Luego de no clasificar con el Hebei Fortune de manera directa a la Champions de Asia, el técnico regresa al país para tomarse unos días de vacaciones. Será la gran oportunidad para que Arturo Salah conozca sus reales intensiones, pese a que cercanos al ingeniero creen que será muy difícil que abandone a su equipo antes de noviembre del próximo año, cuando termine su contrato.
Publicado el 09.11.2017
Comparte:

Desde que Chile quedó fuera del Mundial de Rusia y a los pocos minutos que Juan Antonio Pizzi ratificara que se descartaba para seguir al mando de la selección, el primer nombre que surgió como reemplazante natural del argentino, fue el de Manuel Pellegrini. Qué mejor que el ingeniero, amigo personal del actual presidente de la ANFP Arturo Salah, para encabezar un trabajo a largo plazo, con miras al Mundial de Qatar 2022.

Pellegrini, que tiene contrato vigente hasta noviembre de 2018 con el Hebei Fortune de la Súper Liga China, aún no se ha pronunciado y lo más seguro es que lo haga apenas aterrice en Chile a fines de la próxima semana, probablemente el sábado 18 o el domingo 19 de noviembre, el mismo día de las elecciones presidenciales.

Los dirigentes de la ANFP han señalado que el nombre de Manuel Pellegrini siempre ha estado arriba de la mesa, pero lo cierto es que ni la cercana relación que tiene con Arturo Salah es garantía para que decida rescindir su contrato en el fútbol chino y tomar la dirección técnica de la selección chilena. El mando de Salah termina en diciembre del próximo año y no ha dado ninguna señal de que quiera asumir un segundo período como presidente de la ANFP, sobre todo debido a los inconvenientes que ha tenido con varios dirigentes de clubes. Sin Arturo Salah en Quilín, difícil sería ver a Pellegrini en Juan Pinto Durán.

Cercanos a Manuel Pellegrini aseguran a “El Líbero” que el ingeniero no va a dejar botado al Hebei Fortune.  “Lo único que te puedo decir es que Manuel va a cumplir con su contrato”, señala un integrante de su círculo más cerrado, “salvo que los dirigentes del equipo digan otra cosa”.

Uno de los objetivos de Pellegrini a su llegada a la Súper Liga China era clasificar con el Hebei a la Liga de Campeones de Asia. Pese a que no lo logró en cancha, aún su equipo tiene una opción de acceder a la Champions asiática. Esto si es que el Shanghai SIPG vence al Shenhua en la final de la Copa China, lo que haría correr los cupos de los equipos chinos para los torneos internacionales, provocando la clasificación del Hebei Fortune a la Liga de Campeones de Asia.

Independiente a lo que se resuelva el próximo fin de semana con el futuro internacional del Hebei Fortune, otra persona muy cercana a Manuel Pellegrini cree que este no es el momento para que el ingeniero regrese a Chile, luego de más de 10 años de exitosa carrera internacional. El mismo entrenador, en una de sus últimas entrevistas en profundidad, aclaró a la revista a Sábado de El Mercurio en diciembre pasado que estaba preparado para seguir entrenando en el fútbol internacional: “Me siento con la misma visión, exigencia y necesidad de seguir demostrando de lo que soy capaz. Necesito generar adrenalina todos los fines de semana. La presión a la que estás sometido es lo que a mí me gusta. A lo mejor mucha gente dice: “Ya lo hizo todo, ¿para qué sigue?”. Sigo, porque me gusta”. En la misma entrevista, Pellegrini reconoció que cada vez que había recibido un llamado de la Selección Chilena siempre lo había rechazado porque tenía contrato vigente.

Una persona que conoce muy bien a Manuel Pellegrini es Héctor Pinto, actual integrante del staff técnico del ingeniero en el Hebei Fortune. Este miércoles, reconoció a su llegada al país que ha conversado con Pellegrini sobre la opción de dirigir a la Roja: “Por lo que hemos hablado, no creo que esta sea la oportunidad, a no ser que lo esperen un año más”. Además agregó que el ex DT del Manchester City está muy entusiasmado en el crecimiento de su equipo, “que lo deje sólido en infraestructura y en lo deportivo, y luego de eso se va a venir”.