Duros informes de la televisión pública alemana y de un diario británico, dieron a conocer análisis de la Agencia Mundial Antidopaje con resultados “anormales”. Rusia y Kenia son los países más afectados.
Publicado el 03.08.2015
Comparte:

El atletismo mundial se enfrenta a un escándalo de doping potencialmente devastador, a menos de tres semanas del inicio del Mundial de Pekín. El diario británico The Sunday Times y la cadena alemana ARD/WDR tuvieron acceso a los resultados de 12 mil análisis de sangre de 5 mil atletas, de los cuales  800 dieron resultados sanguíneos “anormales” o que “sugieren dopaje”.  Entre ellos, figuran 145 medallistas y 55 campeones olímpicos.

Una de cada tres medallas logradas en la última década en los Juegos Olímpicos y en los campeonatos mundiales están bajo sospecha del uso de sustancias “prohibidas”. La información estaba guardada en secreto en los archivos de la Asociación de Federaciones Internacionales de Atletismo (IAAF) en Mónaco y fue filtrada simultáneamente a los dos medios por un fuente interna que mostró su “preocupación” por el alcance y por el sistemático ocultamiento de los datos.

Rusia encabeza la “lista negra”, con un 80% de sus medallas en atletismo bajo sospecha, seguida de Ucrania, Turquía y Grecia. Hasta 77 atletas de Kenia dieron resultados “anormales” en los test y se beneficiaron de la corrupción interna para ocultar los resultados. España hace el número 13 en la lista, justo después de Brasil.

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) confirmó la veracidad de la información y dijo estar “alarmada”, aunque advirtió en un comunicado de prensa que la noticia se basa en “datos confidenciales y privados que han sido obtenidos sin consentimiento”.

El presidente de la AMA Craig Reedie  explicó en el comunicado que “dada la naturaleza de las acusaciones, que son una continuación de otras realizadas en diciembre de 2014 por la misma cadena de televisión, vamos a enviar el documental a una Comisión Independiente de la AMA para una investigación en profundidad”.

Reedie también dijo que la AMA “está comprometida con hacer lo que sea necesario para asegurar la limpieza de los atletas”. La AMA pidió que se respete la presunción de inocencia de los atletas mientras no se demuestre su culpabilidad. Richard Pound, antiguo presidente y fundador de la AMA, dijo a la televisión alemana que “si todo esto es verdad, el problema es ciertamente más importante de lo que podíamos haber admitido hasta ahora”.

Tanto el diario como la cadena alemana utilizaron a dos de los “principales expertos en antidopaje” del mundo, los científicos Robin Parisotto y Michael Ashneden, para revisar los datos. Robin Parisotto, dijo al diario británico que nunca había visto “tal cantidad de sangre con datos alarmantemente anormales”.

Según los expertos los datos revelan que:

– Una tercera parte de las medallas (146, incluidas 55 de oro) ganadas en eventos de resistencia en Juegos Olímpicos y Campeonatos Mundiales entre 2001 y 2012 fueron obtenidas por atletas que registraron resultados sospechosos. Se alega que a ninguno de estos atletas se le han retirado sus medallas.
– Más de 800 atletas -uno de cada siete de los nombrados en los archivos- registraron pruebas de sangre que uno de los expertos describió como “altamente sugerentes de dopaje o por lo menos, anormales”.
– Un prominente atleta británico está entre los siete británicos con resultados sospechosos de análisis de sangre.
– Diez medallas de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 fueron obtenidas por atletas que mostraron resultados dudosos.
– Rusia surge como “el epicentro de los análisis de sangre en el mundo” con más de 80% de medallas obtenidas por atletas sospechosos. Kenia aparece en el segundo lugar, con 18 medallistas con sospechosas.
– Estrellas del deporte, como el británico Mo Farah y el velocista jamaiquino Usain Bolt no registraron resultados anormales.
– Los atletas cada vez usan más transfusiones de sangre y microdosis de eritropoyetina (EPO) para estimular la creación de glóbulos rojos.