Nelson Piquet jr y Nico Prost formarán parte de los 20 pilotos que competirán el próximo 3 de febrero en el Antofagasta Minerals Santiago E-Prix, la cuarta fecha del campeonato mundial de autos 100% eléctricos. El primero es hijo del brasileño Nelson Piquet, tres veces campeón de la Fórmula 1 y el segundo es el primogénito del francés Alain Prost, que obtuvo cuatro títulos en la misma competencia.
Publicado el 18.10.2017
Comparte:

Se repite la historia. Tal como sucedió durante toda la década de los ochenta, los apellidos Piquet y Prost vuelven a rugir en el mundo del automovilismo. Nelson Piquet jr y Nico Prost, los hijos de los ex pilotos de Fórmula 1 Nelson Piquet y Alain Prost, son protagonistas de la prominente Fórmula E, competencia internacional de monomarcas eléctricos que por primera vez  se correrá por las calles de Santiago, el próximo 3 de febrero.

El brasileño Nelson Piquet fue campeón mundial de Fórmula 1 en los años 1981, 1983 y 1987, mientras que el francés Alain Prost, se alzó con el título de la principal competencia del automovilismo de velocidad, en 1985, 1986, 1989 y 1993. Durante todos esos años, disputaron los primeros lugares y tres décadas más tarde, ahora son sus hijos los que comparten los pits pero ahora en la Formula E, donde los autos pueden alcanzar velocidades de hasta 225 kilómetros por hora y una aceleración de 0 a 100 en tan sólo tres segundos.

El primer sábado de febrero próximo se realizará el Antofagasta Minerals Santiago E-Prix, la cuarta fecha del campeonato mundial de la Fórmula E, donde Nelson Piquet jr representa a la escudería Panasonic Jaguar, mientras que Nico Prost defiende los colores de Renault.

 

La Fórmula E en el mundo del automovilismo

El campeonato mundial de autos eléctricos de la  Fórmula E es organizado por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), y entre sus pilotos hay varios que han participado en la Fórmula 1. Esta competencia nace hace sólo cuatro años con el objetivo de dar a conocer a todo el mundo que los autos eléctricos ya existen, y que son tan válidos como los vehículos a gasolina para correr a alta velocidad. Lógicamente también tiene un componente relativo a la sustentabilidad, por lo mismo promueve el uso de los vehículos eléctricos como el sistema de transporte del futuro, que resolverá los problemas de contaminación de las grandes ciudades. El campeonato representa una visión para el futuro de la industria automotriz, sirviendo como plataforma para mostrar las últimas innovaciones en tecnología de vehículos eléctricos y soluciones de energías alternativas. Así lo señala Alejandro Agag, fundador y CEO de la Fórmula E: “El motorsport ha sido siempre un laboratorio para el desarrollo de la tecnología en la industria del motor, antes con los automóviles de combustión y ahora con los eléctricos. En la Fórmula E 10 equipos se esfuerzan por ganar y la competencia impulsa los avances de desarrollo tecnológico. Esta misma tecnología se traspasa a los vehículos eléctricos de calle, mejorando la experiencia de los usuarios de automóviles en todo el mundo y ayudando a más y más personas a comprar autos eléctricos”.

Desde el punto de vista deportivo, uno de sus atractivos, es que todos los circuitos donde se corre son callejeros. En Santiago, contará con un recorrido de 2.470 metros, que contempla calles como la avenida Santa María, la Alameda y José María Caro, y gran parte del entorno del Parque Forestal. Que los circuitos sean callejeros implica mucha interacción con el público, a diferencia de la Fórmula 1 en que las localidades suelen estar más distantes de las pistas.

Además, hay mucho glamour en algunas de las escuderías. Por ejemplo, el dueño del equipo Venturi es el actor Leonardo Di Caprio, mientras que el multimillonario australiano Richard Branson tiene su propia escudería: DS Virgin.

Santiago se convertirá en la segunda ciudad latinoamericana que recibe esta competencia, luego de Buenos Aires. El resto de las fechas se corren en grandes centros urbanos como Hong Kong, Marrakesh, Mónaco, París, Berlín, Nueva York y Montreal.