El traumatólogo experto en dolencias de deportistas, señala que no es extraño que los desgarros -por muy pequeños que sean- se prolonguen por casi 50 días, como es el caso del capitán de la selección chilena, que quedó fuera del debut en la Copa Confederaciones frente a Camerún.
Publicado el 17.06.2017
Comparte:

El doctor Alejandro Orizola es uno de los traumatólogos que más ha trabajado con deportistas en el país. Durante su larga trayectoria, se ha desempeñado en el Comité Olímpico, en el equipo de Copa Davis, en la selección chilena de fútbol y en el club Universidad de Chile. Si bien para el doctor Orizola no es una rareza que la lesión de Claudio Bravo en el gemelo de su pierna izquierda dure tanto tiempo (casi 50 días), el desgarro se escapa del promedio habitual de recuperación.

– ¿Puede suceder que un desgarro de un centímetro pueda tener una recuperación tan larga, incluso de casi 50 días?

-Puede suceder, y sobre todo en un arquero. Ellos trabajan mucho la flexión de piernas, entonces usan mucho el gemelo, el soleo, el tendón de Aquiles. Por otro lado, uno puede tener una lesión, aunque sea muy pequeña, pero eventualmente no cicatriza como debiera ser. Además, el gemelo, junto al tendón de Aquiles, son los músculos que mueven todo el cuerpo, entonces hacen un tremendo trabajo.

– Pero, ¿son habituales los procesos de recuperación tan largos como el de Bravo?

– No son habituales, pero tampoco es una rareza que este tipo de lesiones se prolonguen. Salen de la media habitual, pero no caben dentro del porcentaje de situaciones muy extrañas que puedan ocurrir.

– ¿Cuál es la media habitual para una lesión de este tipo?

– En un arquero que hace mucho salto y rebote, la media es cuatro semanas. La función de un arquero tiene mucho que ver con saltar y es en ese movimiento cuando necesitas que el músculo gemelo esté impecable.

– De acuerdo al nulo trabajo en cancha, ¿usted cree que Bravo podrá jugar los otros dos partidos de la fase de grupo?

– Si no ha entrenado en cancha, se ve más difícil. Pero ojo que las prácticas de los arqueros son distintas a las de los jugadores de cancha, que realizan entrenamientos más físicos. Yo entiendo que Bravo está entrenando en el gimnasio, donde se puede reproducir mucho el trabajo del portero en cancha, a diferencia de lo que ocurre en los otros puestos.