Fueron más de 200 los runners de nuestro país que participaron este domingo de la corrida más famosa del mundo. Entre ellos, hubo dos que se destacaron en medio de los más de 50 mil participantes: Enzo Yáñez, el mejor latinoamericano de la competencia en el puesto 24, y Luisa Rivas, que obtuvo el tercer lugar en su categoría entre 65 y 69 años.
Publicado el 06.11.2017
Comparte:

En medio de keniatas, etíopes y varios norteamericanos, en la lista de los 30 mejores corredores que participaron ayer en la Maratón de Nueva York, aparece el nombre del valdiviano Enzo Yáñez. Con una marca de 2:38:17,  se ubicó como el mejor latinoamericano de la competencia al cruzar la meta en el Central Park en el puesto 24.

Enzo Yáñez, de 32 años, recién a fines de 2015 dejó la prueba de los 3 mil metros para dedicarse a la maratón, disciplina en la que el año pasado ya había representado a Chile en los Juegos Olímpicos de Río, donde cruzó la meta en el puesto 108. Pese a que el registro de ayer fue más alto que el que obtuvo en Río, haber terminado la Maratón de Nueva York entre los mejores 25 de la prueba, representa un gran mérito para el chileno, luego de haber abandonado la competencia en el Mundial de Atletismo de Londres.

Enzo Yáñez estuvo lejos del podio – el primer lugar fue para el keniata Geoffrey Kamworor con 2:10:53-, pero la delegación chilena sí logró ubicar a uno de sus representantes entre los tres mejores de una de las categorías. Luisa Rivas, la experimentada atleta de Santiago Runners, cruzó la meta con el tercer mejor registro de las competidoras entre 65 y 69 años. Con 66 años, la atleta de Cauquenes ha ganado cinco maratones y esta vez consiguió el tercer puesto con una marca de 3:44:27.

Tal como Luisa Rivas, la maratón de Nueva York ya es una verdadera tradición para cientos de runners chilenos que se preparan todo el año para participar de la que dicen es la corrida más importante del año. Esta vez fueron más de 220 aficionados del país, que ya a las seis de la mañana de ayer se estaban preparando para la competencia que comenzaría a las 08:30 horas. Varios de ellos relataron su experiencia para “El Líbero”.

Uno de los más entusiastas, como se puede apreciar en la fotografía que acompaña esta nota, es el abogado Joaquín Villarino. Para el presidente del Consejo Minero, esta fue su primera maratón, un desafío que tomó con mucha responsabilidad entrenando sistemáticamente durante todo el año y que dio sus frutos al alcanzar un tiempo de 4:15:18: “Lo que más me gustó lejos fue el tremendo ambiente que se generó y que nos acompañó durante toda la carrera, incluso con la lluvia tenue que hubo durante casi todo el recorrido. Vi coros de iglesias, grupos de rock y miles de miles personas entusiastas que nos animaban y no paraban de alegrarnos la vida”. Villarino destacó además la organización de la carrera, “de país desarrollado, envidiable”.

 

Un experimentado en la Maratón de Nueva York es el gerente general de la Viña San Pedro de Tarapacá, Pedro Herane. Ayer fue su cuarta corrida en Manhattan y si bien sus expectativas eran mejores, igual se va conforme. “Esperaba una marca menor a cuatro horas, pero igual estoy feliz”, señala a “El Líbero”, unos minutos después de cruzar la meta con un registro de 4:19:19.

Para Roberto Belloni, quien ayer corrió su sexta Maratón de Nueva York, esta vez el desafío era alcanzar la meta junto a su hijo Benjamín. Y como vemos en la fotografía, el gerente corporativo de las empresas Yarur e integrante de Full Runners, nuevamente superó la prueba. Antes de la competencia, reconocía a “El Libero” que en esta ocasión no le preocupaba la marca, sino sólo vivir la experiencia con su hijo. Al final, llegó a la meta en 4:36:00 y  29 segundos más tarde lo hizo  Benjamín.

Con respecto a las medidas extremas de seguridad que se esperaban para la versión 47 de la corrida neoyorkina -luego del atentado del martes donde murieron ocho personas-, Roberto Belloni señaló que no vio nada distinto a lo normal: “Como siempre la carrera fue una fiesta, con gente alentándonos durante los 42 kilómetros”.

Al igual que Roberto Belloni, Juan Carlos Spencer (en la foto), también corrió ayer su sexta maratón en Manhattan. Orgulloso con su sexta medalla, el gerente general de la Bolsa Electrónica de Chile, reconoce que esta vez el trazado estuvo más duro, sobre todo por la llovizna que cayó durante toda la carrera: “No pude correr más rápido – hizo 4:34:24- pero igual estoy feliz con mi tiempo. Valió la pena haber venido nuevamente”.

Para el abogado Pablo Prüssing, la de ayer fue su primera experiencia en la Maratón de Nueva York, pese a que antes ya había corrido 16 competencias de este tipo en todo el mundo. El viernes confesaba a “El Líbero” que esperaba cruzar la meta con un tiempo no mayor a  tres horas. Y las expectativas se cumplieron -registró 2:56:28- aunque al parecer no fue una carrera fácil: “Me lo sufrí todo, en medio de la prueba se me echó a perder el reloj y se descontroló completamente. Imagínate que me marcaba 44 kilómetros recorridos. Al final llegué en menos de tres horas y me voy muy contento”.

El ingeniero civil en minas Eduardo Astorga (30) y la dentista Javiera Henríquez (29) se casaron el lunes de la semana pasada y su luna de miel la pasaron en Nueva York. “Qué mejor que compartir este momento tan importante de nuestras vidas con lo que más nos gusta, que es correr”, señalaba a “El Libero” el flamante esposo antes de la competencia. Ahora, ya con su medalla en mano y pese a que la marca que obtuvo no fue la esperada, el corredor de Full Runners regresa feliz a Chile: “A pesar de que no nos fue bien, fue la mejor maratón que he corrido, corrimos juntos con la Javi y nos fuimos dando apoyo. Además el ambiente fue increíble, toda la gente apoyando durante los 42 kilómetros. Eso no se vive en ninguna parte del mundo”.

 

Otras postales de los entusiastas deportistas chilenos que participaron en la Maratón de Nueva York 2017: