Comentario: Intenso febrero deportivo

Publicado el 06.02.2018
Comparte:

Tuvimos un intenso fin de semana, que comenzó el miércoles 31 de enero con el par de insultos a la prensa y a él mismo, de Marcelo Ríos, ex número 1 del mundo, que una vez más se comportó groseramente, pero no vale la pena ahondar en el tema. En la Davis, ganamos a los ecuatorianos 3-1, resultado que es un poco engañoso, ya que el dobles y el último partido de Nicolás Jarry fueron muy duros, demasiado diría yo, pues la diferencia en el rankig ATP es muy favorable a Chile.

Después tuvimos la polémica por la realización de la carrera de la Formula E, que complicó la vida de los santiaguinos, sobre todo los que viven y trabajan por el sector de Plaza Italia. Mi abuela decía que para comer “tortilla” hay que romper huevos. Eso fue precisamente lo que hizo el intendente Orrego. Hubo damnificados, sí, pero valió la pena. Más de 150 países vieron la carrera y la “marca” Chile volvió a estar en los primeros lugares. Quizás para la próxima se podrán mejorar muchas cosas. Esta tecnología llegó para quedarse y no podemos quedar afuera de esto. Más aún, tenemos que encabezarla, tenemos los “ingredientes” principales, que son el cobre y el litio. Felicitaciones a los organizadores y a los que autorizaron este mega evento.

La primera fecha del Campeonato Nacional de Fútbol 2018, que se jugará en dos ruedas de quince fechas cada una y que terminará en diciembre si es que nada raro acontece, empezó de forma predecible y normal. Ganó Universidad Católica en su casa a un incansable Deportes Temuco, que logró transformar al debutante en el arco cruzado, Matías Dituro, en la figura del partido. Colo Colo ganó 2-1 a un Antofagasta que no estaba “dormido”, que realizó un excelente partido y que apretó al cacique durante los 90’. De hecho, de no ser por el longevo Esteban Paredes (empató al mítico Honorino Landa en el tercer lugar de los goleadores históricos del torneo de primera división), que anotó los dos tantos del triunfo albo, el empate estaba escrito. Hay que recordar que no debutaron los cuatro buenos refuerzos de los albos.

En el Estadio Nacional, en tanto, Universidad de Chile, con un marco de público cercano a los 37.000 espectadores, no pudo con la renovada Unión Española, que lo doblegó 2-1 siendo un claro vencedor. No hay caso. La “U” no levanta cabeza, pareciera que hacen un esfuerzo por jugar mal o, mejor dicho, por no jugar a nada. A los 77’ el refuerzo de los rojos, Tobías Nahuel Figueroa, batió la débil resistencia de Johnny Herrera. Esto no tendría nada de particular, una jugada de fútbol y punto, pero no, los azules no tuvieron la fuerza, ni el resto anímico, ni el carácter (como lo expresó Pinilla) para luchar. Parecían zombies dentro de la cancha. El único rescatable y que parecía que le importaba la mala actuación de los azules era David Pizarro, un ejemplo con la cara ensangrentada, luchó como nadie hasta el último minuto, pero no bastó, quedaron muchos en deuda, especialmente el “pequeño” Yeferson Soteldo.

En resumen, los que abrieron (Universidad Católica) y cerraron (San Luis) anoche, la 1° fecha fueron los únicos equipos ganadores como local, los otros seis partidos los 3 puntos se quedaron con los visitantes. Colo Colo, Unión Española, Huachipato, O’Higgins, Unión la Calera e Iquique.

Capítulo aparte fue el debut “soñado” de Alexis Sánchez ante el Huddersfield, en el histórico Old Trafford, estadio del Manchester United, muy bien apodado precisamente por Bobby Charlton como “El teatro de los sueños”. El chileno fue la figura indiscutida de la cancha, convirtiendo un gol. Los medios ingleses no escatimaron elogios para el “tocopillano”, que calificaron su actuación de “soberbia y brillante”.

No quiero dejar pasar el incidente ocurrido en el Club Hípico el último viernes en la noche. En los últimos meses he comentado del cambio que ha habido referido a la seguridad en los estadios de fútbol, cambio fundamentalmente logrado por la aplicación de la ley y las normas. Con gran estupor vi las imágenes por TV de la agresión de unos inadaptados a mi amigo, el ex futbolista de Unión Española, Ramón “Peraca” Pérez, al cual conocí cuando fui su dirigente. Esta agresión a balazos, que recibió por tratar de separar a personas que estaban en una riña, fue de una impunidad total, pues el que realizó los disparos al parecer no fue detenido hasta ahora. ¿Cómo puede ser que entren con armas a un hipódromo y salgan caminando por la puerta? ¿No será el momento de aplicar la misma ley y normas que en los estadios de futbol y crear el Plan Hipódromo Seguro? Si la suerte del “Peraca” Pérez hubiese sido otra, ya las autoridades lo estarían pensando.

* Gonzalo Mingo Ortega, ex dirigente de la ANFP y de Unión Española.