El domingo no me cabe duda que de no haber estado en la cancha los últimos 20 minutos, a Colo Colo le empataban el partido. En esos minutos finales el “Mago” se vistió con el overol y se puso a trabajar. Y la magia paso a segundo plano.
Publicado el 05.12.2017
Comparte:

El domingo a las 17:00 horas corté el celular para no recibir ningún llamado. Mi mujer y mis hijos se fueron a tomar té donde mi cuñada, así es que me instalé en una salita de la casa y me dispuse a ver fútbol: con el televisor oficial para ver a Colo Colo con Curicó, con otro más chico para mirar a la Universidad de Concepción frente a la Universidad de Chile y con el computador, para estar atento a lo que sucedía en La Florida, con el partido entre Audax Italiano y Unión Española.

El partido del Monumental desde el primer minuto presagiaba ser electrizante e intenso, con un Deportes Curicó, que entró a la cancha sin ningún complejo y se paró de igual a igual ante el puntero, e incluso estuvo a punto de abrir la cuenta. Mirado de reojo lo que pasaba en el Ester Roa, a los 25 minutos cae el primer gol de los azules. En la Florida, Audax Italiano y Unión Española no se hacían daño, se notaba un partido frío y calculado, en que parecía más importante no perder que ganar.

Volvemos al Monumental. Guede ya sabía que ganaba la U. por lo tanto empezaban a aparecer los fantasmas del campeonato anterior, pero que duraron hasta los 33 cuando el uruguayo Rivero pone en ventaja al cacique. Curicó sintió la estocada, pero no se desarmó ni tambaleó, tampoco perdió su línea de juego. Rebolledo, Zúñiga y Ábalos se las ingeniaban perfectamente para neutralizar al talentoso medio terreno de los albos. A los 40 minutos en Concepción, el visitante aumentaba las cifras, con gol del “duende” Gustavo Lorenzetti.

Es aquí donde aparece por primera vez en tarde del domingo la mano del famoso maestro del “suspenso, la intriga y el terror”. Me refiero al director de cine Alfred Hitchcock. Bueno dejemos de lado la intriga y el terror, puede ser mucho, pero Colo Colo al saber que la U se afianzaba ante Concepción, se distrajo y a los 42 minutos Ábalos en una jugada de gran habilidad, empareja y Colo Colo se va al descanso sabiendo que sería muy difícil levantar la copa en su casa.

Son las 18:30 horas y ya están en marcha los segundos tiempos. Los equipos arrancan, Colo Colo con 28 puntos, la U con 27 y la Unión con 25. Pero con el gol de Zaldivia y dos minutos más tarde otro cabezazo del infaltable Esteban Paredes, se tranquilizaba la familia alba. Van 3-1 arriba. Mientras tanto en el Biobío, Zacaria anota el tercer tanto para “el bulla”.

En La Florida no pasaba nada, hasta que los rojos del Santa Laura, despertaron de la siesta, a la que habían sido invitados por los itálicos. A los 68’ Pablo Aránguiz (gran promesa de la Unión y del futbol chileno) coloca en ventaja al equipo del “águila.” Este resultado por supuesto que incomodaba a los otros dos en competencia. Unión realizó algunos cambios y su triunfo parecía no peligrar, victoria que fue sellada con la anotación de José Luis Sierra, un nombre y un apellido que debían estar presentes en instancias como esta.

En el Monumental Hitchcock aparece y de su mano el suspenso. Ábalos vuelve a sorprender al meta albo y el marcador se estrecha nuevamente, coincidiendo con el cambio de Jaime Valdés (la cara que pusieron Guede y el “pajarito” lo decía todo). Esos 14 minutos finales fueron muy duros, con peligro para ambas porterías. Podía empatar Curicó o aumentar Colo Colo, no fue ni lo uno ni lo otro. Y es aquí que quiero detenerme un minuto y es precisamente en Jorge Valdivia, si el “Mago” con sus 34 años es un verdadero ejemplo de entrega, sacrificio y trabajo. Ya no es solo “el mago”, es mucho más que eso, es corajudo, distinto, con la dosis justa de arrogancia. Ha mejorado la disciplina y su estado físico. ¿Algún colocolino se imaginó que cada partido iba a durar los noventa minutos a un muy buen nivel?. Indudablemente que su talento, sacrificio y responsabilidad, contagia positivamente a los jóvenes y también a los mayores del plantel.

El domingo no me cabe duda que de no haber estado Valdivia en la cancha los últimos 20 minutos, a Colo Colo le empataban el partido. En esos minutos finales se vistió con el overol y se puso a “trabajar” el partido y la magia paso a segundo plano. Eso se llama inteligencia y talento, los descuentos casi ni se jugaron. Le hicieron más de 5 infracciones. Jorge ojalá sigas por este camino, tu familia, Colo Colo y Chile te necesitan, no te olvides que dijiste que eras un perro.

Si hacemos una metáfora con la contingencia política, diríamos que, en este torneo, Colo Colo, Unión Española y la Universidad de Chile, pasan a segunda vuelta (que en este caso sería tercera vuelta). Si hacemos lo mismo con el cine, este final del Campeonato de Transición, ni el mismísimo Alfred Hitchcock habría escrito un guion tan electrizante y de un suspenso tan increíble. Por último, como estamos a fin de año y siempre en los colegios se entregan premios: al mejor en matemáticas, al mejor compañero y el premio al esfuerzo y al trabajo. Y en este campeonato, este último premio por lejos se lo gana Jorge Valdivia, pues como el mismo dijo hace unas semanas, “somos unos perros” . Así terminó la intensa tarde de este domingo con los tres partidos disponibles para un guion de Don Alfred, que al final de la película aparece justo para entregarle el premio al “esfuerzo y al sacrificio” a don Jorge Luis Valdivia Toro.

 

Gonzalo Mingo Ortega, ex dirigente de Unión Española y de la ANFP..