El golfista chileno de 16 años (a la izquierda en la foto) fue uno de los más aplaudidos del tradicional torneo del Club Los Leones. Se adjudicó el premio al mejor amateur del campeonato.
Publicado el 17.11.2014
Comparte:

En medio de los festejos del argentino Jorge Fernández Valdés (a la derecha en la foto), quien se adjudicó el Abierto de Chile con 17 golpes bajo el par de la cancha, un chileno celebraba lo que, a su corta edad, fue considerado una tremenda sorpresa. Joaquín Niemann, con tan sólo 16 años, se transformó en el mejor golfista aficionado del torneo y el segundo mejor chileno, detrás del experimentado Cristián León, quien se quedó con el sexto lugar.

Antes de la competencia, Niemann confidenciaba a “El Líbero” que su meta en el “Hyundai BBVA 88º Abierto de Chile” era “pasar el corte” para jugar la ronda final. Y no sólo pasó el corte, sino que fue el mejor amateur del campeonato, con 5 golpes bajo el par, ubicándose en el puesto número 26, muy por encima de sus expectativas.

Quien no se sorprendió con el desempeño de Niemann fue su entrenador, Eduardo Miquel, que ya había anticipado a “El Líbero” su pronóstico: “Si tiene una buena semana, podría llegar entre los 25 primeros del campeonato y eso sería muy bueno”. Ya conocido el resultado, el técnico recalca que Niemann no hizo otra cosa que jugar a su nivel, de acuerdo a cómo lo estaba haciendo durante el año.

La fórmula del éxito

10 millones de pesos anuales le cuesta a la familia de Joaquín costear su carrera. Sólo este año viajó a Estados Unidos, Japón, Inglaterra, Colombia y Uruguay, y como jugador amateur no puede tener sponsors que lo auspicien. Además, pese a ganar la categoría amateur del Abierto de Chile, no obtuvo ningún premio económico.

Como sucede en la gran mayoría de estos casos, el apoyo familiar ha sido fundamental. Y un actor clave en la promisoria carrera de Joaquín ha sido su padre, Jorge Niemann. “Mi hijo ya trabaja y se siente como si fuera un profesional. Entrena todos los días y disputa campeonatos los fines de semana. En el Abierto de Chile, la clave estuvo en que jugó relajado, ya que está acostumbrado a competir contra golfistas más grandes. No se estresa, ni tampoco baja su nivel cuando le va mal”. El mismo diagnóstico tiene su técnico, Eduardo Miquel: “Es un jugador muy completo, pega muy bien todos sus tiros. Su temperamento lo hace diferente al resto y es muy maduro para su edad”.

Pero esta situación debiera cambiar en un par de años, cuando termine el colegio y comience su carrera como profesional. Jorge Niemann reconoce que ya lo han contactado de algunas universidades norteamericanas para que su hijo integre el circuito universitario a partir del 2017. Esa es la meta a corto plazo.

El próximo desafío

Junto a Natalia Villavicencio, Joaquín Niemann representará a Chile en el Orange Bowl de Miami, entre el 27 y el 30 de diciembre próximos. Su participación en este importante torneo internacional también es meritoria, porque disputó el cupo con jugadores de hasta 18 años. Su técnico, Eduardo Miquel señala que “en este torneo se va a encontrar con los mejores del mundo y además va a ser visto por los representantes de todas las universidades norteamericanas”.