El anuncio del ex capitán de la Selección de Portugal, Luis Figo, para competir frente a Joseph Blatter, terminó por convencer al ex presidente de la ANFP para decidir que no era su momento.
Publicado el 28.01.2015
Comparte:

“Decidí ser candidato a la presidencia de la FIFA”. Esta frase del portugués Luis Figo, que se viralizó a través de las redes sociales a primera hora de este miércoles, fue la que finalmente terminó por convencer a Harold Mayne-Nicholls para declinar su postulación al máximo organismo del fútbol mundial. “La semana pasada Michel Platini ya me había anticipado que venía una candidatura fuerte de un ex jugador de fútbol y junto con conocer el interés real de la postulación del presidente de la federación holandesa, Michael van Praag, y del Príncipe jordano Ali bin Al Hussein, tomé la decisión de no presentar mi postulación”, señaló este miércoles el ex presidente de la ANFP, a un día de que venciera el plazo de inscripción de las candidaturas.

En una concurrida conferencia de prensa, el ex presidente de la ANFP dijo adiós a una aventura que había comenzado en el mes de octubre pasado. En entrevista con El Líbero, había señalado que “si postulo es porque quiero ir a ganar, no es por hacer un saludo a la bandera o lanzar una candidatura testimonial”. Finalmente, las postulaciones de personeros más poderosos en el mundo del fútbol, provocaron que Mayne-Nicholls pusiera punto final a su interés por destronar a Joseph Blatter el próximo 29 de mayo. “La razón principal es que han aparecido otros candidatos que representan los mismos ideales míos y ellos tienen una posición más ventajosa que la mía. Uno tiene que ser lo más sensato posible y no caer en la tentación que va a lograr algo que, claramente quienes han presentado sus candidaturas, tienen más posibilidades. En esto, hay que ser muy frío y reconocerlo”.

– ¿Es oportuno que existan tres candidatos opositores a Joseph Blatter?

– Creo que es positivo. Para ganar las elecciones en la FIFA en primera vuelta, se necesita el 66% de los votos. Si las 209 federaciones fueran a votar, quien quiera ganar necesita 140 votos. Y al haber tres candidatos de la envergadura de estos contra Blatter, a mí me parece que ellos pueden sumar una cantidad importante de votos, superior a los 70. Y después, como quedan dos, tiendo a creer que vamos a ver una reñida segunda vuelta. Por lo tanto, a mí me parece que es una buena estrategia. Yo creo que en las elecciones de este tipo, mientras más candidatos existan, se van a armar debates que van a enriquecer la actividad. Así es que en eso estoy satisfecho, ya que puse los temas arriba de la mesa en su momento, cuando parecía que Blatter era el único candidato. Y que hoy haya al menos tres, me parece que es un avance por el bien del fútbol.

La fallida reunión con Sergio Jadue

En Entrevista con El Líbero, en el mes de noviembre, Sergio Jadue señaló que, por un asunto de agenda, no se había podido reunir con Harold Mayne-Nicholls. Sin embargo aclaró que esta candidatura, aunque legítima, era “un objetivo personal” del ex presidente de la ANFP.

Días antes, el propio Mayne-Nicholls había señalado a este mismo medio que si bien no era imprescindible “es importante que me apoye la federación de mi país. Esta es una decisión que debiera tomar todo el fútbol chileno. En estas instancias es clave saber cuál es el pensamiento de la federación. Entonces, reunirme con Jadue tiene un valor. Hemos tratado de juntarnos, pero ya llegará el momento”.

Ese momento nunca llegó. Esta mañana, el ex funcionario de la FIFA, reconoció que siguió intentando reunirse con el presidente de la ANFP y que desde Quilín le habían señalado que la cita podía agendarse para después del Sudamericano Sub 20, lo que para Mayne-Nicholls “ya era muy tarde”.

– ¿Era importante haberse reunido con Sergio Jadue y recibir finalmente el apoyo de la Federación Chilena de Fútbol?

– No sé si importante, pero te puedo decir que me recibieron en 20 países, de tres confederaciones, además tuve la oportunidad de ir al Parlamento Europeo, y a la ANFP, que está tan cerca, no pude ir. Yo tengo la costumbre que si alguien me llama, devuelvo el llamado. Si alguien me escribe, le escribo de vuelta. Si alguien me pide una reunión con tanta insistencia, busco el tiempo para atenderlo. Yo eso lo hago, me parece que es una norma de educación básica y voy a seguir haciéndolo.

– ¿Cuántas federaciones finalmente habían apoyado su candidatura?

– Me reuní con cerca de 20 federaciones y hubo muchas que me apoyaron. Todas concordaban que la FIFA necesita un cambio, no hubo ningún personero de dichas federaciones que me haya dicho que la organización estaba perfecta.

– ¿Es factible pensar en una candidatura suya para el año 2019?

– A esta altura no descarto nada, si es que se da, si hay ideas en común, trabajo, claro, podría pensarlo. Esta actividad me apasiona y me motiva mucho.

– No descarta nada, pero ¿volver a dirigir la ANFP lo motiva?

– Eso sí lo descarto. No tengo ningún interés. Nunca las segundas partes fueron buenas. Ya estuve, ya di el máximo de lo que podía dar, pero no hay espacio para hacerlo de nuevo. No es, ni formará parte de ninguna de mis motivaciones a futuro.

FOTO: OSVALDO VILLARROEL/AGENCIA UNO

VIDEO: EL LÍBERO