Nicolás Jarry cayó en la final del challenger de Quito

Publicado el 20.09.2014
Comparte:

El tenista chileno Nicolás Jarry, de tan sólo 18 años, cayó en su primera final en el circuito ATP, en el Challenger de Quito, ante el argentino Horacio Zeballos (114 del ranking ATP). El joven deportista de 18 años, 305 del escalafón, poco pudo hacer ante la mayor experiencia del singlista trasandino y acabó inclinándose por parciales de 6-3 y 7-6 (9).

Según se publica en el comunicado oficial del torneo, “Zeballos que pudo adaptarse más al juego aprovechando los nervios del chileno para iniciar el encuentro con un quiebre de servicio, el que le bastó para llevarse el primer parcial tras conservar los juegos en los que le tocó servir. Para el segundo set, Jarry se afirmó más en la cancha, elevó su porcentaje de primeros servicios a un 69% y alcanzó 5 aces, lo que le permitió arriesgar en los juegos donde le tocaba devolver, en los que tuvo 3 puntos para quebrar, pero el argentino supo salir de esos apuros y llevó el parcial al tie break”.

En el comunicado se agrega que “en el desempate se vivieron las máximas emociones del partido, cada jugador mostró su talento en el servicio y desde el fondo de la cancha, pues se presentaron algunos durante los 22 puntos que se jugaron. Al final, una derecha errada por parte de Jarry le permitió ganar a Zeballos el tie break y adueñarse del título que lo festejó con las manos en alto y el aplauso de las más de 1.300 personas presentes en el Club Jacarandá”.

De todas formas este resultado no empaña la que hasta ahora es la mejor semana de su corta carrera. Los 48 puntos cosechados en Ecuador le permitirán a Jarry aproximarse hasta el puesto 250 del ranking y, además, desplazará a Christian Garín, ubicándose como la tercera raqueta nacional. La próxima semana el pupilo de Martín Rodríguez y nieto de Jaime Fillol continuará su ruta en la Gira Challenger Latinoamericana, disputando el torneo de Pereira, Colombia.

 

FOTO:  ANIBAL ADRIAN GRECO/IND/AGENCIAUNO