El capitán no logra salir de una lesión de la que debió haberse recuperado hace varias semanas. A esto se suma que el litigio judicial con la Real Sociedad lo tiene desconcentrado, y además el Manchester City contrató un arquero de 22 años –por el que pagó 40 millones de euros- y que podría convertirse en su reemplazante natural, tal como lo fue ter Stegen en el Barcelona.
Publicado el 16.06.2017
Comparte:

La antesala al debut de la selección chilena en la Copa Confederaciones ha estado marcada por las noticias en torno a Claudio Bravo. Pero no por la impronta que provoca su figura como capitán y líder de un equipo consolidado que busca ganar el torneo, sino que todo lo contrario. A la lesión muscular que no lo deja jugar desde hace casi 50 días, se suma el lío judicial con la Real Sociedad. Y a esto se agrega el difícil momento que vive en su club, el Manchester City, que contrató la semana pasada al brasileño Ederson, por quien el conjunto inglés pagó 40 millones de euros al Benfica de Portugal.

Cuando algo anda mal con Claudio Bravo, toda la selección chilena se resiente. Sucedió en la derrota frente a Rumania el martes pasado. Gary Medel tomó el relevo de la capitanía y algo pasó por su cabeza que antes que terminara el primer tiempo, se fue expulsado. La misma situación le ocurrió frente a Paraguay en Asunción, por las Clasificatorias. Al parecer en este equipo, la “jineta” pesa y mucho y cuando no la tiene Claudio Bravo, se nota.

Y no sólo pesa la jineta, sino que también el puesto de arquero titular en la “Roja”. Frente a los 112 partidos que ha jugado Claudio Bravo por la selección chilena, poco puede competir Johnny Herrera con 19 presencias y sólo dos duelos oficiales. El capitán quedó descartado para el debut del domingo frente a Camerún –lo reemplazará Herrera-, pero lo peor es que no queda claro si el portero del Manchester City está en condiciones de jugar el resto del campeonato.

El desgarro de un centímetro que lo tiene fuera de las canchas por casi 50 días

La ANFP hizo público ayer un escueto parte médico señalando que el jugador “ha tenido una evolución favorable de su lesión en el gemelo izquierdo y que la integración a la práctica deportiva normal dependerá de la evolución que presente el deportista”. El comunicado no deja en claro el real estado de salud del jugador. Bravo se desgarró el músculo gemelo de su pierna izquierda el 27 de abril y los primeros informes médicos del Manchester City señalaban que la recuperación iba tardar a lo más cuatro semanas. Resulta que se cumplió ese plazo, y el jugador no sólo no se ha recuperado sino que ni siquiera ha podido entrenar en cancha.

El litigio judicial con la Real Sociedad tiene a Bravo con la cabeza fuera de Rusia

El capitán formó parte de la concentración en Chile, viajó a Rusia con sus compañeros y el mismo día que tenía que embarcarse a Rumania para el duelo amistoso del martes o bien quedarse en Moscú para continuar su recuperación, sorpresivamente partió a Barcelona para presentarse a una audiencia, en el marco de un juicio que inició él mismo en contra de la Real Sociedad, club al que le reclama 1,2 millones de euros por su traspaso al Barcelona. Esta cifra corresponde al 10% del total del traspaso del arquero y que, en este tipo de transacciones, suele percibir el jugador. “En la Real Sociedad están sorprendidos con la demanda de Claudio, pues esto se podría haber evitado dialogando”, señaló el abogado de la Real Sociedad, Javier Hernáez. “Además, él había manifestado que renunciaba a esa prima y lo reconoció expresamente en el juzgado, no tiene fundamento el reclamo de Bravo” agregó.

¿Fue correcto que haya partido a Barcelona en medio de la concentración en Rusia?, ¿el técnico sabía de este viaje con antelación? Son preguntas que aún no se pueden responder y que dejan aún más dudas sobre el real estado de salud del jugador.

La llegada de un nuevo arquero al Manchester City

Claudio Bravo tiene 34 años, aún le quedan varias temporadas para triunfar en el competitivo fútbol europeo. Sin embargo, cuando regrese al City en julio, se encontrará con un nuevo compañero de puesto, con quien tendrá que disputar la titularidad. Los 40 millones de euros que pagó el club inglés por Ederson (en la foto), de tan sólo 22 años, parecen indicar que no lo llevaron para ser el suplente del chileno. Además, la transacción por el arquero brasileño es la más cara en la historia de los contratos de porteros en el mundo, después del traspaso del italiano Gianluiggi Buffón desde el Parma a la Juventus en 2001, por 52 millones de euros.

Claudio Bravo, saliendo de una lesión muscular que lo tiene con un pie fuera de la Copa Confederaciones, regresará a Manchster y se encontrará con una realidad muy similar a la vivida hace dos años, cuando Barcelona contrató al alemán Marc-André ter Stegen, quien finalmente se quedó con el puesto de titular en el equipo culé.

El capitán de la selección chilena está siendo azotado por una tormenta perfecta. Es de esperar que salga airoso, primero por el bien de su exitosa carrera, y luego por el bien de esta selección chilena, que tanto necesita a su líder natural.