El único chileno del nuevo cuerpo técnico de la Roja nunca triunfó como jugador. Sin embargo lleva cinco años cumpliendo una exitosa carrera como ayudante del entrenador argentino. Esta es su historia.
Publicado el 25.02.2016
Comparte:

En la jerga del periodismo deportivo a los arqueros suplentes se les dice “manitos santas”, porque rara vez tienen la oportunidad de ocupar sus guantes para defender a sus equipos. En la década de los 90s, uno de esos porteros era Manuel Suárez, quien contadas veces fue titular en los tres equipos que defendió en su corta carrera profesional.

El ayudante de campo de Juan Antonio Pizzi –el único chileno del staff técnico de la Roja- se inició en el fútbol en las divisiones inferiores de Unión Española, el club donde su padre del mismo nombre años más tarde llegaría a ser presidente. En Unión, Manuel Suárez fue suplente de Eduardo Azargado y luego del argentino Gerardo Rabajda, en un equipo donde brillaban figuras como José Luis Sierra, Pablo Galdames y Juan Carreño.

Futbol, Huachipato vs Universidad Catolica.El ex volante de Unión Española y de Universidad Católica, Rodrigo Valenzuela (en la foto), compartió de cerca con el ayudante técnico de Pizzi, primero en Unión como compañero y luego en la UC como dirigido, cuando el ex arquero integraba el staff del argentino en 2010. Valenzuela, uno de los referentes de ese equipo de Católica que resultó campeón de la mano de Pizzi, recuerda que  Suárez “en Unión prácticamente nunca tuvo la oportunidad de jugar y luego vinieron los problemas económicos en el club que lo complicaron bastante, por el hecho de ser el hijo del presidente. Realmente lo pasó muy mal y, quizás por eso, buscó nuevos rumbos en Audax Italiano y luego en Unión San Felipe”.

Manuel Suárez formó parte del plantel de Unión Española entre los años 1991 y 1993.  Luego partió a Audax, regresó a Unión en 1996 y comenzó el fin de su carrera en San Felipe en 1997. Tanto en el equipo itálico como en San Felipe corrió la misma suerte que en Unión Española. Nuevamente fue suplente y la única satisfacción de su corta carrera  como futbolista profesional, fue formar parte de una selección Sub 23 en 1994.

La revancha de la mano de Jorge Pellicer y del “Chemo” del Solar  

Pese a su frustrada carrera como futbolista profesional, el actual ayudante técnico de Juan Antonio Pizzi en la Selección Chilena, decide seguir ligado este deporte. Realiza el curso de entrenador en el INAF y egresa en 2009, junto a Dante Poli, José Luis Sierra y Pedro Reyes, entre otros ex jugadores. Paralelamente se desempeña como preparador de arqueros en las divisiones inferiores de Universidad Católica.

PELLICERDurante su permanencia en San Carlos de Apoquindo, Manuel Suárez logra su primer triunfo  en su carrera como entrenador, cuando el técnico del primer equipo, Jorge Pellicer (en la foto), lo integra al cuerpo técnico y logran juntos el título del torneo de clausura de aquel año. El actual DT de Audax Italiano se transforma en un verdadero “padrino” durante los inicios de Suárez como entrenador. Así lo revela en una entrevista al diario deportivo As.com: “Cuando asumí como jefe del fútbol joven en Universidad Católica, lo llevé como preparador de arqueros. Manolo estaba fuera del fútbol entonces. Trabajaba en el negocio con su padre (…) Ahí entró a Católica y no salió más hasta que emigró con Pizzi”.

Bajo las órdenes de Manuel Suárez como preparador de arqueros del primer equipo de la UC, el argentino José María Buljubasich logró mantener su valla invicta por 1.352 minutos, récord de imbatibilidad que lo llevó a ocupar el cuarto lugar a nivel mundial.

Luego del título de 2005, en diciembre de 2006 Pellicer es destituido y llega en su reemplazo el peruano José Guillermo del Solar, quien mantiene a Suárez como entrenador de arqueros. La Católica del “Chemo” obtiene el sub campeonato del torneo de apertura de 2007, sin embargo, el peruano renuncia para dirigir a la Selección de su país. Y pese a que tras la partida de del Solar,  Suárez vuelve a la divisiones inferiores de la UC, el vínculo que forjó con el técnico peruano le traería réditos deportivos tres años más tarde.

Irrumpe una nueva dupla técnica: Pizzi-Suárez

MANUEL SUAREZ CON PIZZIManuel Suárez el próximo 28 de febrero cumplirá 44 años y desde los 39 ha estado vinculado profesionalmente al argentino Juan Ignacio Pizzi. Cuando “Macanudo” llegó a la UC en 2010, del Solar –que había formado una dupla técnica con Pizzi en Rosario Central- le recomienda a Suárez para que lo integre a su cuerpo técnico. Pero el actual técnico de la “Roja”, luego de los consejos del peruano, decide ofrecerle el puesto de ayudante técnico, un nuevo paso en su carrera como entrenador.

De ahí en más, la historia es conocida. Pizzi junto al chileno Suárez como su principal escudero y al uruguayo Alejandro Richino (actual PF de la “Roja”), consiguen el título nacional con la UC en 2010, luego obtienen el campeonato inicial de Argentina con San Lorenzo en 2013, asumen en el Valencia de España y dirigen en México al León, hasta que deciden aceptar el llamado de la Selección Chilena.

MANUEL SUAREZ 2En diciembre de 2013, cuando asumió junto a Pizzi en Valencia, se le preguntó a Suárez en El Mercurio ¿qué ha hecho perdurar la dupla técnica con el argentino? Y respondió lo siguiente: “Entendemos el fútbol de manera similar: la intención es pensar siempre en el arco rival, tener la pelota y que nuestros equipos sean muy físicos, que corran mucho para defender y atacar. Y fuera de la cancha nos llevamos muy bien también”. El ex jugador de la UC Rodrigo Valenzuela complementa esta idea y señala que “la labor del ayudante en los entrenamientos es que pueda ver cosas que a veces en el diario convivir con los jugadores el técnico no alcanza a apreciar y eso lo hace muy bien Manuel Suárez”. Agrega que el ex arquero de Unión Española “es súper riguroso en cada uno de los trabajos que realiza, se preocupa de que nada se haga sólo por cumplir, que todas las prácticas se realicen con el mayor esfuerzo posible”.