Ese es el slogan de Estadio Seguro, plan que ayer fracasó en Valparaíso tras los violentos incidentes protagonizados por unos 200 mal llamados "hinchas" de Colo Colo y Santiago Wanderers, que obligaron a suspender el partido en el Estadio Elías Figueroa. Autoridades de Gobierno, Carabineros y dirigentes, se culpan unos contra otros, luego del cierre de año más bochornoso que recuerde el fútbol chileno.
Publicado el 07.12.2015
Comparte:

Como si no bastara con una ANFP descabezada y con un ex presidente del fútbol chileno inculpado por el FBI por crimen organizado y lavado de dinero. Como si no bastara todo eso. En la cancha, minutos antes de que comenzara el partido final del Campeonato de Apertura entre Santiago Wanderers y Colo Colo, otros actores de esta actividad no fueron capaces de prevenir hechos de violencia que incluso habían sido anunciados a través de las redes sociales.

El Jefe de Zona de Carabineros, General Jaime Barría; el gobernador provincial Omar Jara, y el Jefe del Plan Estadio Seguro, José Roa, esta mañana deberán concurrir a La Moneda para explicarle al ministro del Interior Jorge Burgos, por qué se demoraron 15 minutos en tomar la decisión de que ingresaran a la cancha efectivos de Fuerzas Especiales de Carabineros.

Santiago Wanderers vs Colo ColoEl gobernador Jara reconoció a “El Líbero” que hubo tardanza en el ingreso de la policía para disuadir una violencia que era imposible de controlar por parte de los guardias privados. “Yo di la orden que entrara Carabineros en el momento que comenzaron a sucederse los hechos de violencia. Pero es evidente que hubo una tardanza. Ese es un tema que hay que indagar, hay que saber por qué se tardó, pero no es bueno hacer acusaciones”, señaló la máxima autoridad de la provincia de Valparaíso.

Faltaban cinco minutos para el comienzo del partido. Los equipos ingresaron a la cancha del Estadio Elías Figueroa y de inmediato se escuchó una veintena de bombas de ruido que provenían tanto de la barra del local como de la visita. A esa hora, y luego de conocerse los incidentes que habían ocurrido en el centro de Valparaíso, ya se sospechaba que algo extraño iba a ocurrir. “Algo había en el ambiente que provocó estas escenas y estos hechos de violencia tan lamentables”, recuerda el gobernador Omar Jara. “Llevábamos dos semanas trabajando en este partido. Habíamos preparado un dispositivo de seguridad que era el que utilizamos para todos estos encuentros. Teníamos 180 guardias y 250 carabineros desplegados en los alrededores del estadio”.

– Entonces ¿qué fue lo que falló?

– Es difícil hacer un balance. Podrían confluir varias cosas. Estaba todo para que se pudiera realizar un lindo espectáculo. Recuerdo que el año pasado, se jugó este mismo partido con 18 mil personas en las graderías y no pasó absolutamente nada. Hay que examinar qué fue lo que pasó, cuáles fueron los errores que hubo en el dispositivo de seguridad.

¿Dónde estaban las Fuerzas Especiales?

Santiago Wanderers vs Colo ColoQuienes estuvieron cerca de las autoridades señalan que 20 minutos antes de que comenzara el partido, el propio gobernador y el Jefe de Estadio Seguro le dieron la orden al efectivo de Carabineros a cargo para que cambiara la estrategia de seguridad y dispusiera el ingreso al estadio de las Fuerzas Especiales. “Incluso fue con gritos, pero no hubo caso. Él decía que la seguridad al interior de los recintos deportivos correspondía a los clubes, o sea, a los guardias”, señala uno de los testigos de esos tensos diálogos que ocurrían en las tribunas, mientras los mal llamados “hinchas” se trenzaban a golpes en la pista de recortán y en la cancha del estadio.

Santiago Wanderers vs Colo ColoEl gobernador Jara agrega un nuevo antecedente: “hay que considerar que una hora antes habíamos tenido incidentes súper graves en las cercanías a la Plaza Sotomayor. Las mismas Fuerzas Especiales de Carabineros dispuestas para trabajar en las cercanías al estadio Elías Figueroa, estaban tratando de controlar la violencia que estaba ocurriendo en la ciudad. Entonces Carabineros podrá decir que no tenía todos los efectivos disponibles, porque estaba mitigando lo que ocurría en el centro de Valparaíso. Pero, al momento que ingresa a la cancha, es cuando se detienen los incidentes. Yo supongo entonces, que si la policía hubiese entrado 5, 10 o 15 minutos antes, tal vez la violencia hubiese sido menor”.

 

El debate que se viene: Carabineros ¿deberá volver a controlar la seguridad al interior de los estadios?

La nueva Ley 19.327 señala que “Carabineros cumple una función insustituible, pero que es complementaria a los dispositivos de seguridad privada que debe instaurar el organizador del espectáculo en cada encuentro de fútbol profesional”. Conforme a la nueva normativa, la policía uniformada controla la seguridad en los exteriores de los estadios, mientras que son los guardias privados los que se hacen cargo del control al interior de los recintos deportivos.

Santiago Wanderers vs Colo ColoEsta disposición es rechazada por los dirigentes de los clubes y así lo dejó claro en “El Líbero”, el presidente de Santiago Wanderers, Jorge Lafrentz. “Cómo evitar que energúmenos que están drogados, salten las vallas e ingresan a la cancha. La única manera es con Carabineros al interior del estadio. El país no está preparado culturalmente para dejar fuera a la policía uniformada de los recintos deportivos, porque estamos frente a delincuentes. Esa es la realidad, que hay que resolver”.

El dirigente de Wanderers profundiza: “si Carabineros no quiere entrar al estadio, esa situación tiene que cambiar. Estos son espectáculos privados, pero que tienen una fuerte incidencia en lo público, así es que las autoridades también tienen que asumir su responsabilidad. Tengo la tranquilidad que como club tomamos todas las medidas, conversadas previamente con la Gobernación. Pero creo que Carabineros actuó con mucha tardanza”.

La mirada de Carabineros es diametralmente opuesta. Así por lo menos lo reconocen altas autoridades de la policía uniformada, consultadas por “El Líbero”: “Esto parte por un asunto económico. Hay que cerrar dos meses los estadios, para que les duela en el bolsillo a los clubes. Los clubes siempre van a intentar gastar menos, llevar menos guardias privados, para rebajar sus costos. Además, se supone que los guardias debieran estar capacitados, cosa que no vimos en Valparaíso. Si meten a los Carabineros a los estadios, se ahorran toda la plata en guardias”.

Finalmente, el gobernador Jara concluye con una postura más conciliadora: “Hay una ley que rige el espectáculo futbolístico y esa ley señala que Carabineros debe estar ubicado en el perímetro del estadio y al momento que se solicite su auxilio, puede ingresar al recinto. Pero yo creo que, por lo que pasó hoy (ayer) y por lo que sucedió hace unos meses en Sausalito, este tema hay que ponerlo en discusión. Es un tema que se tiene que volver a discutir”.

– Los guardias privados ¿están capacitados para poder actuar en situaciones de violencia cómo la que se vivió en Valparaíso?

– Sin comentarios, las imágenes son extremadamente elocuentes.