal por dentro

Antes de viajar a Italia y comenzar su octava temporada en el fútbol europeo, el volante de la Juventus se dio tiempo para revelar su lado más íntimo. “Extraño mucho a mi familia que se queda acá y también a mis amistades. Siempre hemos estado juntos, soy muy apegado a todos mis amigos. Lo que más echo de menos es el barrio donde vivía, pero también extraño a mis caballos”.

– Con tanto acoso periodístico ¿Cuándo te sientes realmente libre?

– Cuando estoy dentro de mi casa, con mis hijos. Esos son los momentos en que me siento más libre.

– Si no hubieses sido futbolista, ¿a qué te hubieses dedicado?

– Uff, es muy difícil pensarlo. Estudiar era muy difícil, porque nunca fui muy bueno, no sé qué hubiese hecho.

– ¿Hay algo ahora que te gustaría estudiar o aprender?

– No, por ahora nada. No lo tengo muy claro. En algún momento estudiaré. Quizás algo relacionado con la hípica, que es el tema que me relaja.

– ¿Cuál es tu sueño de vida?

– Que mis hijos vivan tranquilos, que tengan su profesión, ese es el sueño que tengo.

– ¿Te interesa la política? ¿Has votado alguna vez?

– No he votado nunca, no me llama la atención.

– ¿Te molesta que se acerquen los políticos en los momentos de éxito de los futbolistas?

– No, para nada. Está bien lo que ellos hacen. Si les gusta el fútbol y si se acercan para hacer cosas buenas por la gente, es todo aceptable.

Una palabra para…

Colo Colo: Amor; Universidad de Chile: Rival; Juventus: Pasión; Bayer Leverkusen: Cariño; Borghi: Padre; Sampaoli: Extraordinario entrenador; Bielsa: Concentración; Alexis: Extraordinario jugador; Gary: Un perro dentro de la cancha; Bravo: Excelente capitán; Elías Figueroa: El mejor central de Chile; Nicolás Massú: Garra; Marcelo Salas: Extraordinario goleador; Iván Zamorano: El mejor capitán.