Más allá de intentar ganar el torneo el próximo domingo frente a Islandia (4:35 hora chilena), Juan Antonio Pizzi busca sumar alternativas reales de cara la recta final de las clasificatorias mundialistas. Desde el punto de vista económico, contrario a lo que se pudiera pensar, los dos partidos al otro lado del mundo, no le generarán ninguna ganancia a la ANFP.
Publicado el 13.01.2017
Comparte:

“Va a ser difícil que Chile tenga un recambio en el corto plazo, para el nivel de jugadores que estamos acostumbrados, como Aránguiz, Vidal, Medel, Sánchez y Bravo. Ellos tienen un rendimiento inalcanzable a los que vimos en la China Cup”. Así de categórico fue Juvenal Olmos en TVN, al analizar la participación de Chile el China Cup que tras ganar un solo partido – triunfo por definición a penales frente Croacia- disputará este domingo la final frente a Islandia.

Es cierto, este equipo alternativo de la “Roja” funcionó bien en buena parte del partido del miércoles, frente a otro plantel que también tenía el carácter alternativo. Sólo jugadores del medio local integran la lista de 18 futbolistas elegidos por el director técnico croata Ante Cacic, para participar en el cuadrangular que se realiza en la ciudad china de Nanning, frente a los seis “extranjeros” que llevó Pizzi a China. Lo curioso es que ni Ángelo Henríquez, ni Junior Fernández, dos jugadores que resultaba interesante ver en cancha  precisamente frente a Croacia ya que juegan en ese país, sólo vieron desde la banca el triunfo de Chile. Lo más seguro es que ante Islandia ambos delanteros deberían sumar minutos. De lo contrario no se entendería la convocatoria de dos nombres que han alternado en viarias nóminas mundialistas y que tenían en este torneo, su gran oportunidad de ser titulares desde el arranque, por lo menos de un partido.

Es muy cierto lo que dice Juvenal Olmos. A este equipo que se encuentra en China hay que analizarlo en su justa medida. Por ejemplo, César Pinares, escogido como una de las figuras del triunfo frente a Croacia, ya tiene 25 años, por lo tanto resulta difícil pensar en que el volante de Unión Española sea un fiel representante del tan ansiado “recambio”. Lo mismo sucede con Rafael Caroca, de 27 años, que debutó en Colo Colo hace casi una década. Distintos son los casos del defensa Paulo Díaz y  del volante Leonardo Valencia. El primero tiene 22 años y juega en San Lorenzo de Almagro, mientras que el segundo, si bien ya tiene 25 años, su buena actuación con Palestino en la última Copa Libertadores y su regularidad durante el año, lo hacen ver como una alternativa de cara a los últimos partidos de las clasificatorias.

pizziJuan Antonio Pizzi debe estar pensando en ratificar a Cristopher Toselli como la primera alternativa a Claudio Bravo en el arco de la selección, en desmedro de Johnny Herrera que no fue convocado para la China Cup. El portero de Católica subió varios peldaños al atajar dos penales en la definición frente a Croacia y es una de las cuenta alegres que hasta el momento le deja la China Cup el técnico. Lo mismo con otro jugador cruzado, el defensa central Guillermo Maripán, que con su 1,93 de estatura, tuvo un muy buen desempeño frente a Croacia.

Chile tiene posibilidades de ganar la China Cup, si pensamos que el domingo tendrá en frente a una selección de Islandia que será muy distinta a la que sorprendió al mundo entero luego de clasificar a los cuartos de final de la Eurocopa. Sólo tres jugadores de ese equipo integran la nómina que enfrentará a la “Roja”: el arquero Hannes Halldorsson, el defensa Birkir Saevarsson y el volante Kari Arnason. El resto del plantel está conformado por jugadores que se desempeñan en el noroeste de Europa. El técnico islandés, Heimir Hallgrímsson, que además trabaja como dentista en su país, también busca en la China Cup, jugadores de recambio, pensando en las clasificatorias mundialistas europeas.

Contrario a lo que se podría imaginar, la primera edición de la China Cup, que el próximo año espera convocar a ocho equipos, no le significará ninguna ganancia económica al fútbol chileno. “Para la ANFP el balance económico no implica que entre plata a las arcas, prácticamente vamos a gastar toda la plata” señaló el vicepresidente del organismo, Gaspar Goycoolea al Canal del Fútbol. “Estamos, incluso, bajo la línea en el resultado económico, pero lo importante es el prestigio para la selección, que pueda estar jugando un torneo internacional”, agregó.

Finalmente, para el ranking FIFA, torneos amistosos como este no sirven de mucho. Por el contrario, restan puntos. Para confeccionar el ranking se considera la importancia de los partidos, que tienen cuatro ponderaciones distintas: la mayor es 4 para los partidos disputados en los mundiales; 3 para los de la Copa Confederaciones; 2.5 para los encuentros de las clasificatorias mundialistas, y la más baja, ponderación 1 para los partidos amistosos. Así lo grafica el investigador del Instituto de Sistemas Complejos de la Universidad de Chile, Denis Saure. Según el ingeniero la baja ponderación que tienen los amistosos disminuyen drásticamente el puntaje del año, que Chile podría conseguir en torneo oficiales, como las clasificatorias y la Copa Confederaciones. “El problema es que si tú juegas amistosos, le estás metiendo al saco partidos que tienen un ponderador muy bajo. Entonces el efecto relativo de los partidos de clasificatorias o de la Copa Confederaciones, empieza a bajar”, señaló a El Líbero en noviembre pasado.

FOTO: CARLOS PARRA/COMUNICACIONES ANFP