Este domingo se realizará la cuarta versión de la competencia que recorrerá tanto la ciudad jardín, como Valparaíso y Concón. De 500 participantes en la primera versión de los 42K, ahora serán mil 400. Y del total de corredores para las tres categorías -10K, 21K y Maratón- la organización tuvo que ampliar el cupo, de 8 mil a 9 mil 700.
Publicado el 01.10.2016
Comparte:

Comienza la primavera y las calles, plazas y parques empiezan a llenarse de corredores aficionados. Pero mucho antes, quizás durante todo el año, los más entusiastas ya se estaban preparando para participar en alguna competencia masiva. La Maratón Internacional de Viña del Mar es una de ellas -la segunda corrida más importante de Chile después de la Maratón de Santiago- que este domingo tendrá su cuarta versión en el borde costero de Valparaíso, Viña y Concón.

“Partimos el año 2008 con muy pocos corredores fundamentalmente viñamarinos, hasta hoy que en total serán casi 10 mil participantes”, señala Julio de la Fuente, director de Fullmarathon la empresa que organiza la Maratón Internacional de Viña del Mar.

De ser una corrida muy local, hoy el 70% de los participantes de la Maratón de Viña proviene de otras regiones, además de extranjeros. El año pasado hubo corredores de 41 países diferentes, fundamentalmente de Brasil, Argentina y Uruguay. Y como en todas las competencias de este tipo, esta corrida partió hace 9 años con 10K, luego se sumaron los 21K y la del domingo será la cuarta versión de los 42K. “En esta última categoría primero fueron 500 corredores, luego 900 y ahora ya son más de mil 400”, señala el organizador de la Maratón de Viña Julio de la Fuente.

Certificación de la IAFF

maraton-de-vina-del-marLa Maratón de Viña del Mar está certificada por la federación internacional de Atletismo (IAAF), por tres años. Esto significa que las marcas que obtengan los atletas le pueden servir para clasificar tanto a los campeonatos mundiales, como a las competencias panamericanas y olímpicas. Así sucedió con Erika Olivera el año pasado, que logró en Viña la marca para participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Mientras que el ganador del año pasado de la competencia masculina, Leslie Encina, volverá este domingo a Viña con el objetivo de clasificar al Mundial de Atletismo de Londres del próximo año. “En la IAFF consideran las características del circuito, que en el caso de Viña, es muy bueno: es un circuito casi plano, tiene una muy buena altimetría; además se corre a nivel del mar casi sin humedad, y con una temperatura muy grata para los corredores. Por lo tanto, los especialistas señalan que esta debiera ser la maratón de referencia en Sudamérica en busca de marcas”, postula Julio de la Fuente.

El circuito con vista al mar

maraton-de-vina-2Las tres categorías parten en el primer sector de Reñaca hacia Viña del Mar. Los corredores de los 10K retornan en 15 Norte para terminar en el mismo lugar de largada. Los de 21K, dan la vuelta en la Universidad Santa María de Valparaíso, mientras que los que correrán la maratón, llegan al punto de partida y continúan hasta la rotonda de Concón, para finalizar en Reñaca.

Los organizadores señalan que la Maratón de Viña del Mar es una verdadera fiesta, más allá de la competencia. Cada tres kilómetros, los corredores se van a encontrar con batucadas, saxofonistas, grupos folclóricos, la banda de la Armada, o paracaidistas. Tal cual como sucede en las principales maratones del mundo, como Nueva York, Chicago y Londres.

 

Leticia García, runner a los 63 años: “cada cual escoge como envejecer y yo he elegido esta manera”

leticia-garcia“Mi primera maratón la corrí recién a los 60 años. He participado en tres maratones y ahora me estoy preparando para Boston, que será en abril próximo. En Viña del Mar, esta vez voy a participar en los 21K.  Aunque siempre he sido deportista, el running me atrapó y creo que no tengo un tope. No sé hasta cuánto dure, pero si me siento bien, voy a seguir.

En este deporte uno ve resultados y progresos en forma mucho más inmediata que en otras actividades deportivas. Es medible, uno se da cuenta de sus progresos, de sus deficiencias, y puede ir trabajando para mejorarlas. Eso es lo que me apasiona.

Hay muy poca gente de mi edad que participa en el running. Tengo cuatro nietos y uno de ellos siempre me dice oye abuela por qué tu siempre ganas. Y claro es porque en mi categoría, casi siempre soy la única.

leticia-2Soy súper matea, entreno seis días y unos 50 kilómetros a la semana. Sigo a cabalidad el plan que me da mi entrenador.  A mi edad no se puede improvisar, porque hay más posibilidad de tener lesiones, no me puedo quedar en la mitad del camino.

Este uno de los deportes que genera mucha endorfina, entonces uno pasa feliz, pasa contento. Por eso genera mucha adicción. Me mantengo en contacto con gente mucho más joven que yo, y así puedo compartir de igual a igual. Me da mucha vitalidad. Nos sentimos todos iguales, no creo que ellos sientan que están corriendo con la abuelita. Cada cual escoge como envejecer y he elegido esta manera.