Más allá de las grandes ausencias, el cuadro alemán que jugará en Rusia está avaluado en 334,5 millones de euros. Chile, con sus máximas figuras, sólo alcanza una cotización de 173,9 millones de la moneda europea. Ambos equipos se enfrentan el 22 de junio en Kazán.
Publicado el 06.06.2017
Comparte:

“Selección B” o “Equipo de proyección”, son sólo dos de los apelativos que se le han dado a la selección de Alemania que enfrentará a Chile en el grupo B de la Copa Confederaciones, el próximo jueves 22 de junio en la ciudad de Kazán (Chile debuta el domingo 18 frente a Camerún).

Recordemos que Alemania llega al torneo que se disputará en Rusia en calidad de campeón de la última Copa del Mundo. Sin embargo, su técnico Joachim Löw decidió enfrentar este campeonato sin sus principales figuras, con la intención de probar a los jugadores más jóvenes y darle descanso a quienes deberían ser los titulares en el próximo Mundial. Por lo mismo, Bravo, Medel, Vidal y Sánchez no se encontrarán con Neuer, Boateng, Özil o Müller. Y sólo tres campeones mundiales de Brasil 2014, –Julian Draxler, Matthias Ginter y Shkodran Mustafi– formarán parte del plantel germano para la Copa Confederaciones.

¿Demasiada ventaja estará dando Alemania para enfrentar a Chile, Camerún y Australia? Löw justificó su decisión señalando que “tres torneos en tres años es jugar al límite”, en referencia a la participación de prácticamente los mismos jugadores, tanto en el Mundial de Brasil como en la Eurocopa 2016. Cuando presentó la nómina definitiva para la Copa Confederaciones el técnico germano agregó que “queremos que estos jugadores jóvenes aprendan de nuestras ideas, formas de trabajo, mecanismos y que entrenen con nosotros. La idea es traerlos hacia un nivel mundial”.

Estos jugadores “de proyección” a los que hace referencia Joachim Löw, en su mayoría militan en la Bundesliga (sólo siete juegan fuera de sus fronteras), a diferencia de lo que ocurre con la selección chilena donde 16 de los convocados son internacionales. Pero más allá de la experiencia o de dónde desarrollen su juego, lo cierto es que esta “renovada” selección de Alemania ostenta una cotización en el mercado muy superior a la de su rival chileno, y aún mayor con respecto a sus otros rivales en Rusia, Camerún y Australia.

Según los datos actualizados del sitio especializado Transfermarkt.com, el valor que el mercado del fútbol le otorga a los 23 jugadores del plantel de Alemania para la Copa Confederaciones, suma en total 334,5 Millones de euros, con un promedio de 15,2 millones por jugador. El plantel de Chile, en tanto, está cotizado en sólo 173,9 millones de Euros, un valor que corresponde a poco más de la mitad de lo que vale el equipo alemán en el mercado. El equipo completo de Camerún para la Copa Confederaciones, en tanto, está avaluado en 40,48 millones de euros, mientras que la plantilla de Australia vale 32,45 millones  de la moneda europea.

Si le ponemos nombres a los números, el más probable arquero titular de Alemania en Rusia será el portero del Barcelona, Marc-André ter Stegen, el mismo que disputaba el puesto con Claudio Bravo hace un par de temporadas. Resulta que el teutón está cotizado hoy en 22 millones  de euros, mientras que el capitán de la selección chilena vale sólo 12 millones. Además, mientras el alemán subió en cuatro millones su valorización en el último mes, el chileno bajó tres millones de la moneda europea.

Pese a que el promedio de edad  de la selección alemana es cinco años menor al de la selección chilena (24,4 versus 29,1) y por lo mismo su experiencia internacional es muy baja, ningún jugador del equipo que representará a los campeones mundiales en la Copa Confederaciones está valorizado en menos de cuatro millones de euros. En Chile, en cambio, 13 de los seleccionados no alcanzan esa cifra.  Y seis de ellos, están por debajo el millón de euros de valorización de mercado, como es el caso de Johnny Herrera, Jean Beausejour, José Pedro Fuenzalida, Leonardo Valencia, Martín Rodríguez y Ángelo Sagal.

La cotización que le otorga el mercado a los actuales seleccionados alemanes es mucho más pareja que lo que ocurre en la selección chilena. En Alemania el jugador de mayor valor es el volante  del PSG Julian Draxler (35 millones de euros) mientras que el de menor cotización es el defensa del Leipzig Diego Demme (4 millones). En Chile, en cambio, las cifras se extreman: Alexis Sánchez hoy está valorizado en 65 millones de euros y Arturo Vidal en 37 millones, mientras que en el otro extremo aparecen Fuenzalida avaluado hoy en 600 mil euros o Johnny Herrera, en 400 mil.

Por valorización en el competitivo mercado del fútbol mundial, esta selección “alternativa” de Alemania gana por goleada a Chile. Pero bien sabemos también que en este deporte, los números que más valen son los que se consiguen en la cancha. Y eso recién lo sabremos el próximo 22 de junio.