Tras el título obtenido el fin de semana, el volante ya suma ocho coronas en Europa. En Alemania el “Rey Arturo” a los 28 años de edad encontró su madurez futbolística.
Publicado el 08.05.2016
Comparte:

 

El 7 de mayo de 2014, hace casi dos años, Arturo Vidal fue operado del menisco externo de su rodilla derecha. Un mes más tarde Jorge Sampaoli lo incluyó en los últimos minutos del partido de despedida de la selección chilena, antes de viajar al Mundial de Brasil. Vidal no quiso perderse la Copa del Mundo, pero el riesgo que tomó él y su entrenador, fue muy alto. “Se saltaron muchos plazos en la rehabilitación y pudo influir en que se haya demorado en retomar la sintonía fina en su juego. Pero diría que desde el punto de vista médico, está absolutamente recuperado”. Así analiza el traumatólogo y especialista en rodillas, Alejandro Orizola, el proceso por el que tuvo que pasar el ahora volante de Bayern Munich. “Creo que su recuperación es uno de los muchos factores que pueden influir en esta alza en el juego que ha tenido Arturo”, enfatiza el doctor Orizola, quien además es experto en medicina del deporte.

“Fue una lesión tan grave, tan complicada, que le costó”, recuerda Patricio Yáñez. “Hubo partidos después del Mundial que lo veías y te dabas cuenta que le costaba girar con toda la velocidad que estaba acostumbrado. Pero en el aspecto físico, Vidal es un superdotado y creo que esa fue la razón por la cual ya lo vemos completamente recuperado”, agrega el ex seleccionado nacional  y comentarista de la Radio Agricultura y del Canal del Fútbol .

VIDAL CONTRA JUVEEl don de la ubicación

Son muchas las virtudes futbolísticas que se pueden apreciar con claridad en el juego de Arturo Vidal, que lo convierten en un jugador diferente. Patricio Yáñez distingue “el don de la ubicación”, como uno de los factores principales: “Dependiendo de los movimientos de sus compañeros, él sabe ubicarse, tiene una clara lectura de cuándo debe salir a presionar y de cuándo debe retroceder. Pareciera que tiene ojos por todos lados y que sabe muy bien todo lo que sucede en la cancha”.

Otra de las variables para analizar el momento de Arturo Vidal, es el cambio de equipo, de la Juventus al Bayern Munich. El doctor Orizola se detiene en este factor: “llegar a un equipo nuevo significa incorporarse a una dinámica de juego, lo cual toma tiempo. Pero los superdotados como es el caso de Vidal, se demoran mucho menos”.

“En la Juventus, Vidal tenía un desorden ordenado”, señala Pato Yáñez. “Él salía de su posición para ser un eventual puntero derecho, y de pronto lo veías por el sector izquierdo. Es decir, tenía un mayor protagonismo. Ahora es un jugador mucho más de equipo, mucho más táctico, que a lo mejor no luce demasiado”.

Patricio Yáñez cree que Arturo Vidal, en su regreso al fútbol alemán, ha encontrado la madurez. “Me gusta más en el Bayern Munich, pese a tener menor protagonismo. Acá es un engranaje, dentro de un reloj que es de primera línea”.