28 mil corredores participarán este domingo en la décima versión de la Maratón de Santiago, la prueba atlética más importante del año. "El Líbero" conoció la historia de varios de ellos, que llegan a cumplir su sueño luego de meses de intensa preparación.
Publicado el 02.04.2016
Comparte:

 

WALDO CORBALANWaldo Corvalán: “Sacrifico muchas horas de descanso y sueño, pero soy feliz”

Mi vida ha cambiado mucho desde que tomé la decisión de comenzar a correr maratones. Apareció una pasión especial, una motivación diferente. Lo describiría  como una adicción por trotar, por correr por las calles, en ciudades diferentes, por países diferentes, por preparar maratones en diferentes lugares del mundo, por buscar nuevos desafíos. Es algo que no puedo dejar de pensar, creo que siempre será parte de mi vida.

Antes mi vida era pareja: “la familia y el trabajo”. Hacía  falta la adrenalina, la pasión por hacer cosas nuevas, una forma como liberar energía. Ahora sigue siendo importante la familia y el trabajo, pero siempre estoy buscando nuevos desafíos, nuevas carreras, siempre buscando partners para entrenar y para intercambiar tips. Ahora me conozco todos los traumatólogos, kinesiólogos y remedios para los dolores, porque los dolores y lesiones pasan a ser parte de tu vida.

Generalmente corría tres veces a la semana, pero cuando comencé a preparar la maratón de verdad, aumenté a cuatro, cinco y seis días de entrenamiento semanal. Cuando comencé a preparar mi primera maratón en el año 2008, mi entrenador me pidió que hablara con mi esposa y le explicara que debería ocupar mucho tiempo entrenando. Ahora, siempre trato de salir muy temprano en la mañana para no afectar la vida familiar. Sacrifico fines de semana, feriados, Navidad, Año nuevo, es decir, sacrifico muchas horas de descanso y sueño, pero soy feliz.

Es muy distinto correr 10 o 21 kilómetros, que la maratón. Yo tengo una forma gráfica de describirlo. Cuando participaba en 10k, podía ir corriendo, saludar a alguien e intercambiar un par de palabras. Después con  los 21k, como era más del doble de tiempo, ya te podías hacer amigo de alguien. Con los 42k, pasan muchas cosas, hasta te podrías poner a pololear en la carrera.

La Maratón de Santiago es muy especial. Como chileno y maratonista tienes que correr alguna vez Santiago, darte el lujo de correr por las calles de la capital, sus barrios, la Alameda, cuánta historia y recuerdos de mi vida. “Tienes que ser profeta en tu tierra”.

Mis expectativas para este domingo es pasarlo bien, disfrutar la carrera, correr con mis amistades, con quienes me he entrenado durante meses y como tradición, unos buenos abrazos en la meta. Y después a descansar porque  el  próximo jueves viajo a USA, ya que el 18 de Abril correré Boston, mi gran desafío de este año.

Mi meta para la Maratón de Santiago es estar cerca de las 3 horas y 40 minutos y poder hacer los 21k en 1 hora y 45.

 

REBECA IBACACHERebeca Ibacache: “Cuando corro estoy en mi único espacio realmente personal”

Después de los 40 años -ahora tengo 44- tuve la inquietud de buscar un deporte que sólo fuera para mí. Necesitaba una actividad deportiva que me permitiera disfrutar.

Partí con 1 kilómetro y hoy ya voy en los 21k. Encontré que este era un deporte donde podía conectarme con mi música, y donde incluso podía planificar las cosas de mi vida, de mis tres hijos y de mi trabajo.

Cuando corro estoy en mi único espacio realmente personal, donde encuentro las soluciones que antes no veía debido al estrés del trabajo, de la vida en general. Además, pese a que practico desde hace varios años Kung Fu, antes era muy sedentaria.

Cuando el año pasado participé en  los 10k, pensé que estaba en condiciones de correr más. Y para este domingo -donde correré en los 21k-, mis expectativas son llegar a la meta, disfrutar a concho la corrida y todo lo que va pasando en el camino. Eso es rico vivirlo.

El año pasado, cuando veía a la gente en las calles alentándome, era como que me pusieran una inyección de vitaminas a la vena. Me acuerdo que apenas partí ya me sentía mal, y en la primera curva me encontré con gente que me empezó a alentar. Imagínate, eran personas que nunca más voy a ver en mi vida.

 

ERNESTO LYErnesto Ly: “La maratón me ha servido como terapia”

Empecé a correr hace nueve años, cuando nació mi primera hija. Y fue porque me puse como objetivo enseñarle desde chica a hacer deporte. Fue porque mis padres en mi infancia nunca lo hicieron conmigo. Hoy tengo tres hijos y los tres tienen súper claro que el papá es deportista y yo creo que les encantaría seguir el mismo camino.

Me puse a trotar, luego empecé a andar en bicicleta y me transformé en un adicto al mountainbike. Y el año pasado empecé  a practicar triatlón, porque me separé de mi señora y me quedó mucho tiempo libre. Así fue como en enero pasado cumplí mi primer sueño, que fue correr la Triatlón de Pucón. Y ahora, mi segundo sueño es llegar a la meta de la Maratón de Santiago.

Mi expectativa es súper ambiciosa, me gustaría alcanzar una marca de 3 horas y 30 minutos, lo que para un amateur, es un muy buen registro.

Estos deportes, como la maratón y el triatlón me han servido mucho en mi proceso de separación matrimonial. Me han servido para despejar la cabeza. La secreción de endorfinas produce un estado de ánimo súper placentero y de calma. Como terapia en este proceso de mi vida, ha sido muy bueno.

 

ANDRES BARRIENTOSAndrés Barrientos: “El deporte es un gran condicionante de qué tan felices o plenos nos sentimos”

Si bien siempre he sido muy perseverante en los desafíos que me planteo en la vida, el hecho de comenzar a subir montañas -y por ende entrenarme mediante trabajo cardiovascular como lo es correr- me hizo comenzar a apreciar la naturaleza y el entorno en una forma mucho más sensible que antes. Me ha ayudado a comprender mis límites y sentir esa adictiva sensación de superarse día a día.

Antes para mí correr era mucho más irregular y poco esquemático. Hoy en día eso ha cambiado. Las aplicaciones para teléfonos celulares me han ayudado bastante para registrar tiempos y rutas. De esa forma he podido generar un plan de entrenamiento que involucra una alimentación equilibrada y entrenamiento día por medio. Por lo tanto el deporte ha pasado a ser parte de mi vida diaria.

Mi actividad deportiva principal es el montañismo. Recién el año 2015 comencé a participar de algunas corridas urbanas y de montaña, por el sólo hecho de que ayudan para mejorar el estado físico en los ascensos. Por ende para mí correr es una actividad de permanente entrenamiento y trabajo de resistencia, más que de velocidad o ganar competencias. Correr es ponerme a prueba.

Gran parte de mi vida ha estado ligada al deporte como un hobby, por lo que no me ha significado mayores sacrificios. Sin embargo, al involucrarme en actividades que van teniendo mayores riesgos, he tenido que cuidar más mi alimentación y ser muy activo en entrenar duro. Eso lleva a tener que dejar de lado muchas veces las salidas con amigos durante los fines de semana. Pero descubrir las maravillas de la naturaleza ha sido algo impagable, lo que recomiendo a todo el mundo.

La Maratón de Santiago es especial porque es una de las corridas más importantes del mundo y que cada día cientos de compatriotas se han ido sumando a esta actividad deportiva, lo cual es muy bueno para mejorar las condiciones de salud de la población. Correr sin duda genera bienestar y una sensación de satisfacción enorme. Creo que el deporte es una gran condicionante de qué tan felices o plenos nos sentimos.

Para este domingo mis expectativas son, en primer lugar, tomar la carrera como un gran entrenamiento para mis futuros desafíos cumbreros. En segundo lugar, como buen chilote que soy, dar todo de mí para llegar a la meta en un tiempo razonable. Y en tercer lugar, disfrutar el trayecto como parte de esta gran fiesta del deporte mundial.

En cuanto a la marca que quiero conseguir, al no tomarme la maratón como una competencia, considero que un tiempo razonable es llegar a la meta en torno a las 4 horas, lo cual está en sintonía con los tiempos de los entrenamientos cardiovasculares que suelo realizar durante las semanas.

 

FRANCISCA VELASCOFrancisca Velasco: “Quiero poder terminar la carrera, sin lesiones y feliz”

Empecé a correr hace ya casi 9 años y no quiero parar. Mi vida ha cambiado mucho, me siento mucho más activa y con más energía.

Antes hacía otros deportes pero ninguno me llena tanto como el running, ya que me gusta mucho el entrenamiento que hay detrás y además uno tiene la oportunidad de practicarlo en cualquier parte.

Para prepararme para esta maratón, dedique cuatro días a la semana a correr y a realizar entrenamiento funcional. Algunos sacrificios que tuve que hacer fue ordenar mi dieta y hacerme el ánimo de entrenar después de trabajar

Al comienzo pensé que iba a ser muy difícil hacerme la idea de correr 42k, ya que casi todos los 21k que había corrido había terminado “muerta”. Pero entrenando constantemente y teniendo un equipo que te apoye, pienso que se puede.

Esta Maratón de Santiago del domingo será muy especial para mí, ya que muchas de mis carreras las he realizado fuera de Chile. Y como será la primera vez que corro los 42k, me gusta mucho que haya sido acá.

Mi entrenador tiene más expectativas que yo. Pero de verdad quiero poder terminar la carrera, sin lesiones y feliz. El tiempo en la primera maratón creo que pasa a un segundo plano, aunque me gustaría alcanzar una marca en el rango entre 4 horas y 4 horas y 15 minutos.

 

MATIAS CABRERAMatías Cabrera: “Es un agrado salir, correr, escuchar música y despejarse”

Realmente mi vida ha cambiado harto desde que me decidí a correr. Antes era muy sedentario y el comenzar a correr me motivó a hacer también otros deportes y cambiar un poco el estilo de vida. Antes era cero deportes y cero auto cuidado. Hoy me preocupe de comer bien (no soy brujo en cuanto a la dieta, pero si consciente de ella), me levanto temprano para ir al gimnasio, para hacer yoga. En fin, todo es totalmente distinto.

Al menos fueron tres días de entrenamiento a la semana. No considero haber hecho muchos sacrificios ya que correr se transformó para mí en una desconexión de la rutina. Es un agrado salir, correr, escuchar música y despejarse.

Es muy distinto correr 10 o 21 kilómetros, que la maratón. Totalmente. Creo que es algo gradual. Partí corriendo siempre 10k y el año pasado me motivé con los 21k, donde el esfuerzo es mayor y debes saber dosificar tu energía. Este año correré por primera vez los 42k y el desafío es aún mayor. Hay que estar muy conectado con tu respiración y con tu cuerpo, sin sobre exigirte para así poder rendir la carrera completa.

Este es mi segundo año en la Maratón de Santiago. La experiencia del año pasado fue total. Es muy distinto correr solo, que estar en una maratón. Correr solo, para mí al menos, es una desconexión y un relajo. Correr una maratón como la de Santiago, tiene una energía y un nivel de adrenalina diferente. Ver que no eres el único que se ha preparado y que se ha motivado con la carrera, da un entusiasmo distinto. De verdad, es súper potente.

Mis expectativas son pasarlo bien y llegar a la meta. Así que este año no me puse marcas. El próximo año mi marca será competir conmigo mismo y superar el tiempo que haga este domingo.

 

CAROLA AGUIRRE 2Carolina Aguirre: “Lo que me mueve es cumplir el desafío que me impuse”

Siempre he sido deportista y cuando pensé en este deporte lo hice como una forma de tonificarme muscularmente, para llegar a tener una mejor vejez. Más que para adelgazar, lo veo como un fortalecimiento de la musculatura, de las articulaciones.

Troto en mi barrio desde hace cinco años con un grupo de amigas y un personal trainer. Pero esta será mi primera competencia oficial. Al tener un objetivo claro -que en este caso son los 21k-, me motivo mucho más, para superar la barrera mental de correr esa cantidad de kilómetros.

Lo que ocurra el domingo va a ser muy distinto a lo que vivo a diario en los entrenamientos, porque va a estar mi familia, que me va a estar alentando hasta que llegue la meta, espero. Va a ser mucho más entretenido.

La gracia que tiene el trote, es que no requiere de tanto tiempo, y además se puede practicar en cualquier lugar. No necesito desplazarme desde mi casa.

Nunca he corrido con tanta gente junta, pero me motiva mucho. Además, mi coach me va a acompañar, va a ser mi lazarillo, así es que voy a la segura.

Mis expectativas son llegar a la meta en un tiempo meno a las 2 horas con 20 minutos. Pero en realidad lo que me mueve es cumplir el desafío que me impuse.

 

LEONARDO HERRERALeonardo Herrera: “Mi expectativa es pasarlo bien, disfrutar la fiesta y llegar feliz a la meta”

La verdad es que desde chico he sido deportista, pero siempre había realizado deportes en equipos, por lo que dedicarme a correr me ha permitido disponer de mi tiempo y tener la libertad de hacer una actividad física cuando quiero: ponerme las zapatillas y a la calle.

Para esta maratón en particular he entrenado muy poco, sólo un mes. Sin embargo, debido a la cantidad de años que llevo corriendo, que son más 10, me siento tranquilo para la carrera. Además, como he entrenado muy poco, en esta oportunidad no he sentido que he tenido que hacer muchos sacrificios, salvo levantarme temprano en la mañana a entrenar.

Es muy distinto correr 10 o 21 kilómetros, que la maratón.  El esfuerzo físico y mental que hay que hacer para los 42k no tiene comparación con lo que se siente al correr 10 o 21k. Cuando uno entrena para una maratón son muchas semanas que debes entrenar más de 20k a la semana y la verdad que se siente muy fácil comparado con correr la maratón.

Correr en tu país es lo que hay que hacer. Obviamente hay maratones impresionantes en todo el mundo, pero la de tu país debe ser la prioritaria. Esta es la séptima vez que la correré y lo seguiré haciendo todos los años.

Para este domingo mi expectativa es sólo pasarlo bien, disfrutar la fiesta y llegar feliz a la meta. No tengo una marca establecida, ideal sería alcanzar la meta en unas cuatro horas para no cansarme tanto y poder disfrutar la carrera.

 

PATRICIA RODRIGUEZPatricia Rodríguez: “Correr me hace feliz”

Es una cábala partir el año deportivo participando en la Maratón de Santiago. La he corrido tres veces en 21k y otras tres veces en 42k. Este año opté por la media maratón (21k). Me siento muy cómoda en esta carrera, conozco cada hoyo de las calles.

Mi vida es otra desde que corro. Estoy sana, casi ni me resfrío, cada año me siento más joven, pero por sobre todo me hace feliz.

Para un maratón, dedico 16 semanas de entrenamiento, pero para un medio maratón lo normal son 12. Aunque es menos tiempo de carrera, el sacrificio es el mismo. Hay que destinar horas para entrenar cuatro veces a la semana, quitándole espacio al trabajo y a los hijos. Y además hay que cuidar la alimentación.

Hay una gran diferencia entre correr 10, 21 o 42k, no sólo porque la preparación es más acuciosa para los 42, sino también porque la carrera misma es distinta. En los 10k partes “picando” desde un principio, en los 21 moderas un poco la marcha, mientras que en 42 debes saber dosificar: la energía te debe durar hasta la meta.

Me ha tocado correr maratones en Buenos Aires y en Nueva York, pero la Maratón de Santiago tiene algo especial. Para éste domingo espero pasarlo bien, correr con mis amigos, disfrutar la fuerza que me dará el público y ver a mis hijos en algún lugar de la ruta. Y si logro bajar mi mejor tiempo  de 2 horas 6 minutos y 52 segundos, me dará ánimo para enfrentar mis próximos desafíos: la Maratón de Río de mayo próximo, y la de Tokio en 2017.

 

 

MIGUEL ANTILEFMiguel Antilef: “El entrenamiento ya se hizo, ahora solo resta ir a buscar la medalla y llenarse de gloria”

Mi vida cambió totalmente desde que me puse a correr. Sólo con decirte que hace seis años atrás pesaba 108 kilos y actualmente y luego de girar mi vida al deporte, peso 76 kilos. ¡Vida sana, cuerpo sano!

Antes mi  vida era totalmente sedentaria, sin ninguna actividad deportiva, pero después de algunos problemas de salud me volqué al deporte y  hoy vivo una vida saludable.

Según el kilometraje y la planificación semanal, entreno cinco días y descanso dos. Me levanto muy temprano para cumplir con el plan de entrenamiento y luego ve voy al trabajo.

Los 42k son únicos, porque la exposición al asfalto es mayor. Cuando llegas a los 21k se viene otra carrera con otros 21 kilómetros. En ese momento el cuerpo te va indicando que el desgaste se está haciendo evidente.

La Maratón de Santiago es muy especial. Hay una multitud que ama hacer deporte, que le gusta correr. Además la fiesta y su entorno son espectaculares. Es como estar en las grandes maratones del mundo.

Mis expectativas para el domingo son correr tranquilo y disfrutar la carrera. Espero llegar a la meta en 3 horas y 45 minutos. El entrenamiento ya se hizo, ahora solo resta ir a buscar la medalla y llenarse de gloria.

 

GUILLERMO DEL CASTILLOGuillermo del Castillo: “Lo mejor de este deporte es el cambio que provoca en tu estado de ánimo”

Sin duda que mi vida ha cambiado para mejor desde que comencé con este deporte. El hecho de correr y en el modo running te permite disfrutar de muchas cosas, como compartir con la naturaleza, observar las cosas que ocurren en la calle y que a veces de otro modo no las ves. Pero obviamente lo que más mejora es la salud física y mental.

Lo mejor de este deporte es el cambio que provoca en tu estado de ánimo, en la disposición que tienes para enfrentar tu trabajo o tu estudio. Además te ayuda a despejar tu mente. Hoy, después de cada entrenamiento o después de cada competencia, siento la alegría del deber cumplido, de haber vencido mis propias metas, mis dificultades, mis obstáculos. En fin me siento más sano.

Pertenezco al Club Military Runners y nuestro entrenador Enrique Córdova nos ha preparado a lo largo de un año con sucesivos programas y controles, que nos permiten enfrentar adecuadamente este desafío. Dedicamos cuatro a cinco días a la semana a los entrenamientos alternados de pista, calle y fortalecimiento muscular, dependiendo de los distintos periodos del año.

En cuanto a sacrificios, yo creo que podría ser el último periodo fuerte de entrenamiento, que coincidió con las vacaciones de verano, donde tuvimos que tener un especial cuidado con la alimentación y cumplir, dentro de lo posible, con nuestros propios programas. Pero todo se supera con fuerza de voluntad y porque, por último, esto lo hace uno por pasión.

Yo pienso que la maratón es lo máximo, es el premio mayor y que se debe vivir en cada momento, se debe disfrutar cada instante. Pero para que ello así resulte, uno debe ser muy responsable consigo mismo y debe prepararse, debe entrenar con un programa técnico, debe chequear su estado de salud. No debe improvisar nada, no debe inventar nada y no debe especular nada. Los 10 y 21k son maravillosos, pero los 42k son espectaculares.

La Maratón de Santiago es especial porque se corre en la capital de Chile. Destaco la buena organización,  además es un recorrido duro, difícil, pero por sobre todo, es muy impresionante sentir el cariño de la gente en las calles.

Mis expectativas son llegar a la meta dignamente y si puedo hacer una mejor marca que la del año pasado -4 horas y 9 minutos-, sería magnífico. Ojalá pueda igualarla o mejorarla. Me siento preparado física y mentalmente, he tenido un buen entrenamiento con un entrenador de primera, a quien le agradezco y reconozco cada logro. Pero si no lo logro superar mi marca, voy a sentirme feliz igual.

También mis expectativas son de equipo, quiero que mis amigas y amigos del Club Military Runners Chile, también logren sus objetivos y alcancen la meta, como se lo merecen y se lo han propuesto.

 

FELIPE OLIVARESFelipe Olivares: “La energía que se siente es simplemente impresionante”

No ha cambiado mucho mi vida desde que me decidí a correr. Mi forma de ser sigue siendo prácticamente la misma. Sin embargo, he tenido que entrenar cotidianamente y eso de repente ha significado que mi vida social haya disminuido en un gran porcentaje. He dejado de lado los panoramas sociales y varios compromisos familiares. También por el tipo de entrenamiento y para no sufrir lesiones, mi alimentación ahora es muy distinta.

Semanalmente, dedico lunes, miércoles y sábado para hacer running y martes y jueves, para hacer cross fit. Si tu meta es correr y llegar a la meta con un buen tiempo, las carreras de 21k requieren más preparación y entrenamiento. Recuerdo que siempre corría 10k y la primera vez que corrí 21k me lesione y llegue apenas a la meta.

La Maratón de Santiago es especial, porque se corre en tu país, donde recibes el apoyo de toda la gente, además de tu familia y tus amigos. La energía que se siente es simplemente impresionante.

Mis expectativas para el domingo son poder bajar las 4 horas. Pero sobre todo llegar sano, sin lesiones y disfrutar la carrera. Y en cuanto a la marca, mi expectativa es hacer los 42k en 3 horas y 58 minutos.

 

JAVIER TISIJavier Tisi: “Mi vida ya no tiene una justificación sin correr”

No me imagino la vida sin hacer actividad física, sin prepararme, realmente es algo que cuando no lo hago se nota que lo necesito. Es como mi vicio, es mi pasión. Cuando puedo correr, soy una persona absolutamente feliz. Todos los problemas son subsanados. Mi vida ya no tiene una justificación sin correr.

Semanalmente le dedico aproximadamente unas doce horas. Entreno a medio día, que es  el tiempo que tengo para hacerlo. Eso sí, implica almorzar, ducharme y cambiarme de ropa muy rápido. Pero esos 60 o  70  minutos diarios que dedico a entrenar, generar un corte en la rutina y en las tensiones del día.

Para prepararse para una maratón, se deben sacrificar algunas cosas, porque el tiempo es uno solo. Para mí ha significado quedarme más tiempo en el trabajo en la tarde, lo que significa llegar más tarde a mi casa. Para poder correr 42k tienes que ser muy sistemático, requiere un entrenamiento muy fuerte. Pero eso no es nada en relación a todos los beneficios que obtengo. Me encanta que mis niños vean que su papá es deportista, porque así tratan de imitar mi vida.

Correr la Maratón de Santiago es lo más grande que puede existir para un maratonista. Creo que en Chile hay dos eventos de esta magnitud: esta maratón y el Ironman de Pucón. No creo que haya otro evento que convoque  a tal cantidad de gente, ni que tenga este nivel de producción. Por eso trato año a año, estar presente en estos dos eventos.

Para esta versión de la Maratón de Santiago, mis expectativas son llegar a la meta de la mejor manera posible y no tener problemas durante la carrera. He tenido un período de entrenamiento serio con los Speedrunners. Y la marca que quiero hacer es bajar por primera vez las tres horas.

 

MANUEL VALDERRAMAmanuel valderrama 2

Manuel Valderrama: “El trote forma parte de mi vida”

Como se ve en la foto, toda mi vida he corrido. Desde los 14 años, cuando estaba en el colegio y luego cuando ingresé a la rama de atletismo de la Universidad de Chile (Nota de la R: Hoy es Ministro de la Corte Suprema). Por lo tanto, correr forma parte de mi vida, me hago el tiempo para realizar este deporte.

No tengo ningún entrenamiento riguroso. Troto como mínimo dos veces a la semana, los martes y los jueves en la noche. Y el día sábado juego fútbol con unos amigos.

El trote forma parte de mi vida, y por lo mismo requiero de un tiempo mínimo de dos horas diarios para practicarlo. Por lo tanto, debo hacer sacrificios con la familia, aunque trato de entrenar en horarios diferentes, para compatibilizar con las cosas familiares.

Es muy distinto correr 10 o 21 kilómetros que la maratón, donde las distancias son más largas, por lo que conlleva mucho entrenamiento. Yo era atleta, pero no fondista, ni medio fondista, corría a lo más 800 metros en competencias. Por lo tanto, me centré siempre en los 10k, que he corrido muchas veces. Yo corro porque me gusta, no he seguido un plan determinado de trabajo para una determinada marca.

La maratón de Santiago tiene algo especial porque el ambiente que se produce ese día es muy entretenido, ya que ves gente de todas las edades participando. El ambiente que se produce ese día es muy especial para mí. Mi marca es bajar la hora en los 10k.

 

CAMILO JIMENEZCamilo Jimenez: “El entrenamiento hace que un día, definitivamente, sea un mejor día”

Mi vida ha cambiado muchísimo desde que corro.  Este cuento de salir a trotar, rápidamente me llevó a fijarme objetivos, y así fue como me animé a participar en distancias de 10k, 21k, 42k,  para después probar en el triatlón, que es la disciplina en que actualmente concentro mi actividad deportiva. Hoy el entrenamiento es parte de mi rutina diaria y hace que un día, definitivamente,  sea un mejor día.

Al principio solamente participaba y me conformaba con llegar bien. Hoy entreno para poder mejorar mis tiempos, sobre la base de un plan construido para cumplir un objetivo determinado.

Cuando estoy entrenando para una carrera entreno seis días por semana dejando un sólo día para descansar. Algunos días entreno en doble jornada,  ya que por la intensidad y por la edad, se requiere efectuar al menos dos o tres jornadas de preparación física para evitar lesiones.

Son muchos los sacrificios, a pesar de que trato de realizar los entrenamientos de la semana en horarios en los cuales la familia y mi trabajo no se afecten, como en la madrugada, o después de dejar a los niños en el colegio, o bien a la hora de almuerzo. Los fines de semana son distintos ya que como me toca realizar los tramos largos -que generalmente implican cuatro horas los sábados o domingos- desaparezco por más tiempo. Esto me obliga a llegar a la casa con una buena sonrisa para cumplir sin descanso con las labores familiares.

Los 10k, 21k y la maratón, son tres distancias que implican distintos tipos de entrenamiento y distintas disposiciones mentales. Los 10k son de mucha intensidad física, los 21k requieren más preparación mental y para los 42k se necesita estrategia.

La Maratón de Santiago es el gran evento del running en Chile y cuesta mucho restarse por cuanto cada año ha ido ganando prestigio y organización. No tiene nada que envidiarle a algunas de las maratones más prestigiosas del circuito internacional. Además, para mí representa el inicio de mis entrenamientos para los triatlones que se vienen este año.

El objetivo principal de este año es apoyar a mis hijos, ya que participarán de la posta de 42k para apoyar a la Fundación Nuestros Hijos. Y en cuanto a marcas, como voy a correr los 21k, debiera andar en 1 hora 40-45 minutos.

 

CAROLINA BENITEZCarolina Benítez: “La Maratón de Santiago logra algo que pocos acontecimientos consiguen en este país: Nos une”

La verdad, comencé a correr hace unos cinco años. Antes jamás había corrido. Por un desafío personal, corrí los 5k del Nike Woman, me quedó gustando y ahora la del domingo será mi segunda media maratón.

Mi vida ha cambiado en cuanto a hábitos saludables y  entrenamiento. Luego de más de 30 años sin hacer ejercicio, comienzas a correr y te das cuentas que no sólo cambia tu aspecto, sino lo más importante, cambia tu estado ánimo, la energía con la que enfrentas cada día. No son pocas las cosas que me toca hacer todos los días (dejar a los niños en el colegio, el trabajo, las reuniones, las terapias con mi hija, etc), cada día es una maratón completa.

Siempre he tenido especial cuidado que el correr sea algo entretenido, que signifique cambios pero que en ningún caso sea una obsesición. Me sigue gustando comer rico y si voy a un lugar trato de comer lo que me ofrecen. Que fome decir a todo que no. Total en la semana “corro”.

Antes era muy floja para hacer ejercicio y actividades al aire libre. Hoy uno de los mejores panoramas para compartir en familia son los paseos donde unos corren, otros andan en bici,  otros caminan, todos se mueven. Cada vez que Joaquín, mi hijo, está con rabietas o mal genio, le digo: “Da dos vueltas a la plaza corriendo fuerte y vuelve”. Ese es el mejor remedio, porque libera toda la mala onda, y al final vuelve con ánimo.

Trato de entrenar 3 veces a la semana y también los fines de semana. Pero no todos los entrenamientos son solamente correr, sino también hago sesiones de ejercicios más funcionales, tipo crossfit.

Creo que el mayor sacrificio es lograr la constancia. Al terminar el día uno está muy cansada, pero te animas, entrenas y tu estado de cansancio desaparece. Como todo en la vida, se requiere esfuerzo y constancia para conseguir tus metas. Pero cuando haces ejercicio, en general son más los beneficios que los sacrificios.

Hay una gran diferencia entre los 10k y los 21k, y eso se nota cuando los corres. Para mis primeros 10k entrené bastante poco y no fue tan terrible llegar. Pero si entrenas poco para los 21, a lo mejor llegas a la meta. Sin embargo, puedes lesionarte y terminar muy molido.

La Maratón de Santiago tiene una magia que ninguna otra carrera tiene y es que por donde corres hay alguien animándote. Todos participan, familias enteras te dan un grito de ánimo en cada kilometro. Logra algo que poco acontecimientos consiguen en este país: Nos une.

En cuanto a mis expectativas para el domingo, nunca pretendo llegar a la meta con tiempos exactos. Me gusta disfrutar, terminar bien y alcanzar una mejor marca que el año anterior. Para este año, mi mara a alcanzar es 2 horas y 15 minutos. Con eso quedo feliz.

 

 

FELIPE MARTINEZFelipe Martínez: “Sólo necesito mis zapatillas, mis ganas de correr y la compañía de una buena música”

Desde que comencé a correr cambio mucho mi vida. Soy amante del futbol y desde niño practico este deporte, pero desde que comencé mi vida laboral como ejecutivo bancario el estrés me fue consumiendo.  Y jugar futbol no era la solución para liberar las tenciones, sino que todo lo contrario. En ese momento decidí ir a una tienda y comprar unas buenas zapatillas para comenzar a correr. Ahora mi vida es mucho más activa, disfruto correr al aire libre, y lo mejor de todo es que boto las malas vibras y me cargo de buenas vibras y de más energías.

Antes mi vida era más sedentaria, jugaba uno o dos partidos por semana, porque cuesta mucho organizar un partido de futbol. Ahora, para hacer este deporte sólo necesito mis zapatillas, mis ganas de correr y la compañía de una buena música.  Disfruto mucho más y mi concentración mejoró.

Para prepararme para esta maratón, dedique entre 3 a 4 días de entrenamiento por semana. Tuve sacrificios, como hacer dieta durante tres meses y dejar el alcohol, lo que involucró abandonar el carrete.

Esta va a ser la segunda vez que corro 21k, que es muy diferente que correr 10K, debido que el sacrificio, el esfuerzo y la concentración es mucho mayor. Por otro lado hay una preparación previa que no es de unas semanas, sino que de meses.

Lo especial que tiene la Maratón de Santiago es la gente, ver familias completas, abuelitos, jóvenes y niños, dándote apoyo y animo. Es lo mejor, realmente es una fiesta del running.

Mis expectativas para el domingo son disfrutar la carrera al máximo, desde que voy a buscar mi kit hasta que termina la maratón. Y la marca que quiero conseguir es mejorar mi tiempo del año pasado, que fue de 1 hora y 57 minutos.

 

ALEJANDRA ATRIAAlejandra Atria: “Terminar la maratón, ya me hace muy feliz”

Siempre he hecho deporte, correr hace sentirme feliz. Siempre me ha hecho sentirme bien y libre. Dedico cinco días a la semana a entrenar. Para mí un sacrificio es correr con calor o levantarme temprano los sábados y domingos durante cinco meses.

La del domingo será mi primera Maratón en Santiago y espero disfrutarla. Correr los 42k es totalmente distinto. En una maratón se desafía la voluntad del ser humano, es una carrera que se corre con las piernas, con el corazón y con mucha cabeza. Correr esa distancia es una sensación única.

Lo del domingo lo tomo como una fiesta. Ya pasó lo más duro, que fue el entrenamiento. Ahora sólo hay que concentrarse y lograr cumplir con los 42 kilómetros.

No espero conseguir alguna marca en especial.  Mi tiempo es de 4 horas y 30 minutos. Si lo logro bajar sería muy bueno. De lo contrario, terminar la maratón, ya me hace muy feliz.