Ante la opción de que Juan Antonio Pizzi le dé descanso a los referentes de la “Roja” para el torneo continental, el ex DT de Chile es enfático: “debe convocar a los mejores y hacerlos jugar”.
Publicado el 23.02.2016
Comparte:

El debate se encendió cuando tres columnistas pusieron el tema en discusión. El primero fue el periodista Hugo Marcone en la edición del jueves 18 de febrero en El Mercurio, con una columna titulada “Rusia sí, EE.UU. no”, donde justifica su postura de que la Selección Chilena en la Copa América Centenario debe explorar el recambio para dar descanso a sus principales referentes, con miras a los próximos partidos de las clasificatorias, de septiembre, octubre y noviembre próximo. Marcone se pregunta “¿Es necesario someterlos al desgaste propio de un período de preparación, para disputar un certamen inventado por la Conmebol para acrecentar la tesorería de las federaciones?”.

El sábado 20 le responde Felipe Bianchi, en una columna del diario La Tercera titulada  “¿Descansar? ¿de qué?”, donde el periodista señala que “futbolísticamente el momento aconseja todo lo contrario (…) este es el peor momento para disolver el equipo titular y meterlo en el congelador”.

El mismo sábado 20, pero en El Mercurio, el columnista Danilo Díaz difiere con Bianchi al afirmar que el plantel necesita oxigenarse. “Es la hora del pragmatismo, la Copa Centenario debe ser un gran laboratorio de pruebas”.

Presentacion Oficial de Juan Antonio PizziLuego del sorteo de la Copa América Centenario, donde Chile va a jugar frente a Argentina, Bolivia y Panamá, el técnico Juan Antonio Pizzi señaló que “nuestra mente está puesta en las Eliminatorias de marzo”, dando a entender que hoy está enfocado en preparar los partidos frente a Argentina y Venezuela y que sólo después de esos compromisos se preocupará del torneo que se realizará en EEUU en junio próximo. Antes, el presidente de la ANFP, Arturo Salah, había señalado que “Pizzi pretende ir con lo mejor a la Copa Centenario”.

Quien bien conoce de esta problemática es Juvenal Olmos, que dirigió a la Selección Chilena desde el año 2003 hasta el 2005, durante las clasificatorias para el Mundial de Alemania 2006.  Olmos recuerda que para la Copa América de Perú de 2004 él optó por el recambio, pero que no le resultó.  “No creo que la selección adulta sea para experimentar. Yo lo hice y me fue mal. Me las quise de dar de bueno para los recambios, dejé a muchos titulares fuera y me fue pésimo”.

OLMOSEn Perú 2004, la Selección Chilena salió última en su grupo, tras rescatar un solo punto luego de perder frente a Brasil y Costa Rica y empatar ante Paraguay. “Pensé que era un buen momento para probar jugadores, pero me di cuenta que el chileno necesita resultados inmediatos”.

Juvenal Olmos recuerda que en esa oportunidad la Roja estaba en el segundo lugar de las Clasificatorias “y sentía que mi mensaje ya estaba internalizado entre los jugadores titulares. Por eso pensé que era apropiado probar alternativas. Dejé fuera a Marcelo Salas, David Pizarro y Claudio Maldonado, entre otros”.

Olmos quiso experimentar con un joven Claudio Bravo en el arco y sorprendió con nombres como Ismael Fuentes, David Henríquez, Gonzalo Fierro y Luis Pedro Figueroa. Al final la Selección tuvo un pésimo rendimiento en el torneo continental y un año más tarde tampoco logró su objetivo de clasificar al Mundial de Alemania. Mientras tanto, el propio Juvenal Olmos debió dejar el cargo en medio del proceso.

BRAVO PERUA la luz de su propia experiencia, el ex DT de la Roja tiene una visión completamente distinta: “el único proyecto para las selecciones adultas es el rendimiento inmediato. Es imposible que Pizzi les de descanso a Bravo o a Vidal, por dar algunos nombres. Este es el inicio de un nuevo proceso y el técnico va a querer ir con su mejor gente. Si les diera descanso, estaría trabajando para el Bayern Munich, para el Inter o para el Barcelona”.

El ex entrenador de Universidad Católica y actual comentarista de Fox Sports agrega que la Copa América Centenario se presenta como una gran oportunidad para el nuevo entrenador de la Selección Chilena: “Después de los dos partidos que vienen (frente a Argentina y Venezuela), el tiempo que dispondrá el técnico en EE.UU. será el único momento que tendrá para conocer de buena forma a los jugadores, será el único escenario más o menos largo de poder fijar de buena manera su sistema de juego. Y va a poder realizar algunos cambios que se podrán ver sólo en ese instante, no así en los partidos de las Clasificatorias. Pizzi tiene que convocar a los mejores y hacerlos jugar. El único recambio factible para Ángelo Henríquez, por darte un ejemplo, es que sea goleador de su liga, o que Fabián Orellana sea titularísimo en el Celta de Vigo”.

Finalmente, el ex adiestrador de Chile agrega: “esto yo lo veo desde un punto de vista competitivo y no paternalista. En Argentina, Messi tampoco ha tenido descanso y no sé si a Agüero se lo van a dar. Yo creo que Martino quiere con ansias ganar esta Copa. Ahora, imagínate si nuestra Selección queda fuera en la primera ronda en EEUU. ¿El entorno va a entender el recambio? Yo creo que no”.