En el informe de la FBI en contra de diez dirigentes de la FIFA, aparece un pago fraudulento de 1,5 millones de dólares dirigido a la Federación de Fútbol de Chile.
Publicado el 28.05.2015
Comparte:

Ayer prácticamente no salió de su hotel en Zurich  Sergio Jadue, contestando entrevistas para las distintas radios deportivas y canales de noticias nacionales. El motivo, salir a explicar por qué dentro de la investigación de la fiscalía norteamericana en contra de diez personeros de la FIFA y de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Conmebol, por “organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero”, aparecía involucrada también la Federación de Fútbol de Chile, y por ende él mismo, en calidad de presidente de dicha organización.

En la investigación que lleva a cabo el departamento de justicia norteamericano, donde aparecen sindicados además cuatro de los sostenedores de las tres empresas de marketing  y de televisación de eventos deportivos más importantes de Latinoamérica– Traffic, Full Play y Torneos-, se señala que éstas a través de una nueva corporación formada por las mismas empresas, DATISA, acordaron pagar 100 millones de dólares en sobornos a dirigentes de la Conmebol a cambio de obtener un contrato por la adjudicación de los derechos televisivos y de la comercialización, de cuatro ediciones de la Copa América (Chile 2015, EEUU 2016, Brasil 2019 y Ecuador 2023).

Este contrato, firmado en mayo de 2013 y que le significará a la Conmebol ganancias por 80 millones de dólares por cada edición del torneo de selecciones, según la investigación de la justicia de EEUU, contempló además 100 millones de la moneda norteamericana en sobornos para los dirigentes sudamericanos: 20 millones por la sola firma del contrato y 20 millones por cada una de las cuatro ediciones de la Copa.

En la repartición de esos dineros por parte de la Conmebol, según la investigación del FBI, cada presidente de las federaciones sudamericanas, recibieron 1,5 millones de dólares.

“Del informe del FBI, lo que concierne a la Federación Chilena, claramente no son reales. Tenemos toda la documentación para aclarar los conceptos”, respondió una y otra vez Sergio Jadue desde Zurich, donde tendrá que participar el viernes de la elección del próximo presidente de la FIFA para el período 2015-2019.

El presidente de la ANFP reconoció que el pago de 1,5 millones de dólares existió, pero que correspondió a un anticipo que le entregó la propia Conmebol a la organización de la Copa América de Chile y que fue depositado en la cuenta corriente de la federación, en calidad de abono para el futuro financiamiento del torneo. En un comunicado, donde la ANFP rechaza los calificativos de “soborno” o “coima”, en contra de la federación chilena, además señala que “en cuanto a las acusaciones, que afectan a personeros de la Conmebol y de la Concacaf, deplora y rechaza toda conducta que signifique la comisión de hechos que atentan contra las leyes y el correcto actuar, y espera que las investigaciones se realicen y concluyan para que los responsables, si los hubiera, reciban el castigo que corresponda”. El mismo comunicado está acompañado de cuatro documentos que, según la ANFP, acreditan los depósitos de dichos dineros a la cuenta de la Federación de Fútbol de Chile.

La difícil decisión de votar a favor de Joseph Blatter

El 2 de noviembre de 2014, en una entrevista al diario “El Líbero”, el propio Sergio Jadue señaló que Chile debía votar en bloque junto a la Conmebol en la elección del próximo presidente de la FIFA, donde compite el actual presidente, Joseph Blatter y el príncipe jordano  Ali bin Al Hussein. “Si no actuamos en conjunto, en bloque, tenemos mucho que perder. Y nosotros vamos a votar, junto a la Confederación, en bloque. Y será en el seno de la Conmebol, donde se discuta qué candidatura vamos a apoyar”, decía el dirigente calerano hace seis meses.

Lógicamente que el escenario cambió, tras el escándalo que se destapó en el día de ayer con varios dirigentes de la FIFA cercanos a Blatter detenidos por la policía y acusados de corrupción. Así lo dejó entrever el presidente de la ANFP en varias entrevistas, donde incluso dijo que no le parecía descabellado posponer las elecciones de mañana viernes.

En la radio T13, el presidente del fútbol chileno y vicepresidente de la Conmebol, señaló que “hay cosas que uno no puede pasar por alto. A nosotros nos parece que esta situación es de bastante relevancia para que se imponga una votación total y absoluta, estando en contra”. Se le consultó que si habría alguna posibilidad de que Chile no votara pareado con la Conmebol, ante lo cual respondió que “ese tema quiero conversarlo mañana (hoy), pero el directorio de esta federación es libre de poder votar por quienes estime necesario. Y ojalá que eso vaya en línea con el resto de las federaciones”.

En Cooperativa, se le consultó por una encuesta de Transparencia Internacional realizada en los 5 continentes sobre si la gente quería o no a Joseph Blatter por quinto período consecutivo, donde en Chile el 99% votó que se fuera, Jadue respondió “que me esperen 24 horas para tomar una decisión”.

Una defensa que se desmarca del resto de los acusados

“Yo voy a tomar mi defensa de manera personal, y por lo mismo contraté un abogado para que me haga un informe en derecho para resolver lo que debo hacer”, señaló varias veces Sergio Jadue, sobre las acusaciones en su contra. En este sentido, siguió con su argumentación: “Si hay responsables, deben dejar sus puestos, pero si no todos lo somos, nos quedaremos cada uno en nuestros lugares. Yo no creo que hayan tomado detenido al presidente de la Federación Venezolana Rafael Esquivel y haberlo sacado de su hotel, sin haber tenido pruebas fehacientes. Me imagino que algo de eso debe haber”.

Finalmente en entrevista en la radio Cooperativa, Sergio Jadue puntualizó que “las personas que son responsables de cometer algún ilícito, deben pagar sus delitos, pero gracias a Dios no me incluyo dentro de ellos. Si aquí hay pruebas, deben ser mostradas y explicadas a la opinión pública. Así por lo menos, yo lo he hecho”.