El próximo viernes el plantel de Universidad de Chile comienza su pretemporada, pero hasta el momento lo hará sin director técnico. El ex ayudante de Jorge Sampaoli aún no logra cerrar su vinculación con la ANFP, donde le exigen una indemnización de 2,5 millones de dólares.
Publicado el 12.12.2015
Comparte:

Fue el martes 10 de noviembre cuando el director técnico de la Selección Chilena, Jorge Sampaoli, liberó públicamente a su ayudante Sebastián Beccacece para que comenzara un camino propio como entrenador. A dos días del partido frente a Colombia por las clasificatorias mundialistas, el DT nacional no tuvo problemas en reconocer que el rosarino ya tenía ofertas, incluso desde Argentina: “Hablé con Sebastián y si la oferta de Racing lo convence, lo libero”, fue lo que manifestó Sampaoli hace ya más de un mes.

Finalmente Beccacece no se fue a Racing, sino que decidió que su primer equipo como entrenador iba a ser Universidad de Chile, el mismo club donde junto a Sampaoli, obtuvo tres campeonatos locales y la Copa Sudamericana.

SAMPAOLI EN PERUFue el propio Jorge Sampaoli el que negoció con Sergio Jadue una salida libre para su principal escudero, al estar amarrado a un contrato que firmó todo el cuerpo técnico con la ANFP donde quedó establecida una cláusula por si una de las partes decidiera  poner fin unilateralmente al convenio. Esta “cláusula de salida” que estaría escrita en el contrato, establece que Sebastián Beccacece deberá pagar 2,5 millones de dólares (incluso se habla de tres millones), si es que decide renunciar a la Selección Chilena.

A fines de septiembre pasado, cuando aún no le estallaba en la cara a Jadue su implicancia en los casos de corrupción que investiga el FBI, el ex presidente de la ANFP se comprometió con Sampaoli que iba a dejar partir a Beccacece sin que la ANFP le cobrara la cláusula de salida. De esta manera, el ayudante del casildense comenzaba a negociar su incorporación a la Universidad de Chile, club que ya proyectaba un nuevo ciclo en la dirección técnica del primer equipo, ante la mala campaña que estaba realizando el cuerpo técnico encabezado por el uruguayo Martin Lasarte. De hecho Beccacece presentó formalmente la carta de renuncia a la ANFP.

Sin embargo, ante la dimisión de Sergio Jadue y el descalabro institucional que vive hoy la ANFP, la directiva saliente y el grupo de clubes “interventores”, revirtió la decisión del calerano y ahora el planteamiento que prima en la sede de Quilín es que el argentino debe pagar los 2,5 millones de dólares, como una forma de indemnización por el perjuicio que le significa al organismo su partida. “Es un asunto muy complejo. Estamos viendo qué solución tenemos”, señaló escuetamente el presidente interino de la ANFP, Jaime Baeza. El directivo planteó, en todo caso, que el tema sería llevado a discusión en el Consejo de Presidentes del próximo jueves 17 de diciembre y que luego de esa reunión se iba a tomar la decisión final.

Entrenamiento Seleccion Chilena 14 NoviembreSebastián Beccacece hoy está de vacaciones y según fuentes al interior de Azul Azul, el técnico les aseguró que el tema ya lo tenía resuelto con la ANFP. Por otro lado, trascendió que Universidad de Chile estaba dispuesta a costear parte de la indeminización, alrededor de 1,5 millones de dólares. Sin embargo, desde el club aseguran hoy que la “U” no le va a pagar un solo peso a la ANFP por la salida del ex ayudante de Jorge Sampaoli.

En medio de esta verdadera teleserie de fin de año -una de las tantas que ha protagonizado la dirigencia del fútbol chileno en los últimos días-,  se encuentra Jorge Sampaoli. El entrenador de la selección chilena estaría muy molesto con la postura de la ANFP que, según él, no estaba respetando un acuerdo previo con Jadue. Además, el técnico estaría en deuda con el propio Beccacece a quien le prometió que su salida sería “limpia”, tras lo cual el rosarino comenzó a negociar con la “U”, a tal punto de que hace bastantes días llegó a un acuerdo económico, se ha reunido varias veces con el Presidente Carlos Heller e incluso ya se entrevistó con los jugadores que no seguirían a partir de la próxima temporada, que comienza el viernes 18 de diciembre.

El otro problema que enfrenta Sampaoli frente a la incertidumbre de la partida de Beccacece es que a fin de mes vence el contrato temporal entre la ANFP y quien debería ser su nuevo ayudante técnico, el español Juan Manuel Lillo, quien hace dos meses y medio trabaja con el argentino. Lillo está a la espera del nuevo contrato, sin embargo, en la ANFP pretenden que sea el nuevo directorio el que resuelva su relación laboral.

Por último, si Sebastián Beccacece logra desvincularse de la ANFP sin pagar la cláusula de salida, el propio Sampaoli podría hacer lo mismo si es que decide finalmente no seguir al mando de “La Roja”, a partir del próximo 4 de enero, cuando asuma la nueva directiva del fútbol chileno.

Carlos Morales, ex gerente de la ANFP: “Este tipo de cláusulas se ponen cuando no existe la confianza absoluta en las personas”.

CARLOS MORALESCuando Marcelo Bielsa firmó el contrato con la ANFP en 2007, no existió una cláusula de salida, como lo que sucede hoy con Jorge Sampaoli. El gerente del organismo durante el mandato de Harold Mayne-Nicholls, el abogado Carlos Morales (en la foto), recuerda que en su momento se sellaron tres acuerdos independientes: uno con Bielsa, otro con Luis María Bonini, y el tercero, con Eduardo Berizzo. “Son personajes absolutamente distintos a lo que vemos hoy, de uno y otro lado. En el caso nuestro, la palabra empeñada era una cuestión que iba más allá que cualquier cosa. Si Bielsa se comprometía, lo hacía hasta el final de cada proceso y si no estaban las condiciones con las que él se acomodaba, o con las que nosotros nos acomodábamos, se terminaba el contrato y punto”.

– Como cuando se fue, luego de la derrota de Mayne-Nicholls

-Claro, él renuncio y no pidió que le pagaran todo el contrato. Se fue y terminó el contrato en ese momento, porque no estaban las condiciones. Pero no era por una oferta que él fuera a recibir.

– ¿Por qué se incluyen estas cláusulas de salida en los contratos?

– Ocurren en el escenario de si una de las partes rompe el acuerdo. El objetivo de estas cláusulas es evaluar anticipadamente los perjuicios que le puede ocasionar a la otra parte ese rompimiento del contrato. De acuerdo a nuestra legislación, los contratos que se celebran con los entrenadores o con los jugadores, son a plazo fijo. Entonces en el caso del entrenador es muy fácil: si está por cuatro años y lo quieres echar en el segundo año, vas a tener que pagarle lo meses que le queden de contrato. La lógica de la ANFP en este caso, es prever que el entrenador frente a muy buena oferta económica, los deje botados. Entonces tratan en alguna medida de trabar eso, para que el tipo no se vaya anticipadamente.

– ¿Existen estas mismas cláusulas para los ayudantes o los preparadores físicos?

– Es que son contratos separados y creo entender que así debiese ocurrir con Sampaoli, Beccacece y Desio. Y seguramente en cada uno de esos contratos pusieron la cláusula. Y el vínculo laboral de la ANFP es con cada uno. Sampaoli no tiene contratado a Beccacece, es la ANFP la que acuerda con su ayudante.

Este tipo de cláusulas, en definitiva, se ponen cuando no existe la confianza absoluta en las personas. Entonces yo tengo que precaverme. Nosotros no lo necesitamos hacer ni con Bielsa, ni con Bonini, ni con Berizzo, porque eran otro tipo de personas. Desconozco el contrato de la ANFP con Beccacece, pero me imagino que es un contrato a plazo igual como lo tienen con Sampaoli. Entonces, Beccacece se va pero tiene que haber una cláusula con una indemnización por la salida por parte del trabajador, que en este caso rompe el contrato.

-En ese litigio, ¿quién debería ganar?

– Hay un contrato firmado, entonces debiera ganar la ANFP. Pero una ANFP limpiecita, una ANFP sin ninguna “yayita” no tiene por donde perder.