La final de Supercopa de este jueves, dos partidos por Copa Chile y dos duelos por el torneo de Apertura –incluido el Superclásico frente a Colo Colo- serán cruciales para dilucidar el futuro del cuestionado entrenador de Universidad de Chile.
Publicado el 13.09.2016
Comparte:

“Creemos que aún hay tiempo de dar vuelta esta compleja situación, no se obtienen los resultados esperados pero no se ha jugado mal”, sostienen al interior de Universidad de Chile. En las próximas semanas viene una fuerte carga de partidos, así es que en la “U” no estiman conveniente tomar en estos días ninguna determinación con respecto a la continuidad del cuerpo técnico encabezado por el argentino Sebastián Beccacece.

Serán los próximos cinco partidos, en su conjunto, los que determinarán el futuro del rosarino. Luego de la reunión de directorio de mediados de agosto, donde fue citado Beccacece para que explicara el bajo rendimiento del equipo, el Director Ejecutivo de Azul Azul, Pablo Silva, señaló claramente que el técnico “va a continuar con nosotros y cualquier evaluación se hará cuando corresponda”. Esa evaluación se realizará en el próximo directorio, programado para la segunda semana del mes de octubre, una semana después del Superclásico ante a Colo Colo en el Estadio Monumental.

Ganar la Supercopa este jueves frente a Universidad Católica sería importante en el aspecto anímico para el plantel, pero en caso de perder frente a su clásico rival no sería razón suficiente para despedir al técnico, sobre todo tomando en cuenta que el miércoles 21 de septiembre la “U” retoma su participación en la Copa Chile frente a Deportes Iquique en el norte. Luego, el domingo 25 de septiembre recibe a Palestino en el Estadio Nacional por el Campeonato de Apertura; el miércoles 28 juega el partido de vuelta frente a los iquiqueños, y el domingo 2 de octubre Beccacece y sus dirigidos visitan el estadio Monumental.

Con los resultados en la mano de estos cinco encuentros, y ojalá todavía en carrera en la Copa Chile para seguir soñando con un cupo para la Copa Libertadores, el directorio de Azul Azul analizará la continuidad de un cuerpo técnico, que en 23 partidos sólo ha ganado cinco veces, ha empatado en nueve oportunidades y ha perdido en otras nueve.

Las razones de la continuidad de Beccacece al mando de la “U”

la-u-la-serenaFueron 11 los jugadores que contrató la directiva que encabeza Carlos Heller para reforzar al equipo de cara al Campeonato de Apertura. Significó un gasto de más de seis millones de dólares, de los cuales 2,4 millones fueron aportados en calidad de préstamo por el propio presidente de Azul Azul. Ningún equipo de Primera División invirtió en tantos jugadores para el segundo semestre, incluidos dos seleccionados nacionales: Cristián Vilches y Jean Beausejour. Además, llegó Luis María Bonini, en el rol de preparador físico, pero que en la práctica es un ayudante técnico de Beccacece. Sin embargo, pese a todo, en este torneo la “U” sólo ha cosechado 7 puntos de 18 posibles y ha ganado sólo dos partidos, en las seis fechas disputadas.

Y aunque el directorio en su mayoría ya no confía en la suerte que pueda tener el técnico argentino en los próximos partidos, la indemnización que deberían pagarle si es que lo echan -de 1 millón de dólares sólo para él y 2,5 millones en total- resulta ser una razón más que suficiente para esperar que sea el propio entrenador el que decida finalmente dejar el cargo.  “Fue un pedido que casi todo el directorio siente necesario, pero se frenó por el pago de la indemnización”, señaló un dirigente de la “U” en El Mercurio, luego de la última reunión de directorio. En la directiva, apuestan que sea el mismo Beccacece quien dé un paso al costado sino consigue los resultados esperados durante las próximas tres semanas.