Al cumplirse un año del título de la Copa Centenario, la ponderación de los puntos obtenidos en dicho torneo disminuyeron en un 50%. Por contrapartida, la buena campaña de estas tres selecciones europeas durante 2017 en las clasificatorias mundialistas, provocó su salto en el listado y el desplazamiento de la "Roja" al séptimo lugar.
Publicado el 07.07.2017
Comparte:

Sólo al observar los números, en una primera instancia resulta complicado entender por qué Chile bajó tres puestos en el ranking FIFA, del cuarto al séptimo lugar, siendo desplazado por Portugal, Suiza y Polonia. Y más encima, con el recuerdo reciente del sub campeonato de la Copa Confederaciones, parece más extraño comprender el ostensible descenso de la selección chilena en el escalafón mundial.

El ranking FIFA se confecciona mes a mes conforme a varios factores, donde cada uno de ellos tiene una ponderación distinta: se consideran los resultados de los partidos de los últimos cuatro años, el tipo de campeonato donde se disputaron los encuentros, la calidad del rival y la categoría de la confederación a la cual pertenece el rival.

¿Qué partidos se contemplan? Se suman todos los partidos internacionales de clase A (competiciones oficiales y amistosos FIFA) disputados en los últimos cuatro años. Pero en la sumatoria, se ponderan de diferente modo: se consideran en un 100% los puntos de los partidos de los últimos 12 meses, un 50% las unidades conseguidas hasta dos años atrás, un 30% de los puntos ganados hasta tres años atrás y un 20% de lo obtenido hasta cuatro años antes del último ranking. El objetivo de este sistema es que a los partidos más antiguos se les otorga menos puntaje. A medida que pasa el tiempo, se pondera menos.

Ranking FIFA Julio 2017: Top Ten

Y es aquí donde hay que detenerse para analizar la ubicación actual de la selección chilena de fútbol en el escalafón mundial. Como se aprecia en el cuadro de arriba, en el ranking de junio de la FIFA, Chile sumaba 1422 puntos y hoy sólo alcanza 1250, lo que explica el descenso desde el cuarto al séptimo lugar. ¿Y por qué se produjo esta baja? Fundamentalmente porque  en este mes de julio se cumplió un año desde que Chile obtuvo la Copa América Centenario, entonces del 100% de los puntos que se consiguieron por ese campeonato, la ponderación se redujo al 50%. Lo mismo sucedió con los puntos que se sumaban tras la el título de la Copa América de 2015: del 50% de ponderación bajó a un 30%. También se redujeron los puntos obtenidos por la participación de Chile en el Mundial de 2014: de un 30% a un 20%.

Paradojalmente, el primer aniversario de la Copa Centenario, los dos años de la Copa América del 2015 y los tres años desde la actuación de Chile en la Copa del Mundo de 2014, significaron gran parte de la reducción de los puntos de la selección chilena en el ranking FIFA.  Si en junio eran 756 los puntos obtenidos gracias a los partidos disputados en los últimos 12 meses, ahora en julio esa cifra se redujo a 568.

El sorpresivo repunte de Portugal, Suiza y Polonia

El hecho que la selección chilena haya bajado tres escaños en el ranking también se explica por el alza en el puntaje de estas tres selecciones europeas, fundamentalmente en su rendimiento en el promedio de los últimos 12 meses.  Tanto Portugal (4°), como Suiza (5°) y Polonia (6°), subieron puestos.

¿Qué es lo que origina el repunte de estos tres países? En primer lugar, su buen rendimiento en las clasificatorias europeas al Mundial de Rusia, un torneo donde las selecciones vieron actividad incluso hasta el mes de junio. A diferencia de las clasificatorias sudamericanas, que pararon en marzo.

Suiza, por ejemplo, lidera el grupo B, donde ha ganado los seis partidos que ha disputado, incluido un triunfo frente a Portugal. El campeón de Europa, en tanto, está en el segundo lugar del grupo, mientras que Polonia encabeza el grupo E, con cinco partidos ganados y uno empatado.

Además, Portugal aún no pierde la ponderación del 100% de los puntos obtenidos luego de ganar la Eurocopa el año pasado, ya que todavía no se cumple un año del título que obtuvo luego de ganar a Francia el 10 de julio de 2016.

La maldición de los partidos amistosos

Para confeccionar el ranking FIFA, los partidos que juegan las selecciones nacionales tienen cuatro ponderaciones distintas: la mayor es 4 para los encuentros disputados en los mundiales; 3 para los de la Copa Confederaciones; 2.5 para los encuentros de las clasificatorias mundialistas, y la más baja, ponderación 1, para los partidos amistosos.

Según los especialistas en estadísticas, estos últimos partidos no conviene jugarlos. Andrés Weintraub, ingeniero e investigador responsable del Instituto de Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI) de la Universidad de Chile, sostiene que el ranking FIFA tiene un error en el cálculo de los partidos amistosos: “Mientras más partidos amistosos juegue un equipo, peor le va. A Chile lo que más le convendría para el ranking es no jugar partidos amistosos, porque salvo que le gane a Alemania, pierde puntos. Jugó con Burkina Faso, y no le sirvió de nada”.

Si comparamos los partidos amistosos de los países que están arriba del ranking de Chile, este año Portugal ha jugado dos partidos de esta categoría; Suiza sólo uno, mientras que Polonia no ha disputado ningún partido amistoso. La selección chilena, en tanto, ha jugado cinco partidos de este tipo, con un sólo triunfo durante los 90 minutos de juego: frente a Islandia en la China Cup disputada en enero.

Denis Saure, también investigador del ISCI y que ha estudiado detalladamente la confección del ranking FIFA, señala tajantemente que “si nos ponemos a jugar amistosos, todo el privilegio por jugar la Copa Confederaciones, lo perdemos”. Según el ingeniero, la baja ponderación que tienen los amistosos disminuye drásticamente el puntaje del año, que Chile podría conseguir en torneo oficiales, como las clasificatorias y la Copa Confederaciones. “El problema es que si tú juegas amistosos, le estás metiendo al saco partidos que tienen un ponderador muy bajo. Entonces el efecto relativo de los partidos de clasificatorias o de la Copa Confederaciones, empieza a bajar”, señala.

Para los países que pretenden disputar un Mundial, el ranking FIFA es fundamental porque los seis mejores ubicados, además del campeón del mundo y del país anfitrión, automáticamente se transforman en cabezas de serie de los ocho grupos de la ronda inicial de la próxima copa del mundo. Salvo Alemania y Brasil, ninguno de los Top Ten del ranking están clasificados a Rusia 2018. Y Chile, para mantenerse en este grupo de elite, primero deberá conseguir la clasificación y sumar la mayor cantidad de puntos en los cuatro partidos que le quedan de las clasificatorias sudamericanas.