El delantero charrúa deberá cumplir con los cuatro partidos que le restan de sanción, tras morder al defensa italiano Giorgio Chiellini en el Mundial de Brasil.
Publicado el 27.07.2015
Comparte:

El delantero del Barcelona y de la selección uruguaya, deberá seguir esperando para jugar por la “Celeste”, ya que la FIFA rechazó la petición de Luis Suárez, quien pidió que la redujeran la sanción que recibió durante el Mundial de Brasil tras morder al defensa italiano Giorgio Chiellini.

“Como la decisión sobre el caso fue definitiva y vinculante, la FIFA no está en posición de evaluar la reciente petición elevada por la federación uruguaya y Luis Suárez”, señalaron desde el ente rector del fútbol mundial.

Con esta decisión del organismo, el atacante charrúa deberá cumplir los cuatro partidos de suspensión que le quedan, por lo que no podrá volver a vestir la camiseta de Uruguay  hasta la quinta fecha de las clasificatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018.