Colo Colo puede y debe enmendar el rumbo. Lo necesita su hinchada y el fútbol chileno. por algo es el rey de copas de nuestro país.
Publicado el 23.05.2018
Comparte:

El triunfo de Unión Española ante Colo Colo en el Estadio Santa Laura fue, sin dudas, el partido de la fecha 14°. Los primeros 45’ fueron parejos y la diferencia solo estuvo en el gol de Rivero a los 18’. Y a los 15’ del segundo tiempo, gol de Esteban Paredes (N° 203) con remate de fuera del área. El cacique ganaba cómodamente a los hispanos 2-0.

Algo pasó después del tanto de Paredes que, en una remontada épica espectacular, y usando un término muy actual, “desnudó” a un Colo Colo sin cuerpo, sin alma y sin ropa y, lo peor, sin ganas de luchar y lo venció 3-2. Los albos tenían el pleito totalmente controlado hasta los 66’, en que Tobías Figueroa -la figura indiscutida del encuentro-, con un certero cabezazo, vence la resistencia del portero Agustín Orión, que hace rato ya está jugando menos que regular. Si bien no fue culpable directo de los goles rojos, no hizo mucho para impedirlos. Se vio falto de reflejos y de ubicación bajo los “tubos”.

Unión Española, con el 1-2 en contra, “olfateó” que el cacique estaba más para defender el resultado que por ir en busca del tercer gol. Y eso fue fatal para los albos. A los 79’ el mismo Figueroa, consigue la igualdad, y en el 88’, el recién ingresado Israel Poblete, anota el tanto de la victoria. Colo Colo no tuvo la “garra”, la reserva anímica, ni la convicción para cambiar su destino. Los últimos siete minutos dicen mucho: los albos cometieron siete infracciones y los rojos solo dos. Lo lógico hubiera sido al revés porque, para que no te conviertan hay que “friccionar” en la media cancha, y eso hicieron los albos. Como que, al parecer, no querían un cuarto gol de la Unión.

Colo Colo puede y debe enmendar el rumbo. Lo necesita su hinchada y el fútbol chileno, por algo es el rey de copas de nuestro país.

Universidad de Chile (1) “naufragó” (término en alusión al mes de mayo) ante Palestino (2) sin apelaciones, en un encuentro que todo pasó en solo 20’. Guerra anota a los 10’, con fuerte remate de primera para los azules y los tricolores igualan a los 26’ por intermedio de Matías Campos López, con golpe de cabeza. El partido “flotaba” en aguas tranquilas hasta que, a los 30’, el mismo Campos López conecta cerca del arco y coloca el 1-2 definitivo. Quedaba mucho por “navegar”, pero ambos equipos lo hicieron sin rumbo, incluso Palestino estuvo más cerca de aumentar la cifra. Los “chunchos” desperdiciaron una vez más la posibilidad de acercarse a los punteros.

En la “U” es urgente definir el tema de su técnico o del cuerpo técnico. Anoche fue derrotada en casa por Vasco de Gama 0-2, y quedó eliminado de la copa Sud Americana (si perdía 0-1, pasaba a la otra ronda). Hace poco quedó fuera de la Libertadores, y si no definen rápido el tema del técnico, quedarán sin opciones reales en el campeonato nacional.

En la VIII Región, U. de Concepción igualó sin goles con U. Católica. Resultado previsible igual que el clásico de la fecha anterior. Para qué hacerse daño, si La “U” y Colo Colo habían dejado tres puntos en el camino. Si bien, en “momentos” del encuentro, trataron de buscar el arco rival, y tuvieron un par de oportunidades, rápidamente ambos técnicos, sacaron la calculadora (es lógico por lo demás). Es mejor mantener el statu quo y quedarnos con los tres puntos de diferencia en la tabla.

Al finalizar este comentario, una felicitación muy especial a mi club Unión Española, que el 18 de mayo cumplió 121 años de existencia, el más antiguo después de S. Wanderers. Felicitaciones a sus jugadores, cuerpo técnico y médico y a sus dirigentes, que hoy defienden y administran a esta noble y querida institución.

En hora buena, un sentido abrazo para toda la familia de Unión Española.