Ángel Botto sobre el partido Perú-Colombia: “Hubo arreglo entre los jugadores, pero en estos casos siempre la FIFA ha pasado la vista por el lado”

El abogado, que durante 22 años encabezó el Tribunal de Disciplina de la ANFP, cree que es muy difícil que el máximo organismo del fútbol investigue un supuesto acuerdo entre peruanos y colombianos para asegurar el empate, pese a que existe una norma clara al respecto: "Siendo purista podría investigarse, pero creo que la FIFA tendría un...
El abogado, que durante 22 años encabezó el Tribunal de Disciplina de la ANFP, cree que es muy difícil que el máximo organismo del fútbol investigue un supuesto acuerdo entre peruanos y colombianos para asegurar el empate, pese a que existe una norma clara al respecto: "Siendo purista podría investigarse, pero creo que la FIFA tendría un serio problema de pruebas y por eso no lo va a hacer".
Publicado el 13.10.2017
Comparte:

Pese a que el vicepresidente de la ANFP, Andrés Fazio, aseguró que Chile “no tomará ninguna medida contra Perú y Colombia” y que “sería algo absurdo presentar un reclamo ante la FIFA”, la polémica por el supuesto “arreglo” del resultado en los minutos finales del duelo entre incaicos y cafeteros, aún no ha terminado.  El tribunal de disciplina del máximo organismo del fútbol mundial podría abrir una investigación sin necesidad de que exista una denuncia de alguna de las federaciones afectadas, instancia legal que se conoce como “actuar de oficio”.

La polémica surgió luego que se difundiera un video donde supuestamente el colombiano Radamel Falcao le decía a varios jugadores peruanos que no atacaran más, ya que el empate a ambos equipos le servía. El caso tomó más fuerza luego que el peruano Renato Tapia reconociera que, sobre el final del encuentro, ambos equipos arreglaron sobre el campo de juego un resultado que finalmente favoreció a ambas selecciones: Colombia clasificó al Mundial y Perú jugará el repechaje frente a Nueva Zelanda.

“Hablé con Falcao y me dijo que estábamos los dos adentro, pero esto es fútbol y siempre queremos salir a ganar y estamos felices por eso“, reconoció el jugador de Feyenoord. “Estábamos enfocados en el juego y en los últimos cinco minutos los colombianos se nos acercaron. Sabían cuál era la situación en los otros campos, así que se manejó el partido como se tuvo que manejar”, añadió.

Aquí en Chile la ANFP cerró el tema, pero dejó abierta la puerta a que la FIFA investigue esta supuesta irregularidad. Más convincente resultó ser Iván Zamorano, quien aseguró que el órgano rector del fútbol “debe llegar hasta las últimas consecuencias para esclarecer lo sucedido”.

El Código de Disciplina de la FIFA es claro al respecto. En su artículo 69 señala que “el que intente influir en el resultado de un partido contraviniendo los principios de la ética deportiva será sancionado con la suspensión por partidos o la prohibición de ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol y una multa en cuantía no inferior a 15 mil francos suizos”. Además, en su inciso segundo también establece una sanción a la federación a la cual pertenece el jugador: “en caso de influir ilícitamente en el resultado de un partido a través de un jugador o un oficial, tal como se menciona en el apartado 1, se podrá imponer una multa al club o a la asociación a la que pertenezca el jugador o el oficial. En los casos graves se podrá sancionar al infractor con la exclusión de una competición, el descenso a una categoría inferior, la sustracción de puntos y la devolución de premios”.

Según los entendidos en materias disciplinarias en el fútbol, situaciones como las que ocurrieron el martes pasado en el Estadio Nacional de Lima, son habituales en este deporte pero que además son muy difíciles de comprobar. Así lo asegura a “El Líbero” el abogado Ángel Botto (en la foto), presidente del Tribunal de Disciplina de la ANFP, desde 1993 hasta el año 2015.

– ¿Qué posibilidades reales existen para que la FIFA actúe de oficio y abra una investigación sobre lo sucedido en Lima?

– Siempre va a existir la posibilidad real, porque la infracción está tipificada en el código disciplinario y además el tribunal de la FIFA tiene la facultad de actuar de oficio. Ahora, mi opinión es que este es un tema recurrente en situaciones similares y siempre la FIFA ha pasado la vista por el lado. Esto no significa que ahora no lo haga, pero es algo que siempre ocurre.

Por otro lado, a mí como hincha del fútbol, no me gustaría que Chile clasificara al Mundial bajo esta circunstancia. Porque Chile no tuvo la capacidad futbolística ni institucional de poder clasificar. Y si yo fuera dirigente del fútbol chileno, ni siquiera habría declarado que va a dejar actuar a la FIFA. No me parece conducente ni me parece apropiado de un directorio que se tome esto en serio. Lo digo porque las federaciones van a seguir conviviendo en distintas competencias. Desde el punto de vista valórico y ético, no se puede pretender ni siquiera que la FIFA actúe de oficio.

– ¿Existe algún antecedente similar en que la FIFA haya sancionado quitando los puntos a algún equipos?

– Yo no recuerdo sanciones de este tipo de la FIFA, ni tampoco a nivel nacional. Pero debo decir que ha ocurrido que los jugadores de dos equipos “se arreglan” dentro de la cancha, cuando un resultado les favorece a ambos. Y el caso del partido del martes entre Perú y Colombia, yo creo que hubo arreglo entre los jugadores, pero insisto, en estos casos siempre la FIFA ha pasado la vista por el lado.

Me cuesta creer, por ejemplo, que el arquero colombiano David Ospina, con su experiencia, haya manoteado el balón luego del tiro libre de Paolo Guerrero, que el árbitro había cobrado como indirecto. Es muy sospechoso. Porque si Ospina se queda parado, ese gol no era válido. Es evidente que ahí hubo un acuerdo. Que le hagan ese gol a un arquero amateur, pasa. Pero a Ospina, que es el arquero del Arsenal, que no sepa las reglas, es raro.

– ¿Por qué le convenía a Ospina que Perú empatara el partido?

– Porque así los peruanos no iban a seguir atacando, porque quedaban varios minutos.  Eso en el fútbol se llama “pacto de no agresión”. Pero que eso pueda probarse, lo veo muy complejo.

– Sabemos que la FIFA ha sido más dura últimamente en casos que atentan contra la integridad deportiva en los partidos. Por lo mismo, ¿no cree que debiera investigar esta situación?

– Yo creo que a la FIFA en este caso le costaría mucho llegar a acreditar de que hubo una irregularidad, como para sancionar a ambas federaciones.

– ¿Incluso si existe la prueba de que un jugador haya declarado que sí hubo un arreglo en los últimos minutos del partido para no hacerse daño porque el empate le servía a ambos equipos?

– Tampoco. Siendo purista, podría investigarse. Pero creo que la FIFA tendría un serio problema de pruebas y por eso no lo va a hacer. El problema es el de la valoración de las pruebas, porque pueden aparecer los otros jugadores peruanos diciendo que a ellos nunca se les acercaron los jugadores colombianos. Y los colombianos también lo van a negar. Y qué se puede hacer contra eso.

– Y el árbitro, ¿no lo debió haber incluido en el informe?

– No creo. Que los jugadores no quieran seguir jugando, seguir atacando, no es problema del árbitro. Ahora, de que hubo un acuerdo entre los jugadores peruanos y colombianos yo creo que sí lo hubo. Pero una cosa es lo que uno cree, y otra cosa es que se pueda probar. El tribunal disciplinario de la FIFA tiene una amplia competencia. Y si se le ocurre sancionar y tiene los antecedentes, lo puede hacer. Pero para actuar de oficio, un tribunal tiene que tener muchos antecedentes que le permitan a lo menos  tener presunciones graves de que hubo un hecho irregular. Y yo personalmente no veo esos antecedentes en este partido.