"Don Elías" no cree que el capitán haya privilegiado adaptarse a su nuevo club en vez jugar por Chile contra Paraguay y Bolivia: "Es un jugador de experiencia, no es un cabrito para tomar ese tipo de decisiones".
Publicado el 30.08.2016
Comparte:

 

 

Aún no está claro cuál es la verdadera razón por la cual el capitán de la Selección Chilena, Claudio Bravo, tomó la sorpresiva decisión de ausentarse de los partidos frente a Paraguay y Bolivia, que se jugarán este jueves y el próximo martes, respectivamente.

El martes pasado encabezaba la nómina de “extranjeros” convocados por Juan Antonio Pizzi para la doble fecha clasificatoria. Ese mismo día, en conferencia de prensa, el técnico felicitaba el inminente fichaje del arquero desde el Barcelona al Manchester City. El miércoles, Bravo se sometía a los exámenes de rigor en Inglaterra, mientras que el jueves se oficializaba su traspaso desde el fútbol español a la Premier League.

Para Pizzi y para Bravo, sólo eran buenas noticias. El ahora ex arquero del Barcelona, luego su repentina partida de España, era tratado como una gran estrella por su nuevo club. Pero el domingo todo cambió repentinamente. El técnico nacional, que siempre había dicho que su esquema de juego comienza con Bravo en la portería, recibe la sorpresiva noticia que el capitán había desistido viajar, por lo cual no iba a estar presente frente a Paraguay y Bolivia.

Y para ahondar aún más la interrogante, la ANFP, en el comunicado que informaba de los convocados del medio local, en el último párrafo señalaba lo siguente: “Adicionalmente informamos que el jugador Claudio Bravo no asistirá a la convocatoria de los partidos de esta fecha clasificatoria frente a Paraguay y Bolivia por motivos personales-familiares”.

“Me extrañó porque Bravo siempre ha estado dispuesto a jugar por la Selección”

ELIAS X LA ROJAElías Figueroa sabe de convocatorias. Por la Selección jugó 47 partidos y alcanzó un récord que podría igualar el propio Claudio Bravo si es que el equipo nacional clasifica a Rusia: jugar tres mundiales por la “Roja”. “Don Elías” formó parte de las convocatorias de Inglaterra 66, Alemania 74 y España 82.

A Figueroa le sorprendió la decisión de Bravo de auto marginarse de la nómina, sin embargo, cree que efectivamente ocurre por motivos personales o familiares, como dice el comunicado de la ANFP:  “Debe ser algo extremadamente fuerte, porque él siempre ha estado dispuesto a defender a la Selección. Lo demostró cuando fue a jugar la Copa América Centenario, cuando tenía el problema de la enfermedad de su hija”.

A la espera de alguna explicación por parte del portero, en la conferencia de prensa de mañana miércoles el técnico debería entregar una versión más clara. Si efectivamente la ausencia del capitán responde a razones “personales-familiares”, o bien, existen otros motivos, como que haya priorizado destinar este tiempo para prepararse para su debut en el City, que debiera ser el próximo sábado 10 de septiembre, frente al Manchester United.

Al respecto, Elías Figueroa tiene una opinión muy clara: “Tampoco puede ser una razón para marginarse del equipo nacional, que Claudio haya querido adaptarse a su nuevo club, sobre todo porque él es un jugador con experiencia, no es un cabrito chico como para que piense esas cosas. Además, llega al Manchester City como figura”.

Frente a la renuncia de Claudio Bravo y la lesión de Johnny Herrera, Juan Antonio Pizzi tendrá que tomar una difícil decisión: entregarle por primera vez la titularidad a Cristopher Toselli para un partido por las Clasificatorias o dar un golpe a la cátedra al incluir en el equipo estelar a Miguel Pinto, quien sorpresivamente regresa a la “Roja” luego de cuatro años lejos de ausencia. El tercer arquero, Paulo Garcés, no tendía opciones de ser el titular.