El motociclista chileno aprovechó el día de descanso del Dakar para hacer un análisis junto a "El Libero" de lo que va de carrera y adelanta su estrategia para quedarse con bicampeonato.
Publicado el 10.01.2015
Comparte:

Ignacio Casale el viernes tuvo un día clave para sus aspiraciones de revalidar el primer lugar del año pasado en el Rally Dakar. El “Perro” se adjudicó la sexta etapa de la prueba, se mantiene segundo en la clasificación general -a 16 minutos del polaco Sonik –  y confirmó que siguen intactas las posibilidades de quedarse con el bicampeonato. En el día de descanso, se dio un tiempo para conversar con “El Libero” para analizar los primeros días de competencia y adelantar su estrategia para lo que queda de carrera.

– ¿A la luz de la preparación que tuviste durante el año, cómo evalúas los primeros días de competencia?

– Me preparé de manera muy completa durante todo el año, desarrollé mucho trabajo físico, sicológico, además del desarrollo de la moto. Pero aún así, el Dakar me ha resultado muy complicado. Desde la segunda etapa nos han dado muy duro, pero esto es el Dakar, hay que saber disfrutarlo, espero que siga todo bien.

– ¿La competencia ha sido más dura de lo que pensabas?

– El Dakar siempre es duro, porque esa es la esencia de la prueba, te lleva al límite de tus capacidades. Así es que no me sorprende, pero sí, estoy bastante agotado.

– ¿Cómo fueron particularmente las primeras etapas en Argentina?

– La primera no fue muy compleja, pero las siguientes se pusieron cada vez más exigentes. De hecho la segunda -Villa Carlos Paz-San Juan-, estuvo muy compleja, una ruta muy dura, además de una temperatura insoportable. Estuve a punto de deshidratarme.

– ¿Cuál va a ser la estrategia para acortar distancia con el polaco Rafal Sonik?

– Es la misma estrategia con la que siempre pensé en correr. Yo voy a mi ritmo, cuidando la moto, ya que debe durar muchos días, y una mala decisión te puede dejar fuera de carrera. Pero siempre la estrategia es dinámica, hay que ir analizando lo que pasa con los demás competidores, especialmente con Sonik y Lafuente.

Casale etapa 6 (1)– Ahora que estás en Chile, ¿sientes más presión por ganar la categoría?

– La verdad es que no, de hecho me llena más de energía estar en Chile, el cariño de la gente es tremendo, nunca pensé recibirlo. Como decía anteriormente, yo voy a mi ritmo, aunque indudablemente quiero ganar.

– Antes de la competencia dijiste que te preocupaban los dolores de las muñecas ¿Han vuelto esos dolores?

– Es un tema que siempre es importante, siempre voy a tener un grado de molestia, pero este año desarrollamos mejor el sistema de suspensión, así que ahora no recibo tanto impacto, aunque igual se resiente un poco.

– ¿Qué ha diferenciado esta carrera de la del año pasado?

– Siempre es un nuevo desafío, pero la mayor diferencia es que en este Dakar tengo que defender el título. En mi categoría, soy el piloto al que todos quieren ganar. Eso te pone un poco de presión, pero trato de manejarlo, el resto es igual de exigente, como en todos los Daka

– Conforme al tiempo que te separa del puntero,  ¿todavía es posible ganar la prueba?

– El Dakar termina el próximo sábado, en lo que queda de competencia todo puede pasar. Prefiero no dar pronósticos, aunque claramente, mis ambiciones son el lograr el bicampeonato.

– ¿Qué sentiste cuando supiste que un piloto había muerto en la prueba?

– Siempre es una pena, uno está en la ruta y todo puede pasar. Nunca estás preparado para una noticia así, un tremendo dolor para la familia.

– ¿Cuál es la estrategia para lo que queda de carrera?

– Seguir mi ritmo y acelerar cuando se pueda, aun me quedan minutos por descontar. Así es que trataré de acelerar lo que más se pueda, pero con mucha concentración. El Dakar no es una carrera de velocidad, si no más bien de concentración y constancia.

– ¿Qué opinas de la posibilidad de que el Dakar no siga en Chile el próximo año?

– No creemos que haya un factor potente para que el rally no siga en Chile. En todo caso ese es un tema que depende las autoridades del país.

 

 

FOTOS: PRENSA IGNACIO CASALE