El ex defensor de Unión Española, que jugó dos años en el Columbus Crew de la MLS, cree que el partido de hoy va a demostrar el sostenido crecimiento del fútbol de EEUU de los últimos años.
Publicado el 27.01.2015
Comparte:

La última vez que Chile le ganó a EEUU fue en 1994, en la ciudad de Albuquerque, hace ya 21 años. Más allá de una revancha que pueda ser considerada como histórica, el partido de hoy– a las 20:00 horas en el estadio El Teniente de Rancagua- será una gran oportunidad para los jugadores locales de ganarse un puesto en la nómina final de la Copa América. Al frente tendrán un duro rival, un plantel que si bien también está conformado íntegramente por jugadores del medio local, seis de ellos formaron parte de la última Copa del Mundo.

SEBASTIAN MIRANDAHan sido pocos los futbolistas chilenos que han conocido de cerca la liga norteamericana. Uno de los últimos que formó parte de la MLS, fue Sebastián Miranda (en la foto de la izquieda), actual jefe técnico de las escuelas formativas de Unión Española. El ex defensa del equipo hispano, adelanta algunos conceptos del partido de mañana.

– ¿Con qué equipo se va a encontrar la Selección Chilena?

– La selección norteamericana va a presentar jugadores muy rápidos, que les gusta el roce. Va a ser un partido bastante vertical, por lo cual no tengo dudas que va a ser muy atractivo por lo que proponen ambos equipos. No va a ser un partido fácil y Chile no se va a encontrar con un rival débil. Se va a encontrar con un equipo muy físico, porque en general la liga norteamericana tiene esa característica. Espero que EEUU muestre mañana un nivel similar a lo que me vimos en el Mundial de Brasil.

EEUU viene con seis jugadores que participaron en el Mundial ¿eso marcará una diferencia con Chile? Te lo pregunto porque de los convocados nacionales sólo José Rojas jugó algunos minutos en la Copa del Mundo.

– En realidad no creo porque está Mark González, Johnny Herrera y el mismo Pepe Rojas, jugadores de mucha experiencia. Eso sí hay que destacar que, al igual que Chile, EEUU viene de jugar un muy buen Mundial y además este equipo representa a una liga -la MLS- que se ha potenciado bastante en el último tiempo y que va a seguir creciendo en cuanto a capacidades técnicas y tácticas. Ellos están tratando de repatriar a los jugadores que militan en otras ligas importantes, como la Premier League. Un caso es el de Michael Bradley, de pasado en el fútbol inglés y en el fútbol italiano y que hoy juega en el Toronto FC. Él debería jugar frente a Chile. EEUU viene con futbolistas experimentados, pero también con varios jugadores jóvenes. El técnico Jurgen Klinsmann está tratando de hacer un recambio generacional y ver opciones para la Copa de Oro.

– ¿Cuánto ha crecido la MLS en los últimos años?

– Te respondo con un ejemplo. Para pertenecer a la liga, los clubes deben tener un estadio propio y una ciudad deportiva. Es una liga muy bien organizada, que en 18 años de vida ha crecido mucho y que va seguir creciendo. Aquí en Chile tenemos una visión muy distinta a lo que es la realidad del fútbol norteamericano y siempre hemos mirado a EEUU como un equipo inferior. Pero en los últimos tres mundiales ha mostrado mucho progreso, superando siempre la fase de grupo.

– ¿Cuál ha sido el principal aporte del técnico alemán Jurgen Klinsmann en los cuatro años al mando de EEUU?

– Le ha dado al el equipo características de un juego mucho más táctico y más técnico de lo que se veía antes. Pero lo más importante es que ha cambiado la mentalidad del jugador norteamericano, que veía esta actividad como un deporte amateur. Klinsmann le  ha imprimido profesionalismo no sólo a la Selección, sino que a toda la liga norteamericana. Y los dirigentes lo han escuchado.