El carácter obsesivo del catalán, su férrea disciplina y su admiración por Marcelo Bielsa, son algunos de los factores que deberían favorecer al campeón de América en el Bayern Munich.
Publicado el 30.07.2015
Comparte:

En 2011, cuando dirigía al Barcelona, el entrenador catalán Josep Guardiola ya tuvo interés en contar con Arturo Vidal en su equipo, cuando el chileno aún jugaba en el Bayer Leverkusen. Dos años más tarde, ahora con el técnico español en la banca del Bayern Munich y el chileno triunfando en la Juventus, quiso llevárselo de vuelta a Alemania.

VIDAL ENTRENA POR EL BAYERNTuvieron que pasar cuatro años para que por fin la carrera del volante nacional se cruzara con la trayectoria del que es considerado uno de los mejores entrenadores del mundo. Vidal, a los 28 años, comienza su tercera aventura en el fútbol europeo, ahora de la mano de un técnico que lo viene siguiendo desde hace un buen tiempo y que lo debería hacer crecer como futbolista.

Hoy por hoy, Josep Guardiola se presenta como el entrenador ideal para Arturo Vidal. Por varios motivos:

1. Un técnico estricto con la disciplina de sus jugadores

GUARDIOLAEn la conferencia de prensa del martes pasado, cuando fue presentado en el Bayern Munich, Arturo Vidal señaló que el accidente que protagonizó en medio de la Copa América “fue una equivocación en mi tiempo libre y espero que no ocurra más ni en la selección, ni acá”.

Este acto de indisciplina que el volante de la Roja definió como una “equivocación”, si le ocurre nuevamente, ahora en las calles de Munich, será duramente sancionado de acuerdo al código de disciplina de Guardiola.

Situaciones mucho menos graves que protagonizar un accidente automovilístico, como llegar tarde a un entrenamiento, vestirse de manera incorrecta o hasta tener algunos kilos de más, le cuesta mucho dinero a los jugadores del Bayern Munich.

El código de disciplina de Josep Guardiola, perfeccionado por el propio entrenador durante la temporada 2014-2015, fija multas que parten en 330 euros, poco más de 240 mil pesos chilenos y por cada una de las siguientes infracciones, se va incrementando en tramos de 250 euros.

Otras sanciones del “código Guardiola” en el Bayern Munich son por hablar por teléfono celular en zonas no habilitadas o por dejar la ropa usada en un entrenamiento fuera del lugar de lavado. Las multas pueden llegar a  6 mil euros, unos 4 millones 400 mil pesos.

De esta manera, bien le vendrá a Arturo Vidal llegar a un club donde la disciplina y el orden forman parte del diario vivir de su director técnico.

2. La influencia de Marcelo Bielsa 

BIELSAArturo Vidal varias veces ha señalado que considera a Marcelo Bielsa como uno de los mejores técnicos del mundo. En una entrevista a la revista “El Sábado” de El Mercurio señaló en mayo pasado que “fue el primero en Chile en pensar más el fútbol, en estudiar más a los jugadores”. Precisamente, el técnico rosarino y ex entrenador de la selección chilena, es uno de los principales mentores en la carrera de Guardiola como entrenador.

Si bien la mayor influencia para el catalán es el holandés Johan Cruyff, antes de comenzar su carrera como entrenador, en el año 2006, viajó a Argentina para reunirse con Bielsa y conocer el trabajo que había hecho en la selección de ese país. “Cuando dejé de jugar y no sabía lo que iba a hacer, Bielsa tuvo la amabilidad de recibirme en su casa. Fue muy generoso y yo ni siquiera era entrenador”, comentó Guardiola al referirse a un asado de 11 horas que compartió con el “Loco” en su campo de Rosario. Ese mismo día señaló además que admiraba al argentino por ser auténtico y jugar de una manera tan atrevida: “Básicamente aprendí eso, la valentía de sus equipos. No importa dónde, ni contra quién, si eres grande o pequeño”.

Y los halagos no se quedan ahí. En marzo de 2012 Guardiola señaló que “Bielsa es el mejor entrenador del planeta”, luego de que el equipo del rosarino de esa época, el Athletic de Bilbao, eliminara al Manchester United de la Europa League.

Guardiola además, tomó de Bielsa la modalidad de relacionarse con la prensa sólo mediante conferencias. En el asado de Rosario, una frase del “Loco” le quedó grabada al nuevo técnico de Vidal: “¿Por qué le voy a dar una entrevista a un tipo poderoso y se la voy a negar a un pequeño reportero de provincias? ¿Por qué voy a acudir a una emisora líder cada vez que me llame y en cambio jamás a una pequeña radio del interior? ¿Cuál es el criterio para hacer una cosa así? ¿Mi propio interés? Eso es ventajismo”.

Todo esto, hace pensar que el conocimiento y la admiración por Marcelo Bielsa, tanto por parte de Josep Guardiola como de Arturo Vidal, de seguro será un elemento favorable en la relación que sostendrá el técnico catalán con el volante chileno.

3. La relación con Jorge Sampaoli

SAMPAOLI“Chile tiene un equipo con una semilla que puso Marcelo Bielsa y que Jorge Sampaoli le dio la misma dinámica. Son todos chicos, pequeños que son agresivos y te comen”, declaró Josep Guardiola sobre la selección chilena, en medio de la Copa del Mundo de Brasil 2014.

El actual técnico de la Roja recogió el guante y aprovechó una gira por Europa durante el verano pasado, para entrevistarse con su colega catalán en las dependencias del Bayern Munich. De la misma manera como Guardiola se nutrió de Bielsa en aquel asado de Rosario, lo hizo Sampaoli del catalán en marzo último.

Este encuentro que no duró más de tres horas, cambió en parte la estrategia de juego del casildense, ya no tan vertical y con mucho vértigo, como la Roja en la “era Bielsa”, sino más bien, como el propio Sampaoli lo reconoció luego de la Copa América, como un sistema “más orientado al ataque posicional”, un concepto futbolístico acuñado por Guardiola y que detalla en ‘Herr Pep’, el último libro sobre su carrera escrito por Martí Perarnau:  ”El ataque posicional consiste en que, como jugador, yo no intervengo durante mucho rato, pero no intervenir significa generar espacios para los compañeros”.

En la misma línea tras ganar la Copa América, Sampaoli señaló lo siguiente al diario Marca de España: ”Bielsa juega más directo y no tiene tanta posesión como yo busco. Yo persigo más el ataque posicional”. Y en otra entrevista, antes del torneo sudamericano al programa “La Hora del Taco” de Radio Universo, dijo que “en el último tiempo he aprendido que los matices del juego han ido evolucionando en relación de un crecimiento personal y hoy estamos siguiendo a Guardiola”.

Esta relación de Sampaoli con Guardiola  tuvo su último capítulo cuando el entrenador del Bayern le solicitó al casildense un completo informe de Arturo Vidal con información sobre velocidad, condición física y estadísticas del jugador, antes de aprobar por completo la llegada del ahora ex volante de la Juventus.

Y no es casualidad que Vidal haya pasado sus últimos días de vacaciones junto al técnico de la Roja en Miami, a sólo días de firmar por cuatro años con el equipo de Guardiola. Sampaoli fue clave en el regreso del volante a Alemania y de seguro, estará muy al tanto del desempeño del jugador en el Baryern y de la relación con su nuevo técnico, Josep Guardiola, el nuevo mentor del argentino.

4. Todos quieren aprender del “estilo Guadiola”

ZIDANECasos como el de Jorge Sampaoli y su entrevista con Guardiola son muchos.  El técnico ganador de 13 títulos con el Barcelona, está acostumbrado a recibir colegas que quieren aprender de su sistema de juego y de su filosofía futbolística. El caso más curioso ocurrió en marzo pasado cuando el francés Zinedine Zidane, quien es considerado el futuro entrenador del Real Madrid –antagonista del ex club de Guadiola- viajó a Munich para recibir un curso intensivo de tres días por parte del catalán. Zizou formó parte de una delegación de siete ex jugadores franceses que fueron recibidos por Pep, como Claude Makelele, Willy Sagnol, Guy Lacombe, y Claude Le Roy. “Guardiola es un gran entrenador. Me gusta observar como trabaja. Me inspira”, señaló Zidane al diario alemán Die Welt al llegar a Alemania. El campeón del mundo con Francia en 1998 añadió que “si el Bayern está al día de hoy en la cima es gracias a Guardiola, que ha sabido darle ese toque de locura que le faltaba”.

A visitas ilustres como estas se deberá acostumbrar Arturo Vidal  en su estadía en el Bayern Munich, encuentros que lo deberían hacer crecer como jugador.

5. Guardiola, el obsesivo

Pep Guardiola conducts first training session at Bayern Munich - videoCuando supo que iba a dirigir al Bayern Munich, en noviembre de 2012, Pep Guardiola se propuso como meta llegar a su presentación en el club, en junio de 2013, hablando un perfecto alemán. No se lo habían pedido, sino que fue él mismo el que se impuso el reto, estudiando cuatro horas diarias, durante seis meses. Partió de cero, no sabía nada de alemán, pero llegó a la conferencia de prensa respondiendo las preguntas de los periodistas, en el idioma de su nuevo equipo.

Al igual que Bielsa y Sampaoli, dos de los técnicos más influyentes en la carrera de Arturo Vidal, Pep Guardiola, pasa todo el día mirando partidos de fútbol grabados y analizando jugadas. Los jugadores del Barcelona recuerdan que en un viaje en avión muy largo, que duraría toda una noche, el técnico mandó a llamar a Iniesta y estuvo cuatro horas con el jugador analizando sus movimientos, sus errores, y cómo debía correr en la cancha.

Además, en cada partido, tanto en Barcelona como en el Bayern, pide que se ubiquen tres cámaras de video en ángulos distintos de los estadios para grabar los movimientos de los jugadores. Con ese material, se encierra a estudiar las jugadas, los errores y los aciertos de sus dirigidos.

En un extenso diálogo con el director de cine español Fernando Trueba, llamado “Conversaciones sobre el futuro”, en octubre de 2011 Josep Guardiola señaló que “lo más maravilloso de mi profesión es cuando planeo el partido, saber qué es lo que va a suceder, imaginarlo, soñar lo que va a pasar. Y cuando esto sucede, me siento realizado y me acuerdo de todo lo que planifiqué el día anterior”.

Sobre los jugadores señala: “no todos son iguales, no todos tienen que ser tratados iguales. Eso sí, con el mismo respeto. Hay que encontrar lo mejor de cada uno de tus jugadores, en distintas situaciones, para conseguir lo mejor de él y lograr juntos lo que pretende hacer”.

Y sobre el deporte de su vida concluye: “El fútbol en el fondo es un juego, que hemos pervertido, que hemos convertido en un negocio que vivimos de él. Pero nunca hay que olvidar lo que le da sentido, que es el juego. Planear este juego, es el motor de mi profesión”.