Sin duda, los punteros del torneo de primera división del fútbol chileno están al debe. U. Católica, que antes de jugar su partido con Colo Colo marchaba puntera invicta, fue derrotado 1-0 por el cacique en el Monumental. Y Universidad de Chile en el Estadio Nacional, solo logró empatar 1-1 con Racing de Avellaneda, por la Copa Libertadores.
Publicado el 05.04.2018
Comparte:

Universidad Católica fue a Pedreros a disputar la séptima fecha, con la obligación de demostrar ante Colo Colo “el porqué” de su condición de puntero invicto del torneo. Eso no ocurrió, y el Cacique, con muy poco, lo derrotó por la cuenta mínima. Los cruzados “no quisieron jugar” el partido, tuvieron 45’ para, por lo menos, intentar empatar el pleito y no lo hicieron. Fue un mal partido, que no estuvo a la altura de las expectativas de un clásico. En esta oportunidad, la UC, desde el pragmatismo impuesto por su técnico San José pasó al miedo; se vio un equipo timorato y sin ideas. Es de esperar que esta haya sido solo una mala tarde para la U. Católica… claro que ocurrió justo en Semana Santa, vaya paradoja.

En el Estadio Municipal Bicentenario de la Florida, Audax Italiano (2) enfrentó a Universidad de Chile (3). Los azules alinearon con una mezcla de titulares con suplentes. Los itálicos tempranamente se pusieron en ventaja y la U. no le podía encontrar la vuelta al partido ni al pasto sintético de La Florida, hasta que a los 38’ Cristian Vilches logra el 1-1. De ahí en adelante los azules tomaron confianza y se afirmaron mejor en la cancha, logrando dos tantos más. Audax descontó a los 65’ por intermedio de Carrasco. Los últimos 20’ fueron de ida y vuelta, con peligro para ambos pórticos. Fue un encuentro muy luchado, intenso y emotivo.                                              

Por la Copa Libertadores Universidad de Chile recibió en el Estadio Nacional a Racing Club de Avellaneda, logrando los azules un mezquino empate 1-1. Los argentinos jugaron buena parte del segundo tiempo con un hombre menos por la expulsión de Diego González, y a pesar de tener un jugador más, los azules no pudieron o no supieron romper la cerrada defensa de Racing, que no parecía estar en inferioridad numérica. La intensidad del juego y el “fragor” del medio campo, fue el punto alto de un partido, que mostró destellos del talento de las figuras de ambos equipos y terminó con una igualdad con sabor a poco para los nuestros. Con este empate los dos se mantienen como punteros del Grupo 5, ahora con 4 puntos, ya que en la fecha inicial se habían impuesto a los brasileños de Cruzeiro y Vasco da Gama. Racing había vencido a los de Belo Horizonte en Avellaneda mientras que los chilenos habían dado el golpe en Río de Janeiro ante Vasco.