La figura del Arsenal dejó la cancha por una molestia en el muslo derecho este domingo por la Premier League. Aún no se sabe cuál es la lesión y por cuánto quedará fuera de competencia, pero el debate de por qué pasó y quién es responsable, crece.
Publicado el 01.12.2015
Comparte:

Minuto 40 del duelo entre el Arsenal y el Norwich. Alexis Sánchez es empujado por Ryan Bennett en la disputa por un balón que ya ambos habían dado por perdido. El chileno, tras el golpe, choca con un camarógrafo y cae a un foso. Susto para los Gunners, que ya temían una posible lesión del delantero que venía de sumar muchos minutos –algunos hablaban de demasiados– y de varias molestias corporales. Alexis estaba notoriamente enojado, pero siguió jugando.

Minuto 58 y finalmente sucedió. Barrida del mismo Bennett y Alexis no puede seguir. Se toma el muslo derecho y se tira al suelo. El chileno sale de la cancha y entra en su reemplazo el costarricense Joel Campbell.

Este lunes el cuerpo médico del club aún no daba noticias de lo que pasa con el “Niño Maravilla” y el tema no ha dejado de resonar. Si bien se especula sobre un desgarro que haría que Alexis se perdiera importantes partidos por la Premier y la Champions en las próximas semanas, la polémica radica en otro punto: ¿se sabía que esto iba a pasar?

Los medios europeos y los mismos jugadores acusan que sí, y el debate es si podría haberse evitado. Incluso, ya se apunta a un culpable: Arsene Wenger.

The Mirror y The Independent criticaron al entrenador. “Wenger admitió la semana pasada que Sánchez se quejó de una lesión. Pero lo puso y corrió el riesgo de tener a su mejor jugador fuera durante semanas, sin duda es una locura. Fue una apuesta que salió mal y deja toda la temporada del Arsenal en peligro” – publicó The Mirror.

Mientras que The Independent agregó que “Wenger sabía que Sánchez estaba cansado después de un viaje brutal a Chile. Él habló en varias ocasiones sobre la necesidad de darle descanso. Pero el deseo de corto plazo por los tres puntos se impuso, como siempre lo hace. Y así el francés debe calcular la mejor manera de superar la pérdida de un jugador, el que menos puede permitirse el lujo de prescindir”.

Arsene Wenger se defendió. “Yo le iba a dar descanso, pero él me dijo que estaba bien para jugar” – dijo al respecto.

Pero ante esto, Thierry Henry, ex jugador y máximo referente del Arsenal, disparó contra el DT: “Arsene Wenger, en cierta forma, está peleando por el título y necesita ganar, entonces le preguntarás a Alexis Sánchez si está bien y él te dirá que sí. Si no lo hace, si el jugador dice que no, entonces te puedes ir del club, porque estás para jugar (…) Yo creo que simplemente no tienes que preguntarle a tu jugador si quiere descansar”. Además, agregó que: “Él (Alexis) juega por Chile, viaja 14 horas de ida y 14 horas de vuelta, juega cada partido. Incluso, cuando el partido está ganando, sigue metiendo presión en los otros equipos (…) Yo no soy entrenador, no sé cómo será la presión que ejercen los jugadores, sólo sé que yo era un dolor de cabeza cuando me sacaban. Pero ahora pienso, por ejemplo, con Dinamo Zagreb ya estaba ganado el partido, él había anotado, había tenido un buen partido y ahí tienes que sacarlo”.

¿Por qué tanta crítica al entrenador? Los medios ingleses lo dicen: “Wenger admitió que… Arsene sabía que…”. En definitiva, porque había pistas de que una lesión podría ocurrir.

Pista 1: los números

ALEXIS 2015 6Si bien Alexis había tenido grandes intervenciones en los últimos encuentros del Arsenal, en las estadísticas comenzaba a notarse una baja en el chileno: su velocidad promedio en la cancha en los últimos tres partidos de este mes fueron las más bajas de su temporada. De hecho, su rendimiento fue disminuyendo progresivamente. Skysports.com publicó la tendencia:

  • El 8 de noviembre, ante Tottenham, su velocidad promedio fue de 5,48 km/h.
  • El 21 de noviembre, ante West Brom, su velocidad promedio fue de 5,39 km/h.
  • El 29 de noviembre, ante Norwich, su velocidad promedio fue de 5,27 km/h.

La velocidad promedio del chileno durante este domingo -día en que tuvo que abandonar por la lesión- fue la más baja de la temporada. Además, este promedio fue el más bajo de todos los jugadores de la cancha. En otras palabras: fue el más lento.

Los números que se refieren a la “explosividad” del tocopillano durante este domingo también confirman esta tendencia: su velocidad máxima fue de 30,3 km/h. Sí, la más baja para Sánchez en todo este año en la Premier League.

Pista 2: los avisos previos

ALEXIS MEXICOSeptiembre 2015: Alexis Sánchez no inició bien su temporada en el Arsenal tras la Copa América. Ya venía de una sequía de goles desde mayo. Recién el 28 de septiembre volvió a anotar: tres tantos ante el Leicester. Durante este intertanto, Arsene Wegner demostró preocupación por el bajo rendimiento de Alexis, admitiendo que le había dado poco descanso tras el campeonato en Chile. Pero Alexis volvió a brillar y los ánimos se calmaron.

Octubre 2015: el 4 de octubre el Arsenal se enfrentó al Manchester United y Sánchez tuvo que salir antes del final por un dolor en la ingle. Aun así, viajo a Chile previo a los duelos ante Brasil y Perú por las clasificatorias a Rusia 2018. Si bien el 5 de octubre se descartó alguna lesión, dos días después Jorge Sampaoli no pudo confirmar la presencia del delantero ante Brasil. Además, no practicó junto a sus compañeros y realizó trabajo de recuperación y fisioterapia. Sin embargo, finalmente fue titular ante los pentacampeones, al igual que el 13 del mismo mes frente a Perú.

Alexis volvió a Inglaterra y el 23 de octubre Wenger plantea la posibilidad de darle una pausa ante Everton. También criticó a las selecciones nacionales por el cansancio y lesiones de sus jugadores, refiriéndose a los amistosos que para él no tenían la suficiente importancia, apuntando a una prioridad en los clubes. Un día después, el chileno jugó ante el Everton.

Noviembre 2015: El 10 de noviembre Alexis Sánchez vuelve a Chile para enfrentar las últimas fechas del año de las Clasificatorias. Desde Inglaterra, Wenger se muestra preocupado por la acumulación de partidos en el cuerpo del chileno y las posibilidades de lesiones. Incluso, envió un mensaje entre líneas respecto a los partidos por la “Roja”: “hoy, jugadores como Sánchez, que ha jugado muchísimos partidos, se va a su país a jugar otros dos”.

El 12 de noviembre y en condiciones normales jugó ante Colombia. Pero el 16 de noviembre, en un entrenamiento previo al partido ante Uruguay, Alexis tiene un dolor en el gemelo que no le permite entrenar normalmente. Jorge Sampaoli vuelve a poner en duda la titularidad de su máxima estrella. Pero finalmente, el 17 de noviembre entra desde el primer minuto a la cancha del Estadio Centenario de Montevideo.

Alexis vuelve a Inglaterra y Wenger vuelve a decir que le dará una pausa por la sobrecarga de partidos. Pero no, el 24 de noviembre vuelve a ser titular por la Champions League ante el Dynamo Zagreb, duelo en el que recibe un fuerte golpe en el muslo. Lo que pasó cinco días después es historia conocida: sale lesionado del encuentro ante el Norwich.

Pista 3: la sobrecarga

Arsenal vs NewcastleFue preocupación durante estos últimos meses tanto para los medios de comunicación, como para su equipo y su entrenador. Pero tras volver de la Copa América, Alexis Sánchez no tuvo descanso. Además de los entrenamientos y viajes, ya acumula 24 presencias como titular desde el 16 de agosto a la fecha. En promedio, dos partidos semanales en tres meses:

14 por la Premier League

1 por la Copa de la Liga

5 por la Champions League

4 por la Selección chilena

En Chile las alarmas aún no se encienden, ya que recién en marzo vuelve a jugar la “Roja”, pero en Inglaterra no saben si Alexis podrá estar presente en el vital compromiso del próximo 9 de diciembre por la Champions League, contra el Olympiacos de Grecia. De este duelo depende si los del Arsenal pasan a octavos de final o dejan el torneo. Esto es lo que más lamentan sus hinchas. “Una apuesta mal hecha” – dicen los Medios, ya que pareciera que todos se daban cuenta de que Alexis llevaba muchos partidos y molestias encima, pero no hubo ninguna pausa.