Desde el sector opositor a Aníbal Mosa acusan nula información sobre los detalles del acuerdo que ligará al delantero a Colo Colo hasta el año 2019, al cual, según aseguran, nunca se opusieron. Con asesoría legal buscarán la manera de conocer a fondo lo que resuelva la directiva a futuro.
Publicado el 02.08.2017
Comparte:

“Al final uno como que está pintado en el directorio, por lo tanto es muy incómodo votar sí o no, con respecto a algo en que no se tiene información”, señalan desde el bloque opositor a la directiva de Blanco y Negro, que encabeza Aníbal Mosa. “El presidente no recoge las ideas, el directorio se transforma en algo súper impositivo, en una reunión donde sólo se va a escuchar y donde te imponen todo”, agregan.

Así terminó la reunión de directorio del lunes, con una votación dividida sobre un tema donde en principio había amplio acuerdo: la renovación del contrato del goleador de Colo Colo, Esteban Paredes. Al final se aprobó la extensión del vínculo por dos años con el delantero, por cinco votos a favor y cuatro abstenciones. Estas últimas correspondieron a los cuatro directores del bloque opositor a Mosa: Leonidas Vial, Jaime Pizarro, Alfonso Gómez y José Miguel Jiménez.

“A Esteban Paredes lo vamos a retirar en el Estadio Monumental. Ellos tuvieron un voto de abstención, que tendrán que explicarlo”, fue lo que señaló al término de la reunión el propio Aníbal Mosa. Desde el sector opositor acusan de “demagogia” en dichas declaraciones porque dan a entender que ellos no querían renovar el contrato del jugador con la institución: “Durante el directorio habíamos hecho bastantes recomendaciones sobre la extensión del contrato de Paredes, por ejemplo, cómo hacer partícipes a los auspiciadores para que no le resulte tan caro a Colo Colo, pero Aníbal Mosa termina diciendo que no se van a ver los detalles, sino que sólo había que votar sí o votar no”, señala uno de los directores.

El nuevo estilo que se impone en el directorio de Blanco y Negro

El poder de Aníbal Mosa en Colo Colo se acrecentó en abril pasado luego que renovara su mandato por otros dos años, gracias a los dos votos a su favor que consiguió por parte del Club Social y Deportivo. Esto significó que los cuatro directores que hoy conforman el bloque liderado por Leonidas Vial, escasamente pueden influir en las decisiones que está adoptando la directiva. Si antes podían participar libremente de las distintas comisiones, hoy no es así y deben llegar a las reuniones de directorio sin conocer los detalles de los asuntos que deberán votar.

Eso fue lo que sucedió con la escasa información que se proporcionó sobre la renovación de Esteban Paredes, y también con los detalles del contrato de Jorge Valdivia y del arquero argentino Agustín Orión. Según los opositores a Aníbal Mosa, hasta el día de hoy no conocen qué porcentaje del sueldo del volante será cancelado por la concesionaria y que parte pagarán los auspiciadores. “Antes uno llegaba informado, pero eso ahora no sucede y por responsabilidad, uno tiene que pedir detalles, porque uno pone su nombre en este tipo de decisiones. Lo que se pide es mayor prolijidad en la información y no ha sido la tónica de los últimos directorios”, alegan desde la disidencia a la directiva de Blanco y Negro.

Para las futuras reuniones de directorio, el bloque que lidera Leonidas Vial a través de sus abogados está buscando la estrategia para lograr acceder a la información de los contratos que resuelva la directiva. En cuanto al flujo de los dineros, también acusan que la información es muy vaga: “No hay documentos formales donde se especifique cómo se van a financiar las cosas, y eso es preocupante”.