Sergio Bitar, Edmundo Pérez Yoma y Carlos Correa -ex autoridades del primer o segundo gobierno de la Mandataria- fueron convocados por “El Líbero” para participar en una cena de fin de año y analizar en conjunto las razones del complejo 2015 que vivió la Presidenta.
Publicado el 31.12.2015
Comparte:


“Este es el peor año de mis mandatos” dijo el martes pasado la Presidenta Michelle Bachelet al diario Publimetro.

Algunos días antes, “El Líbero” había invitado al ex ministro de Obras Públicas del primer gobierno de Bachelet, Sergio Bitar (PPD); al ex ministro del Interior del mismo mandato, Edmundo Pérez Yoma (DC); y al ex director (s) de la Secretaría de Comunicaciones (Secom) de la actual administración, Carlos Correa a una cena donde ellos libremente pudieron analizar las razones de este complejo año 2015 de la Mandataria.

El Bar Nacional” -ubicado en El Bosque Norte 40- fue el lugar en que los tres personeros fueron registrados por “El Líbero”, gracias al apoyo técnico de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad del Desarrollo (UDD).

El difícil año del segundo mandato de la Presidenta

“Este es el año en que mostramos la hilacha”, así de tajante es Edmundo Pérez Yoma al dar su primera impresión de lo que fue este 2015. Y su pensamiento no es tan alejado al de los otros invitados.

De hecho, Sergio Bitar plantea que al mirar la caída que tuvo la Presidenta en las encuestas, se puede notar que las causas de ésta han sido diversas; desde los profundos cambios sociales que se viven en la sociedad chilena, pasando por las reformas, los desastres naturales, hasta los casos de probidad. “¿Hay un factor que lo explique todo?”, se pregunta el ex ministro del MOP del primer gobierno de Bachelet, y solo responde que no.

Pero Carlos Correa, quien fue director (s) de la Secom de la actual administración defiende en parte al gobierno y explica que siempre se supo que una de las consecuencias de las reformas era la pérdida de puntos en los sondeos. “Obviamente la reforma educacional iba a ser polémica y siento que el cálculo del gobierno era pasar dos años con dificultad y después ir cosechando… Pero creo que lo inesperado, el cisne negro, es el caso Caval”, explica.

Caso Caval: El cisne negro de Michelle Bachelet

Carlos Correa era parte de la Secom cuando estalló el caso Caval. Según relata, en febrero de 2015 se fueron tranquilos de vacaciones en La Moneda; sin embargo, cuando estalló el escándalo político protagonizado por la nuera de la Presidenta, Natalia Compagnon, y su hijo mayor, Sebastián Dávalos, “nadie podía imaginarse el impacto que iba a tener, ni tampoco qué iba a pasar”.

A lo anterior se suma que, según Correa, quien participó en la campaña de Bachelet, la Nueva Mayoría (NM) se formó en torno a la figura de la Jefa de Estado. “El libro ideológico de la NM tiene un solo capítulo y se llama ‘somos una coalición conformada al alero de Michelle Bachelet’”, explica.

Pérez Yoma concuerda con el análisis de Correa de que Caval es un cisne negro, pero a su juicio el gobierno ya venía en un proceso de declinación. “Ese proceso viene mucho por el tema de haberse planteado como un gobierno refundacional y no a lo que estábamos acostumbrados en general los chilenos, que eran gobiernos más o menos reformistas y que éramos capaces de ir construyendo sobre lo que habíamos hecho y haciéndolo bien”, indica.

La “retroexcavadora” planteada por el senador Jaime Quintana refleja, a juicio del ex titular de Interior, gran parte del espíritu del gobierno. “Además de haberse planteado que había que barrer con todo lo que se había hecho y que había que partir de cero; lo que se empezó, las cosas que empezaron a salir del gobierno eran cosas mal hechas. Aquí hay una falla de gestión majestuosa. Yo pocas veces había visto proyectos de ley tan mal hechos… Y, por otro lado, el tema Caval minó los atributos personales de la Presidenta”, comenta.

Las cuestionadas reformas impulsadas por el gobierno

“La reforma tributaria al final salió un elefante con cuello de jirafa, que rebuznaba como burro y que parecía gato”, dice Correa. Es que según él, el ex ministro de Hacienda Alberto Arenas nunca quiso arreglar la reforma, lo que refleja parte de los problemas que se vivieron tanto en la reforma tributaria como en la educacional.

En ese sentido, Sergio Bitar cree que “la reforma más compleja y menos exitosa es la de educación… Ahora, mi impresión es que sólo en la parte del financiamiento de la educación superior es donde va a haber más debate, en el resto, en cómo se haga una Agencia de Calidad, una Superintendencia de la Educación Técnica, las mismas universidades del Estado, va a haber una discusión más seria porque es clave, es el corazón del futuro de Chile”.

Lo que le preocupa a Pérez Yoma es que la reforma educacional no es la que él se imaginaba. “Pensaba que se iba a partir en la parvularia, mejorar la educación pública, que los colegios públicos fueran de excelencia, y de ahí hiciéramos generaciones de muchachos que pudieran llegar a la universidad y que ésta no tuviera que empezar a armarlos de nuevo… No, empezamos como al revés. Partimos por arriba, porque los grupos de presión están arriba”, agrega.

El futuro del segundo período del mandato de Michelle Bachelet

Respecto al futuro que le depara al gobierno, Bitar es enfático en señalar que “esto se complica o se sale para adelante”. Para aquello el ex ministro cree que “el gobierno debiera parar un rato ahora, juntar a su mejor gente y decir ‘hagamos un balance de los primeros años y rediseñemos los dos segundos’. Mismo ejercicio que tiene que hacer la Nueva Mayoría, decir ‘vamos a apoyar al gobierno para que le vaya bien en la segunda parte, pero nosotros somos los que tenemos que pensar más allá del 2017, no el gobierno’ y eso no lo estamos haciendo”.

Además, a su juicio se deben reconocer los errores, por ejemplo, ver cómo se hacen las reformas, pues según él este problema se gatilló desde el Transantiago. “Ahí se perdió la capacidad que hacía de Chile y de su coalición un ejemplo internacional de apuntar en una dirección estratégica y tener capacidad de ejecutar. La capacidad técnico-política era de alto nivel. Eso se ha venido debilitando”, explica. El militante PPD cree que la confianza se irá reinstalando poco a poco y que incluso debieran haber signos de cierta recuperación económica.

Por último, Correa concuerda en que el gobierno “debe parar la moto y debe decir ‘cabros, pongámonos un poquito más serios, no nos volvamos locos…”. Sin embargo, agrega que lo que el gobierno no puede sacrificar y es la razón por la que llegó la Mandataria a La Moneda es “dejar instalada la gratuidad”.

 

VIDEO: EL LÍBERO

FOTO: EL LÍBERO