Con medidas de seguridad reforzadas, este domingo se correrá la versión 47 de la carrera más famosa y más multitudinaria del mundo. Unos 52 mil runners, entre ellos más de 200 atletas chilenos, serán protagonistas del primer evento masivo en Manhattan luego del ataque que dejó ocho víctimas fatales.
Publicado el 03.11.2017
Comparte:

“La ciudad se ve normal. Las calles, los museos y los restaurantes están llenos de gente y con muchos turistas. Salvo las noticias de la televisión que hablan todo el día del atentado, la ciudad mantiene su actividad de manera normal”. Así vive el chileno Pedro Herane (47) los días previos a su participación en la Maratón de Nueva York, la competencia atlética más masiva del mundo, que en su versión 47 estará precedida por el ataque terrorista del martes en Manhattan, perpetrado por el uzbeko Sayfullo Saipov, quien arrolló a peatones y ciclistas en una ciclovía y donde finalmente ocho personas murieron y otras 11 resultaron heridas.

El gerente general de la Viña San Pedro de Tarapacá y miembro del equipo de Full Runners llegó a Nueva York dos días después del atentado (en la foto de la izquierda) y si bien ha visto un mayor contingente militar en las calles, asegura que la ciudad se ve tranquila. “Además el clima está bastante agradable y eso hace que uno vea a mucha gente en las calles y en las principales atracciones de la Nueva York. Ahora, siempre pueden pasar cosas, pero uno no puede paralizarse. Hay que estar tranquilo ya que las autoridades están haciendo bien su trabajo para que todo funcione de manera normal”.

Pedro Herane ya ha corrido tres maratones internacionales y por lo mismo asegura que, si bien este tipo de eventos deportivos pueden ser idóneos para ataques terroristas -ocurrió en Boston en 2015- a la vez son los más protegidos.

La misma percepción tiene el gerente corporativo de las empresas Yarur, Roberto Belloni (55), quien el domingo correrá su sexta maratón de Nueva York: “Si fuera por los atentados, me habría quedado en Chile. Además esta competencia es bastante segura, las calles están bloqueadas por varios kilómetros y durante por lo menos 24 horas antes de la carrera”.

Roberto Belloni (en la foto de la derecha), que viajó este jueves a EE.UU., también pertenece a Full Runners y es uno de los pocos corredores nacionales que ha participado en las seis majors, las carreras más importante del circuito mundial: Nueva York, Chicago, Boston, Berlín, Tokio y Londres. “Cada carrera ha tenido su particularidad y en la del domingo, por primera vez voy a correr con mi hijo Benjamín, que debutará en esta competencia”, afirma orgulloso Belloni (en la foto de la derecha), antes de tomar el avión rumbo a Nueva York.

El ingeniero comercial se declara un fanático de la Maratón de Nueva York, al igual que Juan Carlos Spencer (en la foto de la izquierda), quien también correrá el domingo su sexta maratón en Manhattan. Según el gerente general de la Bolsa Electrónica de Chile, la ciudad en general se ve muy tranquila y dice que las autoridades han tomado todas las medidas de seguridad necesarias. Junto a Juan Carlos Spencer, otro dirigente gremial que correrá en Nueva York el domingo, será el presidente del Consejo Minero, Joaquín Villarino.

De los más de 220 chilenos que se estima formarán parte de la largada de la versión 47 de la Maratón de Nueva York, la gran mayoría son profesionales entre 40 y 50 años, pertenecientes a Santiago Runners, Full Runners y otros clubes nacionales, con un porcentaje mayor de hombres sobre mujeres. En ese target se encuentra el abogado Pablo Prüssing (40) (en la foto de la derecha), quien ya ha corrido 16 maratones en todo el mundo, pero que el domingo participará por primera vez en Nueva York, competencia en la que se está preparando desde el mes de mayo y que espera cruzar la meta con un tiempo no mayor a  tres horas. Sobre el tema de la seguridad, a tres días del atentado en Manhattan, Pablo Prüssing señala que “decirte que la seguridad no me preocupa, sería mentirte, porque está dentro de las variables que uno debe considerar. Pero si vas a correr con miedo, estás mal. Y yo no voy con miedo”.

El ingeniero civil en minas Eduardo Astorga (30) es otro de los experimentados atletas nacionales que ya se encuentra en Nueva York. Y correrá el domingo con su esposa, la dentista Javiera Henríquez (29) (en la foto de la izquierda), con quien recién se casó este lunes:  “Será mi tercera maratón, y para mi esposa su segunda. Aprovechamos de calzar todos los tiempos, y qué mejor que compartir nuestra luna de miel con lo que más nos gusta, que es correr”.

Un poco de historia de la Maratón de Nueva York

En 1970 se celebró la primera Maratón de Nueva York con un presupuesto total de 1.000 dólares, donde participaron 127 corredores: 126 hombres y 1 mujer, y lo finalizaron tan solo 55 hombres. Desde entonces esta carrera ha crecido hasta convertirse en una de más importantes y con mayor cantidad de competidores de todo el mundo: 54 mil atletas, 12 mil voluntarios, más de dos millones de espectadores en las calles de la ciudad y más de diez de millones de tele espectadores (en Chile la carrera se podrá ver a través de ESPN)

Desde 1976 el recorrido de los 42,195 kilómetros atraviesa los cinco distritos de la ciudad de Nueva York: Staten Island, Brooklyn, Queens, Bronx y Manhattan. Cominza en Staten Island cerca del puente Verrazano Narrows, que se mantiene cerrado por el evento. Durante los primeros minutos de la carrera, el puente está cubierto por los maratonistas, transformándose en la imagen más típica de la competencia. El recorrido sigue por Brooklyn, cruza el East River por el puente Queensboro para llegar a Manhattan. Luego pasa por la 1st Avenue, un poco en Bronx antes de regresar a Manhattan por la 5ta Avenida y llegar a la meta en Central Park.

La carrera parte a las 10:00 hora de Nueva York (11:00 hora de Chile)