En el estadio Santa Laura se enfrentaron Unión Española (2°) y San Luis (3°). Antes del inicio del encuentro se realizó un minuto (nunca es un minuto…) de silencio por las víctimas del atentado terrorista en Barcelona. En estas ceremonias lamentablemente tampoco hay silencio, pues siempre hay una minoría inadaptada y mal educada que vocifera y canta, mientras la mayoría del público acata con respeto.
Publicado el 21.08.2017
Comparte:

Huemul de plata. Así se llama el trofeo en disputa del campeonato nacional de primera división. El huemul es el mamífero que está a la izquierda en nuestro escudo nacional y representa la razón, mientras que el cóndor representa la fuerza en el lema “Por la razón o la fuerza”. Me parece muy bien que la ANFP le haya puesto este nombre al trofeo, pues hay que hacer algo de justicia con este mamífero que no tiene la misma trascendencia que nuestra famosa ave.

Pero vamos al análisis de la cuarta fecha del campeonato nacional, que arrancó el viernes por la noche, con el deslucido pero justo triunfo de Audax Italiano por 2-1 sobre Deportes Temuco. A los sureños les costó “aclimatarse” al pasto sintético de La Florida y esto se reflejó en el control del balón e imprecisión en el juego. Tras el gol de Audax, Temuco logró el empate transitorio a los 55 minutos a través de un certero cabezazo de Matías Donoso. Faltando 10 minutos, Joe Abrigo anotó su segundo gol para el 2 a 1 final.

Santiago Wanderers y Universidad Católica se midieron en el Elías Figueroa al mediodía del sábado, donde los cruzados no pudieron vencer a los caturros que, a mediados del segundo tiempo, estaban con un hombre menos por expulsión de Gutiérrez por doble amarilla. Con más voluntad que buen juego, Wanderers empató el partido en los descuentos. Mario Salas hizo una autocrítica feroz al final del encuentro. Con este 1-1 la Católica quedó en el fondo de la tabla, penúltimo y con tres puntos. Difícil semana se le viene al “Comandante” Salas.

En el estadio Santa Laura se enfrentaron Unión Española (2°) y San Luis (3°). Antes del inicio del encuentro se realizó un minuto (nunca es un minuto…) de silencio por las víctimas del atentado terrorista en Barcelona. En estas ceremonias lamentablemente tampoco hay silencio, pues siempre hay una minoría inadaptada y mal educada que vocifera y canta, mientras la mayoría del público acata con respeto. Unión Española fue un justo vencedor, en un apretado encuentro con San Luis de Quillota, que opuso férrea resistencia en el trámite del partido. El buen desempeño del medio campo de Unión fue lo que marcó la diferencia, con un Cesar Pinares que está hace rato jugando bien y maneja los hilos en la conducción de los hispanos. Pizzi debería estar pensando en él, pues lo más probable es que Pinares vuelva al Génova de Italia.

En el norte, Antofagasta venció 2-1 a Palestino, gracias a un error del árbitro Christian Rojas, que anuló un gol legítimo por insinuación del juez de línea, que vio una falta de Roberto Gutiérrez sobre el arquero Garcés. El encuentro fue parejo y el empate era lo más justo. Los tricolores terminaron el encuentro con nueve hombres.

Colo Colo, en un mediocre partido, fue derrotado 1-2 en su casa por Universidad de Concepción. Los albos no pudieron resolver el puzzle estratégico de los penquistas. Valdivia, Fernández, Valdés y Rivero fueron verdaderos fantasmas, nunca se encontraron y jugaron lejos unos de otros. Al final, la U de Conce fue un legítimo vencedor. Hay que señalar que a los 24’ del segundo tiempo fue expulsado Berríos, terminando los del Campanil con 10 jugadores. Si los albos no reaccionan luego, se les pone negro el panorama, con vista al clásico con la U la próxima semana.

Curicó derroto a domicilio a Iquique por la cuenta mínima. Los celestes tenían el control del partido y era cosa de esperar que el gol llegara. Pero no fue así. Cuando en la segunda mitad quisieron apretar, vino un penal para Curicó que convirtió Rebolledo y, de ahí en más, vino la desesperación. Jaime Vera, su técnico, al final del encuentro expresó su preocupación por no poder ganar en casa. Muy meritorio lo de Curicó.

Everton empató con O’Higgins en el Sausalito, dejando escapar de esta manera a Unión Española en solitario al tope de la tabla. El 1-1 fue un justo resultado, pues ambos equipos prefirieron no perder, a buscar como fuera el triunfo. El debutante técnico del “capo de provincias”, Gabriel Milito, mantuvo la premisa de “técnico nuevo no pierde”, pero a veces tampoco gana…

37.000 espectadores asistieron al último partido de la fecha, en el que Universidad de Chile derrotó a Huachipato 3-2 en un trabajado encuentro. Los primeros 45’ fueron extraños, los azules tenían dominado el partido. Con 2-0 arriba, los acereros tuvieron algunas oportunidades, pero no concretaron, y faltando 3’ para finalizar el primer tiempo, lograron los dos goles que le dieron el empate transitorio. En la hípica, hay una máxima que dice “caballo alcanzado, es caballo pasado” y la U sabía esto. Su técnico Guillermo Hoyos tomó las precauciones y a los 10’ de la segunda etapa hizo ingresar a David Pizarro, quien se adueñó del medio campo azul. Con esto logró subir su rendimiento Lorenzetti, quien hasta entonces andaba perdido en el medio campo. Faltando 15’ para el término del encuentro, una genialidad de Pizarro, que a sus 37 años eludió en velocidad a cuatro adversarios concretando un gol de fantasía, digno de un fantasista. Un justo premio para un jugador ejemplar.

 

* Gonzalo Mingo, ex dirigente de Unión Española y de la ANFP.