La Conmebol ha sido drástica en los castigos a los clubes cuyos simpatizantes han protagonizado incidentes en los últimos torneos internacionales. Alianza Lima fue multado con 150 mil dólares y con tres partidos “a puertas cerradas”.
Publicado el 17.02.2015
Comparte:

Un muy mal recuerdo deben tener los fanáticos del Club Universidad de Chile luego de la última participación de su equipo en la Copa Libertadores, hace justamente un año. No solamente quedaron eliminados en primera ronda, sino que el club sufrió duras sanciones económicas por parte de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), luego de que hinchas prendieran y lanzaran bengalas en el Estadio Nacional, en los dos primeros partidos del torneo de local: frente a Guaraní de Paraguay -en la etapa previa a la fase de grupos- y luego ante Defensor Sporting de Uruguay, en el debut en primera ronda.

El mal recuerdo del 2014 partió cuando el Tribunal de Disciplina de la Conmebol, tras los incidentes ocurrido el 29 de enero en el partido frente a Guaraní, sancionó a Universidad de Chile con una multa de 10 mil dólares, además de la advertencia del cierre parcial de su estadio, si en el próximo partido de local se reincidiera en las infracciones.

Y justamente en el siguiente partido, el 13 de febrero frente a Defensor Sporting, volvieron a aparecer las bengalas, por lo cual el máximo organismo del fútbol sudamericano hizo efectiva su advertencia, aunque no de manera completa: sancionó a los azules para el siguiente duelo de local de la Copa –disputado en el Estadio Santa Laura frente al Real Garcilaso de Perú- pero sólo con el cierre de la galería lateral sur.

Sin público para los dos primeros partidos de visita

Las últimas sanciones de la Conmebol a Universidad de Chile por Copa Libertadores no sólo se limitan a los partidos de local. Para la presente edición del principal torneo continental de clubes, los simpatizantes azules no podrán viajar a Porto Alegre y La Paz, para los partidos de visita de la “U”  frente a Internacional y The Strongest, respectivamente.

La determinación se debió a que simpatizantes del equipo azul encendieron bengalas en el último partido de su equipo en la edición pasada de la Copa -frente a Defensor Sporting- que determinó la eliminación del equipo laico de dicho torneo. “Se prohíbe expresamente al Club Universidad de Chile la venta de entradas a sus aficionados para los dos próximos partidos que dispute como visitante en competencias organizadas por la Conmebol”, fue parte de la declaración del Tribunal de Disciplina del organismo. La Conmebol señaló que los azules podrían recibir un castigo más fuerte si repiten los hechos de la Copa Libertadores de 2014: “advertir expresamente al Club Universidad de Chile que en caso de una nueva infracción de este tipo en condición de visitante, el club podría ser sancionado con la imposición de una sanción mayor a la actual, de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 43 del Reglamento Disciplinario”.

La dura prueba frente a Emelec

Universidad de Chile vs Union Espa–olaTras los últimos incidentes ocurridos el pasado viernes en el Estadio Nacional, por la detonación de bengalas y bombas de ruido durante el partido frente a Unión Española que obligó a suspender el encuentro por algunos minutos, los dirigentes de Azul Azul están preocupados de lo que pueda ocurrir esta noche en el debut de la “U” en la presente edición de la Copa Libertadores -frente a Emelec de Ecuador- duelo que se disputará en el mismo recinto, a las 19:15 horas.

LA U VIOLENCIAEn el sitio oficial del club se publicó un comunicado cuyo título fue “No pongas en riesgo a la U” y donde el tercer párrafo señala claramente que “ante la eventualidad de que mañana (hoy), en el partido ante Emelec de Ecuador,  se reitere la práctica de prender fuegos artificiales y detonar bombas de ruido, el Club se verá en la obligación de evaluar la suspensión de la venta de boletos para los partidos de la competencia local y de Copa Libertadores. Es decir, podrán asistir al estadio sólo hinchas abonados. Una determinación que sería lamentable de aplicar, pero necesaria, ya que es  preferible jugar con menos hinchas, que con estadio vacío”.

En el texto el club alude a los últimos castigos impuestos por la Conmebol a otros equipos sudamericanos que también participan en la Copa Libertadores y que debieron  ejercer su localía sin público en la fase inicial del torneo, como Alianza Lima de Perú y Nacional de Uruguay. Idéntico castigo que tendrá que cumplir el actual monarca San Lorenzo de Argentina, en su debut  de local frente a Corinthians de Brasil.

Nacional, frente a Palestino, además de jugar a puertas cerradas, fue sancionado con una multa de 110 mil dólares, tras los enfrentamientos entre sus hinchas y la policía durante el partido contra Newell´s Old Boys, de la Copa Libertadores de 2014.

A Alianza de Lima, en tanto, se le impuso una sanción de tres partidos a puertas cerradas y una multa de 150 mil dólares por los incidentes ocurridos en el partido de la Copa Sudamericana 2014 disputado el pasado 27 de agosto frente al Barcelona de Ecuador. El escrito de la Conmebol señala que “los aficionados locales hicieron uso masivo de bengalas, algunas de las cuales fueron lanzadas al terreno de juego poniendo en grave peligro la integridad física de los jugadores y oficiales de partido, además de tener que interrumpir el encuentro en sucesivas ocasiones”.

Finalmente, San Lorenzo de Almagro, deberá jugar un partido de local sin público y pagar una multa de 100 mil dólares, por la utilización masiva y el lanzamiento de bengalas al campo de juego que obligaron a paralizar el segundo partido de la final de la Copa Libertadores 2014, frente a Nacional de Paraguay.

Si se considera que Universidad de Chile ya había sido sancionado en la Copa Libertadores del año 2013, también por el lanzamiento de bengalas, y luego de los castigos impuestos tras la última edición del torneo, el factor de “reincidencia” podría afectar ante eventuales hechos similares que pudieran ocurrir esta noche.

“La Conmebol  ha dado señales de que no aceptará estas prácticas, ni ninguna otra que pueda ser considerada de violencia”, puntualiza el comunicado de Azul Azul, advirtiendo a sus hinchas de las duras sanciones que podría aplicarle la Confederación Sudamericana de Fútbol, si insisten en hacer estallar en los estadios bengalas y bombas de ruido.

 

FOTO: CARLOS QUEZADA/AGENCIAUNO