Diferencias con la federación dejaron fuera a la mejor púgil nacional de los últimos años, de la premiación en el marco del centenario del boxeo chileno.
Publicado el 30.04.2015
Comparte:

En poco más de dos meses, el próximo sábado 11 de julio, Carolina “Crespita” Rodríguez defenderá en Antofagasta su título mundial de la categoría gallo, frente a la japonesa Kentai Tsunami.

En tan sólo dos años, serán seis las veces que la deportista nacional dispute un campeonato del mundo, record que ningún otro chileno ha conseguido en 100 años de historia. Martín Vargas buscó sin éxito ser el mejor del planeta en cuatro oportunidades, mientras que Arturo Godoy lo intentó dos veces.

CRESPITA 2Carolina Rodríguez actualmente es la monarca mundial del peso gallo, tanto de la Asociación Internacional de Boxeo (WIBA) como de la Federación Internacional (FIB), logros que tampoco ningún púgil chileno ha conseguido. Pero pese a este exitoso currículum, la “Crespita” no fue considerada por la Federación Chilena de Boxeo dentro de los diez mejores exponentes de este deporte en toda su historia, en el marco de la celebración del centenario del boxeo en Chile.

La razón que dieron los dirigentes fue que el boxeo profesional desde hace tres años ya no pertenece a la federación, de acuerdo a un reglamento de la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA), pese a que en la página web del organismo aparece destacado tanto la categoría amateur como la profesional. “Ella compite en el boxeo profesional, donde nosotros no tenemos nada que ver”, señaló a El Líbero, el presidente de la Federación Chilena de Boxeo, Robinson Villarroel. Si bien el dirigente reconoce a este medio que la “Crespita” se merece esta distinción , su nombre “capaz que se nos haya olvidado al momento de seleccionar a los elegidos”.

Distinta es la versión de la vice presidenta de la federación, Teresa Villar, uno de los dos integrantes de la directiva que postuló a la campeona mundial en el grupo de los diez mejores de la historia, aunque sin éxito. “Lamentablemente la mayoría del directorio se opuso a que ella fuera premiada y yo estuve completamente en desacuerdo con esta decisión. La razón que da el presidente es un absurdo. Estamos celebrando los 100 años, no estamos conmemorando sólo al boxeo olímpico o amateur, sino que a todo el deporte. No podemos borrar la historia del boxeo chileno porque la AIBA cambió su reglamento. Además, varios de los galardonados fueron profesionales, y no amateurs. Esto es un asunto de sentido común”.

Teresa Villar, que reconoce a Carolina Rodríguez como la única deportista que ha levantado el boxeo en Chile en los últimos años, agrega que el resto de los dirigentes le dijeron que la “Crespita” no se merecía el premio, porque les había faltado el respeto. “Es verdad, ha tenido diferencias, ha dicho cosas negativas sobre la federación, ha criticado la gestión de los dirigentes, pero son todas cosas ciertas”, puntualizó.

“Este tipo de actitudes, alejan a los deportistas de las federaciones”

Martín Vargas, Benedicto Villablanca, Bernardo “Chifeo” Mendoza, Benito Badilla, fueron algunos de los boxeadores galardonados la noche del martes 28 de abril en el gimnasio Polideportivo de Maipú. Esa misma noche, la “Crespita” culminaba su jornada de entrenamientos con miras a su defensa del título mundial ante la japonesa Tsunami.

CRESPITA 3La púgil nacional reconoció a “El Líbero”  estar contenta de que se realicen este tipo de premiaciones, pero manifestó estar muy disconforme  por no haber sido incluida en el grupo de los diez mejores deportistas en los 100 años del boxeo chileno. “Encuentro injusto e ilógico que no me hayan invitado, porque he sido un aporte para el boxeo. He peleado cinco veces por Chile el título mundial. Me molesta que no tengan la capacidad de asumir lo que he hecho por el deporte. Quizás haya sido por razones personales, porque en entrevistas siempre he dicho lo que pienso y al parecer eso a ellos les duele”.

Carolina Rodríguez agrega que “es una lástima porque con estas cosas, están alejando a los deportistas de las federaciones, y debería ser todo lo contrario,  las federaciones tienen que trabajar para los deportistas. Situaciones como esta, generan que el deporte no crezca junto a sus deportistas “.

– ¿Crees que también fue una actitud discriminatoria?

– Absolutamente. Discriminatoria, injusta y machista. Cuando entré a la selección, me dijeron que no tenía condiciones, que una mujer no servía para este deporte. Desde un principio he tenido problemas.

“La Crespita ha ayudado a que los gimnasios se llenen” agrega Teresa Villar. “Así como lo fue Martín Vargas en su tiempo, ella actualmente es el ídolo del boxeo chileno, aunque a la Federación le duela. Deberían ser un poquito más inteligentes para apoyarse en ella, y así levantar el boxeo amateur”.

FOTO:MARIO DAVILA /AGENCIAUNO