Arturo Aguayo, que votó por el calerano en la última elección, reconoce que nunca sospechó de los irregulares manejos al interior de la ANFP.
Publicado el 01.12.2015
Comparte:

Trabajó durante 38 años en la siderúrgica Huachipato y desde el 2006 al 2015, fue presidente del club deportivo. Antes, en la década de los ochenta, había encabezado varios años la comisión de fútbol de la misma institución. Arturo Aguayo dejó de ser presidente de Huachipato en junio pasado, pero sigue ligado a esta actividad. Integró la comisión de la ANFP que convocó a Ramiro Mendoza para que investigara los dineros provenientes de la Copa América.  Reconoce que “se encontraron problemas de forma y de fondo”. Y estos últimos, anticipa que “hay aparentemente partidas de dinero de la Conmebol que no se saben hacia donde llegaron, además de los préstamos poco claros a los clubes”.

A la vista de todos los antecedentes que ya se están dando a conocer a la luz pública, Arturo Aguayo considera que ahora el ex contralor Mendoza debiera hacer una investigación exhaustiva de todas las platas de la ANFP, “de tal forma de que quien asuma en enero próximo, tenga todas las cosas claras”.

“Nunca sospeché nada del actuar de Jadue”

AGUAYO HUACHIPATOTal como ocurrió con la gran mayoría de los presidentes de clubes,  Arturo Aguayo apoyó con su voto la elección de Sergio Jadue para un segundo período al mando de la ANFP, en las elecciones de noviembre de 2014. En cuatro años, Huachipato y muchas de las instituciones que en un comienzo eran opositoras a la gestión del caleraro, cambiaron su postura.

– Si usted voto en contra de Sergio Jadue en 2010, ¿por qué lo apoyó para ser reelegido en 2014?

– Porque los éxitos deportivos y los éxitos económicos a veces nublan la razón.

– ¿En ese momento no sospechaba nada del actuar del presidente de la ANFP?

-Nada de nada. Todo funcionaba bien. Y cuando hablo de los éxitos económicos me refiero a los contratos con Mega por los derechos televisivos y de comercialización de la Selección Chilena, y el contrato con Nike como sponsor oficial. Muchos clubes nos nublamos con los éxitos deportivos y económicos. La verdad es que nunca sospeché de nada de Jadue. Había comentarios, pero creo que los dirigentes fuimos ingenuos.

Pero yo pienso que el directorio era el que debía darse cuenta de las supuestas irregularidades. La comisión revisora de cuentas era mala, hubo auditorías externas que no mostraban nada. Que se culpe al consejo de presidentes por esa razón, creo que es injusto.

– Y cuando Ricardo Abumohor mandó una carta denunciando las malas prácticas del directorio de la ANFP justo antes de la elección, ¿ningún dirigente se hizo cargo de eso?

– Yo creo que las cosas no se solucionan con cartas, las peleas hay que darlas adentro. Además, votar en contra de Jadue, era remar contra la corriente. Pero debo decir que en la última elección, luego del conteo de votos, hubo un aplauso cerrado y yo dije “los aplausos en estos momentos no valen, sólo valen cuando terminen los cuatro años del actual directorio. En ese momento habrá aplausos o pifias, de acuerdo al desempeño de su gestión”.

“La directiva de la ANFP y muchos dirigentes de clubes están sólo para la pantalla”

Durante los casi diez años que estuvo al mando de Huachipato, Arturo Aguayo conoció muy de cerca cómo funciona el fútbol rentado. Y tiene una visión muy crítica: “los dirigentes de la ANFP y muchos presidentes de clubes están sólo para la pantalla. Se preocupan más de las relaciones públicas, de la relación con la prensa, de entregar copas, participar en congresos, en el fondo, están preocupados sólo para las grandes cosas. Pero para los detalles, no están, no intervienes, y dejan el trabajo del día a día a terceros. Y es ahí donde se cometen errores”.

Agrega que “buena parte de los dirigentes del fútbol son muy exitosos desde el punto de vista empresarial. Y uno se pregunta, ¿por qué no han sido exitosos en el manejo del fútbol? En sus empresas, tienen sistemas de gestión, con presupuestos definidos, se preocupan del cumplimiento de los procedimientos. Pero en el fútbol, actúan de manera distinta. De manera más bien improvisada”.

– Entonces, ¿cuál es la solución?

– Se necesita gente que trabaje 100% al interior de la ANFP y no sólo para dar entrevistas a los medios. Hay que buscar profesionales, técnicos, que sepan de administración, que conozcan las plataformas económicas. Imagínate que hasta el día de hoy el directorio se reunía una vez al mes. El fútbol necesita directores ejecutivos, un presidente ejecutivo. Ese será el desafío de la nueva directiva.