La U. Católica, la U. de Chile y la U. de Concepción lideran el torneo. Pero aunque real, la tabla de posiciones es “engañosa”. La calidad de juego de los equipos que están al fondo de la tabla no es muy distinta a la de los punteros.
Publicado el 24.04.2018
Comparte:

Jugado el primer tercio del Campeonato de Primera División 2018, la U. Católica (27 puntos), U. de Chile (21) y la U. de Concepción (20), ocupan los tres primeros lugares del torneo. Tuve la suerte de ver completa la 10ª fecha y mi conclusión es que los equipos que están en el fondo de la tabla (Iquique, Curicó Unido, Temuco y Audax) no están muy lejos en su calidad de juego y sistema táctico de los cuadros que están en el podio y los que están de la mitad para arriba. Esto, a pesar de la diferencia de presupuesto y el costo que tienen las planillas de los equipos llamados “grandes”.  La tabla de posiciones por supuesto es real, pero “engañosa”.                                           

De esta fecha, 22 de abril del 2018, Universidad de Chile (1) no se olvidará tan fácil, como tampoco lo hará Unión la Calera (6): los azules podrán llamarla “el desastre de Calera”, y para los cementeros indudablemente será un dia histórico. No analizaré el partido propiamente tal, pues cualquiera puede tener una tarde para el olvido y, de alguna manera, también avergonzante. Recordemos el Mundial de Brasil (1), cuando Alemania (7) lo “humilló” sin piedad. Bueno, pero hay una diferencia, el “Scratch” entró a la cancha con sus mejores jugadores y Alemania también. Fue un duelo de igual nivel, en el marco de un Mundial de Fútbol.

Lo de Universidad de Chile ante U. la Calera, es diferente: no puede este primer equipo enfrentar a un par, como lo son los “cementeros”, con un equipo B. Es que los azules enfrentan el jueves a Cruzeiro. O sea, algunos jugadores no pueden disputar dos partidos a la semana. Pero ¿que nos está pasando? Mi opinión es que el técnico Guillermo Hoyos se equivocó rotundamente.  ¿Los está cuidando de qué, dónde dejamos el rigor, el sacrificio, la autoexigencia?  Un muchacho de menos de 30 años tiene que estar preparado para jugar dos partidos semanales y si hay que cuidarlo tanto, no sirve para este deporte, que para ellos es un trabajo… y muy bien remunerado.

No quiero ser agorero, ojalá los azules (lo digo por ellos) no tengan que lamentarse, perder el campeonato, por estos tres puntos. Podrán ser derrotados en otros partidos, pero los puntos del dolor serán estos, ante Calera. Tampoco quiero presagiar, si no sacan un buen resultado en Brasil.  A muchos equipos les ha pasado, que han “reservado” jugadores y no les fue bien. Colo Colo hace unos años, en una semana, perdió el campeonato nacional, y quedó eliminado de la Copa Libertadores.

En otros resultados, en el Ester Roa, U. de Concepción venció 2-0 a Everton de Viña del Mar. Fue un encuentro apretado en donde el equipo local tuvo mucha paciencia, con un juego atildado para buscar el arco contrario. Tardo 63’ llegar al gol, a través de un tiro penal, convertido por Fernando Manríquez, y 4’ más tarde Jean Meneses desde fuera del área derrota, al portero Eduardo Lobos, si el mismo de los goles” extraños”

Universidad Católica, en San Carlos de Apoquindo, tuvo un duro trabajo para derrotar 1–0 a un buen equipo como lo es Audax Italiano. Partido muy equilibrado, hasta los 13’ del segundo tiempo, en que expulsan al “audino” Manuel Fernández, por juego peligroso. De ahí en más Audax se vio obligado hacer modificaciones, que no fueron “asertivas”, Sebastián Abreu por ejemplo y que me perdonen los hinchas itálicos, el uruguayo a los 41 años, no está para partidos de alta competencia, fue un error incluirlo ante los cruzados y sobre todo con un hombre menos.

Faltando 15’ el “mezquino”, pero resultadista técnico católico, Begnat San José, hace ingresar a David Llanos, que a diez minutos del final anota el gol salvador, aprovechando un mal rechazo de la defensa verde y le arregla el partido, que pintaba para un empate sin goles.

Universidad Católica con un fútbol muy feo, está en la cima del podio.