El diario “Marca” destaca este concepto en una especie de mandamientos que elabora sobre lo que denomina la “filosofía de Sampaoli”. Dirigiendo al Sevilla, el entrenador argentino cortó un invicto de 40 partidos del Real Madrid y ubicó a su equipo en medio de los dos grandes de la Liga BBVA. Este jueves se cumple un año desde su caótica partida de la selección chilena.
Publicado el 18.01.2017
Comparte:

Jorge Sampaoli es un ejemplo patente de que las apariencias casi siempre engañan”. Así comienza el reportaje que publicó este martes el diario Marca de Madrid titulado: “Sampaoli, las claves de su éxito en España”.

A casi un año de su caótica partida de la Selección Chilena, en España todos los diarios hablan del entrenador del Sevilla, que el domingo derrotó al Real Madrid en el estadio Sánchez Pizjuán y de paso cortó una racha d 40 partidos sin perder que tenía el conjunto que dirige Zinedine Zidane. Además, el conjunto andaluz se encuentra en el segundo lugar de la liga, con 39 puntos, a sólo uno del Real Madrid, y por encima del Barcelona.

sampaoli-sevilla-2Son ocho los conceptos centrales que descubre Marca al consultarle a los jugadores sobre la “filosofía de Sampaoli”, y el primero que aparece es el “amateurismo”, tan nombrado por el técnico argentino en su paso por la Universidad de Chile y la Selección Chilena. Según Marca, el amateurismo de Sampaoli en el Sevilla se relaciona a que “el jugador debe recordar las enseñanzas de jugar en la calle, cuando no importaba el marcador, las distancias reglamentarias y si había un número igual de compañeros o rivales”.

Otro de los conceptos destacables, es la “libertad”. El vestuario del Sevilla agradece sobremanera esa forma que tiene el entrenador de dejar al propio jugador “libre en la toma de decisiones”. Sampaoli sólo desea poner las herramientas necesarias para que sea el talento natural el que aflore en el momento preciso.

También los jugadores destacan el “carácter” de Sampaoli. “El argentino, y aquí coinciden todos los miembros del vestuario consultados por MARCA, es un tipo “muy cercano”. Al futbolista lo trata con educación, respetando las claves existentes en una caseta, y siempre con mensajes de apoyo y superación. Trata de ser el bastón cuando las circunstancias no son las más favorables”, señala el diario español.

Con respecto a las “concentraciones”, en España Sampaoli trata de ahorrar el tiempo dando “muchos conceptos” en corto espacios de estudio. Ideas sencillas y directas. Y de rápida aplicación sobre el campo de juego. También, el diario Marca escribe sobre la “justicia” del técnico para incluir como titular a cualquiera del plantel, independiente a su estatus; el rol que cumple su ayudante técnico Juanma Lillo, y de un “sistema” de juego que no depende de sus rivales.

Finalmente el diario español Marca destaca que si bien el Sevilla había tenido varios logros, como ganar la Europa League tres años consecutivos, “pelear La Liga y codearse con los mejores del mundo en la Champions es un paso más que el Sevilla ha dado como si no fuese con él la cosa. Jorge Sampaoli ha abierto lo ojos al sevillismo. Ha desprendido el antifaz del complejo y mira de tú a tú a cualquier rival. Sin duda, una mente maravillosa”, concluye el medio español.

Otro medio, el diario Mundo Deportivo, publicó una columna de su director adjunto titulada “la moda Sampaoli”. Josep M. Artells escribe que “cuatro meses le han bastado a Sampaoli para que en toda Europa se hable de la alegre rebeldía del Sevilla, el término que acuñó el entrenador de moda a su llegada al Sánchez Pizjuán”. Culmina su columna señalando que “la fórmula Sampaoli es muy seductora. Arranca de las raíces de Bielsa pero bebe del conocimiento de muchos modelos y ahora mismo su ayudante en la Liga es Lillo, admirador sin reservas de Cruyff, el técnico que Guardiola tenía en cartera en las elecciones de 2003. Su duelo con Zidane lo ganó cuando, tras muchos minutos de tacticismo, Zizou optó por protegerse con Kovacic y Sampaoli arriesgó con Sarabia, Nasri, Vitolo, Ben Yedder y Jovetic, la rebeldía que había prometido a su llegada”.