Con las dos unidades por "secretaría" que le otorgó la FIFA luego que sancionara a Bolivia, la “Roja” viaja a Barranquilla para jugar el próximo jueves 10 de noviembre, a las 17:30 horas, ante los cafetaleros. Luego recibe a los charrúas, en el Estadio Nacional, el martes 15, a las 20:30 horas.
Publicado el 02.11.2016
Comparte:

Luego del muy amargo 0-0 de Chile frente a Bolivia, en la octava fecha de las clasificatorias mundialistas y cuando ya estaban asumidos los dos puntos perdidos de local, se supo que el defensa boliviano Nelson Cabrera -nacido en Paraguay- jugó sin cumplir la reglamentación para defender a esta selección. La ANFP hizo efectivo el reclamo y  la FIFA abrió un expediente que finalmente determinó que Chile recuperara los puntos perdidos en el Estadio Monumental. La misma suerte corrió Perú, que había perdido frente a Bolivia en La Paz en la fecha anterior.

La sanción de la FIFA en contra de Bolivia y en favor de Chile y Perú, cambió el panorama de las Clasificatorias Mundialistas. Ahora la “Roja” se encuentra en zona de repechaje, en la quinta posición de la tabla. Disputados 10 partidos de las clasificatorias, Brasil lidera la tabla con 21 puntos; seguido de Uruguay con 20; Ecuador y Colombia comparten el tercer lugar, con 17 unidades;  ahora Chile está en el quinto puesto con 16 puntos, los mismos que Argentina, pero con mejor diferencia de goles; Paraguay pasó a la séptima posición, con 15 puntos; Perú ahora suma 10 unidades, pero se mantiene en el octavo puesto; mientras que Bolivia, tras la sanción de la FIFA, se queda sólo con 4 puntos, manteniéndose en la novena posición. Finalmente cierra la tabla, Venezuela, con 2 puntos.

Por lo visto, el camino a Rusia sigue estando muy disputado, aunque se puede apreciar a Brasil y a Uruguay algo más aliviados en los primeros lugares de la tabla.  Entre Ecuador, Colombia, Argentina, Paraguay y Chile, hay sólo dos puntos de distancia.  Y luego de este triunfo “por secretaría” de la selección chilena que le concedió la FIFA, el panorama que viene sigue siendo el mismo, con dos partidos muy complicados que se jugarán en los próximos días: el próximo jueves 10 de noviembre frente a Colombia en Barranquilla y luego en Santiago, el martes 15, ante Uruguay.

¿Quien comandará el ataque colombiano?

Al igual que Chile, a Colombia se le viene una fecha doble muy complicada, porque enfrenta rivales directos en su lucha por alcanzar uno de los cuatro cupos para el Mundial de Rusia 2018. Los cafetaleros, luego de jugar frente a Chile en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez de Barranquilla, deberán viajar a Buenos Aires para medirse el martes 15 frente a Argentina, que a su vez necesita sumar de local, luego de caer en la última fecha de octubre frente a Paraguay en Mendoza.

El primer rival de Chile en la última fecha doble del año, viene de empatar de local (2-2) frente a Uruguay, por lo que necesita recuperar esos puntos para escaparse de la “Roja” en la tabla.  En Colombia están preocupados por la falta de efectividad de sus atacantes, ya que ninguno de ellos ha marcado en las últimas cuatro fechas de las clasificatorias, a pesar de que la Selección Colombia sumó siete puntos en los últimos cuatro partidos. Las críticas están puestas en el delantero del Milan Carlos Bacca, indiscutido en los últimos partidos, quien en marzo pasado convirtió su último gol por las clasificatorias.

Por estos días, el debate en el periodismo colombiano se centra en si José Nestor Pekerman convoque finalmente a Miguel Ángel Borja, delantero del Atlético Nacional, que ha marcado la no despreciable suma de 39 goles en la temporada 2016. Borja es la gran figura del Nacional, que ganó este año la Copa Libertadores, y que ya se encuentra en semifinales de la Copa Sudamericana.

Un jugador que podría volver a la convocatoria colombiana es Radamel Falcao García, quien poco a poco está retomando su nivel en el Mónaco francés, luego de una rebelde lesión. ¿Quién será el 9 frente a Chile? Esa es una de las preguntas que rondan hoy en  Colombia. Y si Falcao aparece en la nómina y Pékerman decide incluirlo frente a Chile, todos creen en Colombia que debería reemplazar a Carlos Bacca.

Uruguay no más

Uruguay podría llegar a Santiago con 23 puntos, si es que derrota a Ecuador en Montevideo en la undécima fecha. Es el resultado que le conviene a Chile, al momento de enfrentar a los charrúas en el Estadio Nacional el martes 15 de noviembre.

Más allá de la polémica con la AUF por sus derechos de imagen, los jugadores de la selección uruguaya llegan en buen pie a enfrentar a Chile. De los últimos tres partidos, ganaron los dos primeros (4-0 a Paraguay y 3-0 a Venezuela) y empataron el tercero (2-2 frente a Colombia, de visita). Y si a Colombia le falta poder de finiquito en sus delanteros, a Uruguay le sobra. Un puntal de la buena campaña del conjunto oriental ha sido Edison Cavani, máximo artillero de las clasificatorias con 7 goles. El delantero del PSV de Francia, ha conformado una letal dupla con Luis Suárez, otro jugador que está en un gran nivel, tanto en el Barcelona como en su selección, y que también va a estar presente frente a Chile.

Finalmente, dentro de la nómina de “extranjeros”dada a conocer la semana pasada por Óscar Washington Tabárez, destacan los defensas José María Giménez y Maximiliano Pereira, quienes regresan a la convocatoria de la “Celeste”, al igual que el volante Álvaro González.

Pero es el asunto de los derechos de imagen, lo que centra la atención de la prensa uruguaya por estos días. El jueves pasado, jugadores emblemáticos como el defensor Diego Godín y el delantero Luis Suárez publicaron en sus redes sociales un comunicado en contra de Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF). Los jugadores Charrúas aclararon que han solicitado a la empresa intermediaria Tenfield y a la AUF para que cese el uso y la explotación de la imagen de la selección Uruguaya: “Este grupo de jugadores no va a tolerar más que se continúe vendiendo los rubros que conforman el patrimonio de la selección a ningún intermediario para que después éste especule con los mismos, quedando el beneficio en sus manos y no en las del fútbol uruguayo”, decía el escrito. La publicación de los jugadores surge como reclamo a la firma de contrato entre la AUF y Tenfield, intermediario con la firma Puma para que esta siga vistiendo a los Charrúas durante los próximos siete años. Este contrato anula la propuesta con Nike que había ofrecido 24,5 millones de dólares.