"El contrato dice que habrá indemnización, salvo que ocurra alguna de las causales contempladas en la ley laboral, que en este caso fue la renuncia del trabajador en los plazos legales", asegura el asesor legal del ex ayudante de Sampaoli.
Publicado el 16.12.2015
Comparte:


En el consejo de presidentes de la ANFP de este jueves, el directorio saliente expondrá con detalles la situación contractual de Sebastián Beccacece, quien presentó su renuncia como ayudante técnico de Jorge Sampaoli el 18 de noviembre, pero que todavía no puede hacer efectiva.

La comisión asesora que investiga todos los contratos firmados por Sergio Jadue, puso especial atención en este asunto, ya que en el vínculo de Beccacece con la ANFP existe una cláusula de salida por la cual una de las partes deberá pagar una indemnización a la otra, si pone fin al contrato de forma anticipada. En el caso del argentino, la indemnización que debería pagar corresponde a alrededor de dos millones de dólares, dinero que a su juicio  y de acuerdo a sus argumentos jurídicos, no está obligado a cancelar.

El conflicto está lejos de solucionarse y los tiempos se están agotando. Este viernes, el ex ayudante de Sampaoli debería firmar un contrato con su nuevo empleador, el club Universidad de Chile, donde pretende iniciar su carrera como entrenador titular. Sin embargo, todo depende de lo que se resuelva en el Consejo del jueves, donde además se conocerán los argumentos legales del rosarino.

FERNANDO BAREDESEl abogado de Sebastián Beccacece, el también argentino Fernando Baredes (en la foto) está muy confiado en que el directorio y el consejo de presidentes recapacitará y finalmente dejará partir a su representado de manera “libre”, sin previo pago de una indemnización. “Yo apelo al buen criterio de la ANFP, ya que esta es una batalla que no tiene razón de ser”, señala a “El Líbero” el representante del principal escudero de Sampaoli.

Baredes, que se dedica a la representación legal de jugadores y deportistas en general, y que también maneja ciertos contratos del técnico de la selección chilena, fundamenta su defensa en un postulado primordial: “un contrato deportivo, cuando se incorpora la ley local, se acoge a la ley local”.

– ¿Y por qué se aplica este postulado en el caso de Beccacece? 

– Porque cuando la ANFP redactó la extensión del contrato del cuerpo técnico de la Selección Chilena,  el 1 de agosto de 2014, se incorporó un inciso en el tercer artículo que señala que frente a un término anticipado del vínculo, las partes se deben indemnizar mutuamente, salvo que existan algunas de las causales previstas en los artículos 159 y 160 del Código del Trabajo. Esta cláusula fue incorporada por la propia Federación de Fútbol de Chile y no por nosotros.

Está muy claro. El artículo 159 de la ley laboral chilena señala que el contrato de trabajo terminará por varias causales y la segunda de estas es “la renuncia del trabajador, dando aviso a su empleador con 30 días de anticipación, a lo menos”. Y así fue como ocurrió. Sebastián Beccacece envió una carta a la ANFP el 18 de noviembre, informando de su renuncia como ayudante técnico de Sampaoli. Y al haber estado incorporado este inciso en el contrato de Beccacece,  le permite al técnico renunciar cuando quiera”.

Además, para mayor abundamiento, los estatutos de la FIFA dicen que todas las normas no pueden contradecir el derecho de cada uno de los países en que se rigen. Si hay una norma que confronta la otra -como ocurre este caso-, rige la ley del derecho público, que en estas circunstancias es el Código del Trabajo de Chile.

– Y si hubiese sido al revés, si la ANFP hubiese despedido a Beccacece ¿Podría haber cobrado el dinero de la cláusula?

– Yo entiendo que la ley en estos casos, mayoritariamente está del lado del trabajador. La legislación no le da al empleador la facultad de terminar el contrato, como sí se la da al trabajador. Lógicamente, si ocurren las causales de despido, contenidas en el artículo 160 del Código del Trabajo, se le puede echar sin pagarle indemnización. Pero en el caso del trabajador, no tiene que haber una causa para poner fin al vínculo con su empleador. Además, la doctrina más amplia de la ley chilena habla de que incluso cuando el empleado no notifica de su renuncia, no es impedimento para que no termine su contrato.

– ¿Se ha reunido con el directorio de la ANFP para intentar solucionar esta situación antes del viernes?

– Aún no. En todo caso, les enviamos una carta dando a conocer nuestros argumentos y la relación de los hechos con respecto a la renuncia de Beccacece, quien además le informó previamente a Sergio Jadue que quería dejar la Selección Chilena. Y el propio ex presidente de la ANFP, luego de la Copa América, le dijo a Sebastián “ándate tranquilo”. Y la gente que estaba con  Jadue lo sabía.

– Pero esa fue una promesa verbal, y en derecho lo que cuenta son los contratos por escrito.

– Pero ojo que los contratos pueden ser verbales o escritos y sus modificaciones, también. Sebastián podrá citar a los dos o tres testigos que habían cuando se reunió con Jadue sobre este tema,  y ellos acreditarán lo que el ex presidente le prometió.

– Uno de esos testigos entiendo que es Jorge Sampaoli.

– Así es y es por eso que Jorge en estos momentos está muy molesto. Porque él lo escuchó de la boca del presidente, no lo inventó Sampaoli. Eso es lo que hoy tiene mal al entrenador, ya que él estaba empujando para que Sebastián comenzara su carrera como técnico.

Yo tengo muy claro cuáles son nuestros argumentos legales, tanto de hecho como de derecho, para considerar que la ANFP tiene que dejar partir a Beccacece. Si él no quiere seguir trabajando más ahí, lo tienen que dejar ir. Si ya se acabó hace mucho tiempo la esclavitud, la misma Constitución chilena dice que no existe.