Algunos serán sede de la Copa América y del Mundial Sub 17, otros lo han sido de importantes torneos internacionales, pero la gran mayoría no acostumbra a albergar partidos de Primera División.
Publicado el 26.05.2015
Comparte:

Los tres estadios refaccionados que serán sede de la Copa América –La Portada, Sausalito y Ester Roa-, una vez concluido el torneo continental cerrarán sus puertas para la Primera División y sólo verán acción en el fútbol de la Primera “B”. Deportes La Serena y Everton, los equipos que hacen de local en La Portada y Sausalito respectivamente, ya llevan varios años jugando en el ascenso, mientras que la Universidad de Concepción –el único equipo de la capital regional en el fútbol de honor-,  ya informó que por motivos económicos, no va a utilizar el remozado recinto de la Avenida Collao para sus partidos de local, ya que el arriendo superaría los 12 millones de pesos por partido.

Esa ha sido la tendencia que ha marcado a la gran mayoría de los recintos deportivos reinaugurados en el país en los últimos años. En cinco de los Estadios Bicentenario, por ejemplo, los equipos locales nunca han podido disputar partidos de Primera División: Coquimbo Unido en el Sánchez Rumoroso; Deportes Temuco en el Germán Becker; Copiapó en el estadio Luis Valenzuela Hermosilla; Curicó Unido en el estadio La Granja, y Deportes Puerto Montt, en el Chinquihue. San Luis, en tanto, sólo ha jugado tres partidos de Primera División en el nuevo Lucio Fariña de Quillota.

Cobreloa es el último caso que confirma esta verdadera “maldición” de los estadios Bicentenario para partidos de Primera División. Los loínos deberán esperar hasta el próximo año para recibir a los equipos “grandes” de Santiago en el recién inaugurado “Zorros del Desierto” de Calama, si es que logra rápidamente volver al llamado “fútbol grande”, tras descender en el campeonato de Clausura 2015. Durante este último torneo, sólo alcanzó a jugar dos partidos en su remodelado estadio: frente a Antofagasta y luego, en la fecha siguiente, ante Colo Colo, cuando selló su descenso a Primera “B”.

ESTADIO SANCHEZ RUMOROSOEstadio inaugurado, equipo descendido

Para albergar al Mundial Juvenil Femenino de 2008, el Estado de Chile financió la reconstrucción de cuatro recintos deportivos, los primeros “Estadios Bicentenario” con standard FIFA de nuestro país: El Sánchez Rumoroso de Coquimbo, el Bicentenario de La Florida, el Nelson Oyarzún de Chillán y el Germán Becker de Temuco.

La “maldición” partió con Coquimbo Unido, que nunca ha jugado un partido de Primera División en su moderno coliseo, que en octubre próximo será sede de un nuevo Mundial, la Copa del Mundo Sub 17.

En diciembre de 2007, justo cuando se anunciaba el cierre del antiguo Sánchez Rumoroso para albergar al Mundial Femenino que se disputaría el año siguiente, el equipo pirata desciende a Primera “B” y desde esa temporada no ha podido volver al fútbol de honor. El estadio ha sido sede de campeonatos internacionales, la Selección Chilena ha disputado encuentros amistosos, se han jugado partidos de Copa Libertadores, pero los hinchas de Coquimbo Unido nunca han podido ver a su equipo jugar un partido de Primera División en su moderno estadio. Y peor aún, la última campaña en Primera “B”, que concluyó hace dos semanas, dejó a los porteños en el penúltimo lugar y a punto de bajar nuevamente de división.

GERMAN BECKER 2Primer partido oficial, en Tercera División  

Una situación similar a la vivida por los fanáticos de Coquimbo Unido, han sufrido los hinchas de Deportes Temuco. En el estadio Germán Becker, con capacidad para 18 mil espectadores y sede de la Copa América de junio próximo, tampoco han podido ver jugar a su equipo en Primera División. Luego de una completa remodelación, este estadio también fue sede del Mundial Femenino de 2008, fecha en que el equipo local participaba en la antigua Tercera División. La inauguración del estadio a nivel local, luego de la Copa del Mundo, fue para un partido de esa categoría entre Deportes Temuco e Iberia de Los Ángeles.

Ya en Primera “B” y pese a la fusión con Unión Temuco –el club de Marcelo Salas que comenzó su historia también en Tercera División en el mismo estadio mundialista-, en todos estos años Deportes Temuco no ha podido alcanzar el fútbol de honor.

Mil 500 millones de pesos invirtió la municipalidad de Temuco y el Gobierno Regional de La Araucanía para remodelar el principal recinto deportivo de la región y así poder albergar tres partidos de la Copa América. Pero luego del torneo continental, el remozado Germán Becker volverá a su realidad: como escenario exclusivo de partidos de Primera “B”.

Los otros dos estadios Bicentenarios construidos para el Mundial Juvenil Femenino de 2008, el de La Florida y el Nelson Oyarzún de Chillán, han tenido mejor suerte. Audax Italiano, que juega de local en el Bicentenario de La Florida, pese a que esta última temporada estuvo a punto de descender, siempre ha mantenido la categoría. En tanto Ñublense de Chillán, sólo durante dos temporadas  jugó en Primera “B” (2012 y 2013).

LUCIO FARIÑAEstadio Lucio Fariña: sólo tres partidos de San Luis en Primera División

23 años tuvieron que pasar para que San Luis de Quillota volviera a la Primera División. Después de un largo peregrinar en Primera “B” e incluso en Tercera, finalmente los canarios lograron acceder al fútbol grande para el campeonato nacional de 2010.

Avanzado el torneo terminaban las obras del nuevo estadio Lucio Fariña, que fue reinaugurado el 7 de Noviembre de 2010. El remozado recinto con standard FIFA era ideal para comenzar un nuevo ciclo para San Luis en la división de honor del fútbol profesional. Sin embargo, el equipo no tuvo la capacidad para mantenerse en la categoría. Y sólo seis después de la inauguración, en su debut como local en el nuevo estadio, San Luis perdió por 3-0 frente a la Universidad de Chile, resultado que lo catapultó nuevamente a Primera “B”. Luego jugaría otros dos partidos en Quillota, frente a Santiago Wanderers y Cobreloa, pero ya con la mirada puesta en fútbol de ascenso. Con estadio nuevo, San Luis debió deambular cuatro temporadas en Primera “B”, hasta que recientemente logró  subir nuevamente a la división de honor, tras consagrarse campeón del torneo 2014-2015 del ascenso.

Los otros equipos que aún no han podido estrenar en Primera División sus modernos y costosos estadios, son Curicó Unido, Deportes Copiapó y Deportes Puerto Montt. Incluso estos dos últimos equipos han jugado de local en los estadios Luis Valenzuela Hermosilla y Chinquihue en la competencia de la actual Segunda División, la tercera categoría de clubes del fútbol chileno. El Chinquihue, que será sede del Mundial Juvenil Sub 17 de octubre próximo, luego del torneo internacional, por lo menos ahora será escenario de la Primera “B”.

FOTO:DAVID CORTES SEREY/AGENCIAUNO