El ex lanzador de bala, la misma prueba en que competirá la campeona sudamericana, es cauto a la hora de soñar con una nueva final olímpica: "en el atletismo y en este tipo de especialidades, no hay magia, no ocurren cosas excepcionales". El ex récord panamericano y finalista en Seul 88 viajará en los próximos días a Brasil y escribirá para "El Líbero", sus impresiones de la competencia atlética.
Publicado el 05.08.2016
Comparte:

 

“No hay nada que ocupe más mi mente que Río 2016”, dijo a TVN Natalia Duco el 12 de julio recién pasado, a un mes de participar en sus terceros Juegos Olímpicos. La lanzadora de bala es una de las cartas de Chile para acceder a una final, luego de su destacada actuación en Londres 2012, donde consiguió un más que meritorio noveno puesto, con un envión de 18,80 metros. Sin embargo, Natalia fue cauta en sus aspiraciones: “Mejorar mi noveno lugar olímpico es casi una locura”, señaló la lanzadora en medio de su última etapa de preparación para Rio 2016.

GERT WEILQuien sabe de estas instancias es Gert Weil, quien consiguió el sexto lugar en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, la mejor ubicación de un atleta chileno en esta comtencia. Además, desde 1986 hasta el año 2001, el ex lanzador fue récord panamericano, con 20,90, marca que a nivel sudamericano mantuvo por 16 años, hasta que otro atleta nacional, Marco Antonio Verni, batiera con un lanzamiento de 21,14 metros.

Gert Weil se está preparando para viajar a Rio, desde donde escribirá para “El Líbero” sus impresiones de los Juegos Olímpicos. El próximo viernes 12 de agosto asistirá como espectador al Estadio Olímpico, donde Natalia Duco intentará pasar la primera valla y así lograr avanzar a la ronda final.

– ¿Cómo evalúas la preparación de Natalia Ducó para los Juegos de Río?

– Luego de su lesión en el hombro ha ido mejorando en las últimas semanas, lo que da cuenta que su planificación ha estado bien. Ahora, el tema es proyectar qué se puede esperar con las marcas que ha realizado este año, porque en el atletismo y en las pruebas como el lanzamiento de la bala no hay magia. En este deporte no ocurren cosas excepcionales”.

– ¿Qué tiene que hacer Natalia para llegar a la final olímpica?

– Yo creo que esta vez para poder entrar al grupo de las mejores ocho competidoras, y superar lo de Londres 2012, tiene que lanzar sobre los 19 metros.

Natalia Duco aterrizó en Río precedida por una muy buena preparación en el Centro de Alto Rendimiento de León, en España. Y en su última competencia la deportista chilena obtuvo la medalla de oro en el Torneo de Leiría, en Portugal, con una marca de 18,19 metros, el mejor registro de toda la temporada.

Pese a este último lanzamiento, Gert Weil es cauto a la hora de proyectar lo que pueda suceder en Río en una semana más: “los rankings no dicen mucho, hay que fijarse en las marcas que se hicieron en los mundiales y en los JJ.OO., eso es mucho más realista. En Seúl, por ejemplo, yo fui sexto y según el ranking no debí haber superado el puesto número 15. Es más importante la marca en un campeonato del mundo, que la mejor marca de un atleta en la temporada”.

– Se desprende entonces que no tienes muchas esperanzas que Natalia supere su desempeño de Londres.

– Yo pienso que ella no ha logrado proyectarse en relación a lo que venía mostrando desde su campeonato mundial juvenil. En Londres mostró un progreso interesante, pero después no despegó. Prefiero ser un poco más pragmático. Puede ser que en los entrenamientos esté lanzando 19 metros y no logra concretarlos en una competencia. Hay atletas que son capaces de superar un metro o incluso un metro y medio, pero también hay casos de deportistas que lanzan 1 metro y medio menos en torneos en relación a las prácticas. Pero no sé cuál es hoy la situación de Natalia.

Dulce Margarita García, la entradora cubana que lleva 13 años trabajando con Natalia Duco, afirmó el martes pasado a La Tercera que “en los últimos años Natalia siempre ha lanzado por encima de 18 metros”. Además, señaló que una vez superados sus problemas en el hombro, mira con optimismo los juegos de Río, en la que confía que su pupila alcanzará su segunda final consecutiva, para lo cual cree que la marca exigida rondará los 18,50 metros. De acuerdo a ese análisis, Gert Weil, agrega otro punto: “Natalia tiene el potencial. Y si viene en subida en su rendimiento y puede ser que de acuerdo a su planificación su máximo deba llegar la próxima semana en los Juegos de Río”.