Mal manejo a su llegada, deficiente planificación y no saber sacarle rendimiento a un grupo de jugadores que sobrepasa con creces la media del fútbol chileno, son algunas de las faltas que ha cometido el argentino en su primera experiencia como técnico profesional.
Publicado el 05.04.2016
Comparte:

Martín Lasarte estaba a punto de disputar su último partido como director técnico de Universidad de Chile y un día antes de aquel encuentro frente a Huachipato, Sebastián Beccacece, citaba a reuniones a los jugadores que no iban a seguir bajo su mandato. Varios días antes de firmar contrato y semanas antes de su primera práctica, el futuro entrenador ya  tenía su “lista negra”. Así lo recuerda el ex jugador de la “U”, Rodrigo Goldberg, hoy comentarista de Radio Cooperativa y de Fox Sports: “Su entrada fue terrible, con la pata encima, atropellando. Fue lo peor que pudo haber hecho. Generó un ruido innecesario y se ganó un problema gratis. Echó jugadores que al otro día tenían que entrar a la cancha”.

Ese fue el primer pecado de Sebastián Beccacece a su arribo a la Universidad de Chile: el mal manejo que tuvo para desprenderse de ciertos jugadores, como Leandro Benegas, Paulo Magalhaes y Rubén Farfán, entre otros.

Este primer error está íntimamente ligado a una segunda falta que cometió el ex ayudante de Jorge Sampaoli: la errónea planificación del plantel. Si bien la “U” sólo podía contratar a tres jugadores –que finalmente fueron  Luis Fariña (Rayo Vallecano), Gonzalo Jara (Mainz) y Fabián Monzón (Catania)-, Beccacece se desprendió de otros seis futbolistas. El técnico argentino “acortó el plantel”  y en momentos que necesitaba elementos con más experiencia tuvo que recurrir a juveniles o a jugadores con escasa presencia en cancha. Así ocurrió en la fallida participación del cuadro universitario en la Copa Libertadores, cuando ingresaron en el partido de vuelta frente a River Plate de Uruguay, el defensa Joao Ortíz y el delantero Luis Felipe Pinilla. Además para ese encuentro -que selló la temprana eliminación de la “U” en el torneo continental- Beccacece no pudo contar con su única carta de gol en ese momento, Sebastián Ubilla. Y con un Gustavo Canales con falta de fútbol, muchos hinchas de la “U” se acordaron de uno de los “cortados” de Beccacece, el argentino Benegas, que precisamente había sido el goleador del equipo durante la temporada pasada.

Ya fuera de camino en la Copa Libertadores, el joven director técnico de Universidad de Chile se debía concentrar ahora sólo en el torneo de Clausura, donde el cuadro universitario presentaba un plantel muy superior a la gran mayoría de los equipos del campeonato. La llegada del mundialista Gonzalo Jara remeció el mercado nacional, mientras que el volante argentino Luis Fariña y su compatriota, el defensa Fabián Monzón, arribaban como dos muy buenos refuerzos. Sin embargo, las nuevas contrataciones -con intervalos producto de lesiones de por medio- no han podido levantar el juego de un equipo que no sólo comete los mismos errores de la temporada pasada, sino que demuestra aún más confusión. El pecado de Beccacece es que no ha sabido sacarle rendimiento a uno de los mejores planteles del fútbol chileno. Según Rodrigo Goldberg, el DT de la “U” tiene una plantilla de jugadores “que debiera estar peleando el título tranquilamente”.

La “U” tiene en sus filas a dos integrantes permanentes de la selección chilena, como son Johnny Herrera y Gonzalo Jara. Además cuenta con dos habituales convocados a la selección uruguaya, como Mathias Corujo y Guzmán Pereira. Sin embargo, estos últimos jugadores se han tenido que quedar en la banca en instancias cruciales, como fue en la Copa Libertadores frente a River Plate. Y hoy tampoco forman parte del plantel titular del equipo.

Pese a que hay miembros de la directiva azul que quieren su inminente salida, Beccacece sólo piensa en revertir la mala campaña del Torneo de Clausura, durante el campeonato del segundo semestre. Y ya estarían fuera de sus planes Patricio Rubio, Leonardo Valencia, Benjamín Vidal, Guzmán Pereira, y el recién llegado Luis Fariña.

¿Le alcanzará para conformar un nuevo equipo? Por lo pronto este miércoles el técnico se reunirá con el directorio para analizar la crítica situación. A cuatro fechas del final del campeonato, la “U” figura en la décima posición, con 12 puntos. Y en la tabla acumulada –que suma las unidades del torneo de Apertura 2015 y Clausura 2016- el cuadro azul tiene sólo 29 puntos y está a sólo 5 de Antofagasta, que junto a San Marcos de Arica hasta ahora estarían descendiendo a Primera “B”. En la “U” aún no aparece el fantasma del descenso, pero en cuatro fechas todo puede suceder.