Juan Luis Carter profundizó con "El Líbero" sobre el conflicto entre el órgano federativo y los organizadores de la corrida más importante del país.
Publicado el 19.12.2015
Comparte:

La Maratón de Santiago (MDS) ya no está certificada por la IAAF en categoría bronce. ¿Qué significa esto? Que las marcas que consigan los atletas ya no son válidas para los Juegos Olímpicos. Esta es la negativa consecuencia de una serie de desencuentros entre la MDS y la Federación, que ya llevan más de dos años de diferencias irreconciliables.

Juan Luis CarterIncluso desde antes que Juan Luis Carter asumiera como presidente en marzo de 2014, en el organismo ya querían desvincularse de la Maratón de Santiago, debido a que la carrera pasó a ser controlada mayoritariamente por una asociación comercial y no por la propia Federación. “Cada vez que el directorio quería conocer las cuentas o contratos, habían problemas, porque eran de una empresa externa”, cuenta el presidente de la Federación de Atletismo.

“El 2014, de 50 millones de pesos que recibíamos, pasamos a 35 millones. Sin embargo, los ingresos del evento iban creciendo. También había un acuerdo de que se iba a permitir que los atletas de mayor nivel compitieran sin pagar, pero tampoco cumplieron con esto. Nosotros respondimos y decidimos no mandarles un juez aunque igual enviamos a Lucy López (secretaria general de la Federación) para que la carrera tuviera validez. Al finalizar la carrera, todos se preguntaron por qué la federación no estuvo presente ese día, por qué el presidente no participó. Pero yo no quería saber nada de eso”, así explica Carter el momento en que se gatilló esta “guerra”.

– ¿Y qué pasó este año que terminó con la decisión de desvincular la Maratón?

– Yo pensé que este año mejorarían las cosas. Fuimos a una reunión y nos dimos cuenta de que no había presupuesto asignado para la federación, pero sí para otras cosas. Reclamé y pusé en la tabla de la asamblea general de clubes el asunto de la Maratón de Santiago. A esa asamblea intentó entrar Álvaro González (ex presidente de la federación y co creador de la Corporación Maratón de Santiago). Él le ofreció plata derechamente a los directores de regiones para influenciar, porque temió que nosotros ibamos a llegar a esta decisión. Yo no lo dejé entrar a la reunión y los clubes no aceptaron la plata. Se tomó la decisión de que ninguna institución o club puede recibir recursos de la Maratón de Santiago, hasta que todo el tema no esté aclarado.

Maratón de Santiago 2015Luego, no quisieron negociar ni reunirse con nosotros. Pero con los directivos de Arica, La Serena, Osorno y los directores nacionales, juntamos el quórum suficiente para convocar una reunión extraordinaria obligatoria. Ahí no llegamos a ningún acuerdo. Por lo tanto, desde el próximo año, se le quita a la MDS el privilegio de estar certificada.

– ¿Han habido conversaciones después de que se les quitó la certificación?

– Este miércoles me llamó el presidente de la Corporación MDS, Fernando Jamane, para que nos reuniéramos. Nos reunímos y me ofreció dinero. Pero el tema nuestro no es dinero. Pensábamos que nos ibamos a morir sin la plata, pero hemos hecho buenas gestiones para obtener ingresos. Hemos vendido carreras y los resultados han sido muy buenos también.

– ¿O sea finalmente el quiebre no es por los aportes?

– No concordamos en la ética, eso es lo que quiebra la relación. Ellos te dicen: “te vamos a pasar plata” y no entienden que no es un tema de plata. Hay gente que tiene capital económico, gente que tiene capital deportivo y gente que tiene capital social. Yo creo que la federación tiene capital social y ético. Si tiene que articular el ámbito económico, lo va a hacer, pero siempre resguardando los otros ámbitos. Y aunque suene anticuado, el deporte es una reserva moral de la sociedad. Yo no soy comerciante, lo mio va por el deporte y resguardar el valor ético de la sociedad. Para mi fantástico que corran 30 mil personas, pero tengo que resguardar los otros valores también.

– ¿Es difícil que se vuelvan a entablar las relaciones?

– Nosotros no necesitamos a la Maratón. Podemos hacer otra mañana si queremos, porque nosotros somos los que certificamos. Y es lo que vamos a hacer. Vamos a hacer otra carrera, en la misma fecha, tan grande como esa.

Maratón de Santiago 2015– ¿Y eso ya se está produciendo?

– Sí. La Maratón de Santiago no es de las más veloces del mundo, porque Santiago no tiene tramos planos, o se sube o se baja. Hay ciudades que sí son planas, como Iquique o Temuco. Y eso estamos buscando nosotros, un circuito que vamos a medir y vamos a certificar. No importa que corran 20 atletas, van a correr con las mejores condiciones y las marcas van a valer como clasificatorias. Los entrenadores ya me llamaron, ellos mismos están buscando circuitos. Ojalá el próximo año esté listo. Y será con un precio justo, un precio por el servicio justo.

“Le aseguro al señor Jamane que si me pasa la Maratón a mí, yo no cobraría ni la mitad y se subvencionaría igual”

– ¿Usted está de acuerdo con que se sigan haciendo corridas como la Maratón de Santiago?

– Por mi condición de profesor de educación física encuentro maravilloso que la gente corra o camine. Es súper bueno. En el running se mezcla la gente, las culturas, los distintos barrios y lo encuentro espectacular. Pero yo soy presidente de la Federación y debo velar por los deportistas de alto rendimiento. Siento que no hay retorno para ellos, de las grandes inversiones. La Maratón de Santiago sólo te entrega una polera. ¿30 mil pesos? Imposible que cueste lo que cobran. Te cobran por usar la calle. Además recaudan casi 900 millones de pesos en donaciones, además de lo que reciben por las inscripciones, y lo que aportan las empresas auspiciadoras. Eso te da una suma notable. Ese es el negocio.

Erika Olivera– Fernando Jamane contó en los medios que ellos mismos financiarían los pasajes de los atletas de alto rendimiento para clasificar en el extranjero. ¿Quién vela finalmente por estos atletas? ¿En qué lado de esta disputa están ellos?

– Para él, apoyar a cuatro o cinco atletas de alto rendimiento es la justificación para seguir haciendo el negocio. Lamentablemente los atletas necesitan la plata. Sin eso se les cae todo el sistema. Nosotros mismos les hemos dicho que la acepten, ellos siempre hablan con nosotros. Mientras más plata reciben de la maratón, menos plata se pierde en cosas que no corresponden. Yo perfectamente podría incorporarlos y reglamentar que no solo los clubes, sino que tampoco los atletas puedan recibir plata de la Maratón. Pero no voy a entrar en esa lógica. ¿Qué culpa tienen los atletas? Es la única plata que la Maratón invierte bien. Pero yo le aseguro al señor Jamane que si me pasa la maratón a mí, yo no cobraría ni la mitad y se subvencionaría igual.

 

FOTOS: AGENCIAUNO